DIRECTORIO ELECTRÓNICO DE GUATEMALA -

QUIÉNES SOMOS | ANÚNCIESE | CONTÁCTENOS  

guatemala
Uniendo a los chapines del mundo

  ¿QUÉ BUSCAS HOY?

USUARIOS ACTIVOS:

ARTE Y CULTURA »  Actualidad  ∙  Artesanía  ∙  Cultura  ∙  Cine Cultural  ∙  Danza  ∙  Escultura  ∙  Exposiciones  ∙  Fiestas Patronales  ∙  Fotografía  ∙  Literatura  ∙  Museos  ∙  Música  ∙  Personajes  ∙  Pintura  ∙  Platillos y Bebidas  ∙  Tradiciones  ∙  Vestimenta  ∙  Foro de Arte y Cultura

   
Arte y Cultura > Actualidad  

El arte popular y las culturas tradicionales
18 Feb, 2011 - 08:38:43
En el marco del VIII Congreso Centroamericano de Antropología, que se realizará del 21 al 25 de febrero, en Tegucigalpa, Honduras, se presentarán ponencias de gran interés escritas por reconocidos antropólogos guatemaltecos. Entre los temas que presentan los connacionales destacan...

             

 

 

El arte popular y las culturas tradicionales

Por: Edgar Alberto Quiñónez

En el marco del VIII Congreso Centroamericano de Antropología, que se realizará del 21 al 25 de febrero, en Tegucigalpa, Honduras, se presentarán ponencias de gran interés escritas por reconocidos antropólogos guatemaltecos.

Entre los temas que presentan los connacionales destacan el arte popular y las culturas tradicionales, por Carlos René García Escobar, la deportación de mujeres migrantes indocumentadas, por Lesbia Ortiz Martínez, y el estado teórico y académico de la docencia antropológica en Guatemala, por Isabel Rodas.

García Escobar, antropólogo y miembro de la Red Centroamericana de Antropología, presenta un desarrollo histórico preliminar de las definiciones que los estudiosos han construido en torno a los conceptos de arte, artesanías, industrias artísticas, popular, tradicional y folclor en Latinoamérica. Esto, con el objeto de introducir la manera como las auténticas expresiones de arte popular y tradicional en Centro América se transformaron en innovadas expresiones de diseños y producción masiva.

Esta nueva producción de arte popular centroamericano se enmarca dentro de una producción globalizada en una economía neoliberal que las ha convertido en industrias populares que responden al consumo turístico masivo que abreva en México, Centro América y Panamá.

Los visitantes buscan productos artesanales que respondan a identidades locales, entendida esta localidad en el marco de la región centroamericana, que en este sentido abarca una región territorial que sobrepasa las cinco naciones del Istmo y se extiende hacia sus fronteras con México, Panamá y Belice. En este sentido, los mercados artesanales centroamericanos se han especializado en ofrecer la producción artesanal del área al globalizar los diseños correspondientes a cada nación.

Pero la mejor manera de comprender esta nueva dinámica de presentación es investigar y reconocer los diseños auténticos tradicionales del arte popular, sin olvidar nunca la labor silenciosa, meritoria y necesaria de sobrevivencia de sus productores más auténticos y tradicionales, los artistas y artesanos populares, destaca García Escobar.

La primera reunión técnica de artesanías y artes populares, celebrada en México en 1973, aprobó la Carta Interamericana de las Artesanías y el Arte Popular, que dejó este saldo conceptual:

El arte popular es el conjunto de obras plásticas y de otra naturaleza, tradicionales, funcionalmente satisfactorias y útiles, elaboradas por un pueblo o una cultura local o regional para satisfacer las necesidades materiales y espirituales de sus componentes humanos, muchas de cuyas artesanías existen desde hace varias generaciones y han creado un conjunto de experiencias artísticas y técnicas que las caracterizan y dan personalidad.

La artesanía, en su sentido más amplio, es el trabajo hecho a mano o con preeminencia del trabajo manual cuando interviene la máquina. En el momento en que la máquina prevalece, se sale del marco artesanal y se entra en la esfera industrial.

Ante las divergencias de criterio surgidas a partir de las anteriores definiciones, el filósofo italiano Antonio Gramsci agrega las siguientes observaciones: “Lo propio del artesano es trabajar él mismo, con sus manos, en su arte u oficio.

Que de él dependan cinco o 10 personas no cambia su carácter de artesano, lo que de inmediato lo distingue del industrial. Pero esta definición es también imprecisa, debido a que el artesano no siempre trabaja personalmente, sino dirige el trabajo de un taller. Por tanto, la definición debería buscarse en el modo de producción y de trabajo”.

Roberto Díaz Castillo, en su trabajo Cultura popular y clases sociales, esclarece estas ideas de la manera siguiente: “Las artes populares son expresiones culturales de carácter plástico, dotadas de atributos estéticos, cuyas raíces se hunden en el pasado y cuya actualidad se explica en virtud de la función que cumplen dentro de la comunidad que las genera.

El arte popular es una actividad individual llevada a cabo en el seno de la familia, por lo general en forma complementaria de las labores de subsistencia. El arte popular es un oficio manual, personal y doméstico. Se aprende en casa sin más guía que el ejemplo de los mayores y se produce en aquellos lugares en que es fácil el acceso a las fuentes de materias primas. Por la índole personal de su elaboración, sus productos son cuantitativamente limitados, circunscritos al mercado local”.

Además, prosigue Díaz Castillo, “las artesanías populares, que también forman parte de la cultura material, no siempre tienen atributos estéticos. Difieren de las artes populares en que se producen en el taller colectivo, organizado jerárquicamente (maestros, oficiales, aprendices).

En donde la división del trabajo y la presencia del salario constituyen rasgos económico-sociales característicos. En términos muy simples, la distinción entre artes y artesanías populares se funda en que las primeras son una actividad individual y manual, mientras que las segundas implican división del trabajo y uso de herramientas, por rudimentarias que estas sean”.

Por supuesto que este marco conceptual nos lleva de inmediato al análisis sociológico y antropológico, lo que a su vez nos conduce a las teorías elaboradas por los expertos a lo largo del siglo pasado. “Es aún vigente la luz que nos ofrecen el materialismo histórico-dialéctico y la antropología general, bajo los cuales continuamos presentando un marco analítico y más amplio”, expone García Escobar en su ponencia.

Punto de vista
En primer término, define García Escobar, “he de decir que desde los años setenta del siglo pasado hemos concebido en el Centro de Estudios Folclóricos de la Universidad de San Carlos de Guatemala a las culturas populares como una instancia sociocultural que procede de y pertenece a los estratos colectivos que en la sociedad guatemalteca corresponden a aquellos desprovistos de la propiedad de los medios de producción. 

Que se encuentran en situaciones difíciles de desarrollo de sus posibilidades económicas, educativas, sociales, políticas y culturales, no obstante ser quienes producen por sus condiciones histórico-sociales, una cultura propia, de orden contestatario, generalmente de resistencia, opuesta a aquella producida y perteneciente a los sectores acomodados de esta misma sociedad”.

En un segundo término y, de acuerdo con la antropología pre-posmoderna, con el objeto de comprender y aprehender el fenómeno cultural que significan las culturas populares como una realidad total, concreta y objetiva en el marco de sus procesos de origen y desarrollo histórico-social, económicos y políticos, las deslindamos en tres grandes aspectos que constituyen esta realidad.

La nueva dinámica de presentación
Ciertos analistas extranjeros y nacionales indican que las artesanías –y con ellas también las culturas populares tradicionales– están desapareciendo en Guatemala. Se trata de una sensación que se percibe al fragor de las nuevas tendencias de la globalización económica y cultural que propende con efectividad el neoliberalismo político internacional en todos los países del mundo.

Los medios de comunicación de masas internacionales y nacionales hacen eco perfecto de esta mundialización del consumo cultural. Las ventajas que se obtienen de tal mundialización son evidentes por cuanto todo ciudadano ya tiene la capacidad de enterarse de lo que culturalmente y en muchos sentidos de la vida sucede todos los días en distintas esferas geográficas del planeta, aunque la información aparezca permeada por los intereses tanto de sectores estatales y privados como de los mismos medios informativos, asunto que el receptor común desconoce.

Lo dicho hasta aquí sirve como premisa para constatar que son precisamente estas circunstancias las que conducen a los grupos de artesanos de tan distintas áreas geográficas a producir diseños semejantes con el objeto lucrativo de vender más y mejor. Esto quiere decir que los gustos turísticos y por lo tanto internacionales permean la producción artesanal en aras de satisfacer el consumo nacional e internacional.

Al hablar de artesanías, García indica que “debemos referirnos a sus diseños especialmente. Si bien es cierto que la tecnología contemporánea las está sustituyendo por enseres plásticos y maquinaria industrial, los productos artesanales en sí aún son objeto de consumo doméstico en numerosas regiones de la Tierra y por lo tanto no están desapareciendo del todo.

Lo que se está transformando como producto de la globalización económica y cultural son sus diseños, por cuanto estos son objeto de imitación por muchos productores y comerciantes debido a los gustos del mercado internacional del consumo. Y, al hablar de diseños, nos referimos propiamente a la esencia cultural”.

También pulula en los distintos ambientes de la sociedad guatemalteca la percepción equivocada de que las culturas populares tradicionales (los sectores dominantes todavía las reconocen como folclor) también están desapareciendo. La observación detenida y experimentada nos hace afirmar lo falso de tales percepciones.

Si bien es cierto que la globalización se ha entronizado plenamente, también es cierto que esto ha sido hasta ahora en cuanto a las formas de las expresiones culturales, no así en lo esencial. De esta suerte, las culturas populares se han transformado en dos vertientes: las culturas populares permeadas por la modernidad y la globalización, y las culturas tradicionales que preservan sus esencias ancestrales en un choque de fuerza desigual frente a la tecnología moderna contemporánea apabullante.

El arte popular circunscrito a las danzas y el teatro, la música vernácula, el arte plástico, las artesanías y la oralidad literaria adolecen de estos avatares, aunque se resisten por su presencia tradicional y continúan conformando las identidades culturales de cuño ancestral. Asunto que solo el ojo clínico de los científicos sociales expertos en estas materias logran detectar.

Publicado por: Axel Natareno

Fuente: dca.gob.gt

 

comments powered by Disqus

         

Ultimas publicaciones en: Actualidad
Oportunidad de estudiar en España
El Arte se Instala en la Calle
Hoy, obra biográfica en el Centro Cultural de España
Despedida a Vicente Leñero, otro grande del arte latinoamericano
¿Felices por siempre?
Punto y Coma; abrirá sus puertas mañana
Arte para el café con Café Barista y Fundación Juannio
Concurso de cortometrajes
Festival conmemora centenario de Alaíde Foppa
Organización Mundo Maya celebrará cumbre en Guatemala
La poesía cobrará vida
La hora iluminada en el Reloj de Flores
Correos y Telégrafos presenta nuevos sellos navideños
Garífunas celebran 213 años de baile y cultura
Formación para periodistas en conferencia de Diego Fonseca
 

 

INICIO | CANALES | NEGOCIOS | NOTICIAS | FOROS | CHAT | SMS | COMUNIDAD | GALERIAS | EMPLEOS | HOROSCOPO | AGENDA | CONTACTO
Enlaces de interés:
Chat Guatemala     Seccion Amarilla - Guatemala     Medicina Alternativa     PNUD Guatemala     Clasificados Guatemala     Hospital Roosevelt Guatemala     Hospital San Juan de Dios Guatemala     Medical news and advice
Directorio Comercial:
 

 


Copyright © deguate.com - Todos los derechos reservados

Guatemala

     

Correspondencia, sugerencias, informaciones a: info@deguate.com 
deGUATE.com no está afiliado al Gobierno de Guatemala, es una entidad comercial.