Guatemala, Deguate.com Publicidad      Contacto     Usuarios Activos: 


ESPIRITUALIDAD

¿Qué buscas hoy?

Artículos
Eventos
Iglesias y Catedrales
Imagenes Sagradas
Mensajes y Prédicas
Milagros
Ministerios
Música y Alabanza
Oraciones
Procesiones
Religiones
Salmos
Santoral
Testimonios
Tradiciones
Foros
  Espiritualidad > Mensajes y predicas

La Castidad Exigencia Bautismal

No sólo las riquezas son abrojos que sofocan la semilla de la palabra de Dios y de su gracia, sino también, como Cristo mismo lo ha explicado, “los placeres de la vida” (Lc 8, 14). Igual que el apego a los bienes terrenos, la búsqueda desordenada de los placeres carnales sofoca la semilla preciosa de la vocación cristiana...

 
 




La Castidad Exigencia Bautismal

Publicado el 27 May, 2013 - 17:33:08 - Ultima actualización: 07 Jun, 2013 - 19:49:39

No sólo las riquezas son abrojos que sofocan la semilla de la palabra de Dios y de su gracia, sino también, como Cristo mismo lo ha explicado, “los placeres de la vida” (Lc 8, 14). Igual que el apego a los bienes terrenos, la búsqueda desordenada de los placeres carnales sofoca la semilla preciosa de la vocación cristiana...

Comentarios Comentarios

http://www.deguate.com.gt/artman/uploads/27/riquezas1.gifNo sólo las riquezas son abrojos que sofocan la semilla de la palabra de Dios y de su gracia, sino también, como Cristo mismo lo ha explicado, “los placeres de la vida” (Lc 8, 14). Igual que el apego a los bienes terrenos, la búsqueda desordenada de los placeres carnales sofoca la semilla preciosa de la vocación cristiana, hace al hombre sordo a la palabra de Dios y aparta de su servicio. Al paso que la gracia bautismal libra al hombre de la esclavitud de Satanás y lo convierte en morada del Espíritu Santo, el pecado impuro produce el efecto contrario y arroja a Dios del cristiano ya consagrado templo suyo. “¿No sabéis que vuestro cuerpo es santuario del Espíritu Santo, que está en vosotros y que habéis recibido de Dios, y que no os pertenecéis? ¡Habéis sido comprados a buen precio! Glorificad por tanto a Dios en vuestro cuerpo” (1 Cr 6, 19-20). Todo el hombre, redimido por la sangre de Cristo, está regenerado en él por el bautismo; por eso también el cuerpo queda santificado y debe servir a la gloria de Dios, debe ser puro y signo del que ha dicho: “Sed santos, porque yo soy santo” (Lv 11, 45). La impureza, por el contrario, profana el cuerpo, templo del Señor, y hace de los miembros de Cristo “miembros de meretriz” (1 Cr. 6, 15).
 
http://www.deguate.com.gt/artman/uploads/27/riquezas3.gif“Hermanos, habéis sido llamados a la libertad –exclama San Pablo–. Sólo que no toméis de esa libertad pretexto para la carne” (Gl 5, 13). El bautismo, emancipando al hombre de la esclavitud de los sentidos, le ha dado, mediante la gracia, la capacidad de ser dueño de su cuerpo y de sus instintos, para vivir así en la libertad de los hijos de Dios. Pero todo esto se le ha dado no como una realidad ya completa, sino en semilla, en potencia. Mientras estamos en la tierra, la libertad del pecado no es una conquista realizada de una vez para siempre, sino que ha de ser procurada día a día con la fidelidad a la gracia que implica la fidelidad a la renuncia.  “Pues la carne tiene apetencias contrarias al espíritu, y el espíritu contrarias a la carne, como que son entre sí antagónicos, de forma que no hacéis lo que quisierais” (ib. 17).
 
http://www.deguate.com.gt/artman/uploads/27/riquezas5.gifEl sacramento de la regeneración no dispensa al hombre de esta lucha, pero le da armas con que ganarla: la gracia con todas las virtudes infusas. Por otra parte, Dios que mora en el bautizado, está en él para iluminarlo, guiarlo y sostenerlo con su espíritu, el Espíritu Santo, el Espíritu de Cristo; por eso el Apóstol puede decir: “Si vivís según el Espíritu, no daréis satisfacción a las apetencias de la carne” (ib. 16). La victoria es segura para quien se deja conducir por el Espíritu sometiéndose a él. A esta luz se comprende que la castidad, como las demás virtudes cristianas, no es sólo un hecho material relativo a la integridad del cuerpo, sino ante todo un hecho espiritual e interior que abarca a todo el hombre y por lo tanto también su mente y su corazón. “Lo que sale… del corazón –dice Jesús– eso es lo que hace impuro al hombre. Porque dentro del corazón salen las intenciones malas, asesinatos, adulterios, fornicaciones” (Mt 15, 18-19). La castidad del cuerpo debe ser el reflejo de la pureza interior de deseos, afectos y pensamientos. “Si tu ojo está sano, todo tu cuerpo estará hermoso” (Mt 6, 22); por modo semejante, si tu corazón es puro, será puro también tu cuerpo.
 
http://www.deguate.com.gt/artman/uploads/27/riquezas4.gifAhora que la carne tiene deseos contrarios al espíritu y el espíritu deseos contrarios a la carne, la lucha es mortal, Dios mío. Yo no hago lo que querría, porque querría no tener concupiscencias, pero es cosa imposible. Quiéralo o no, las tengo; quiéralo o no, me solicitan, halagan, estimulan, importunan, quieren siempre alzar cabeza; se pueden reprimir, pero no ahogar. ¡Oh Dios!, por medio de tu Espíritu me has dado la posibilidad de tener a raya mis miembros… Detén mis pies, que no corran a cosas ilícitas…; retén mis manos de todo delito; frena mis ojos, que no se posen en objetos malos; cierra mis oídos, que no escuchen a gusto palabras lascivas; embrida todo mi cuerpo de la cabeza a los pies. Toda mi esperanza no estriba sino en tu muy grande misericordia. Da lo que mandas y manda lo que quieras. Nos mandas que seamos continentes… Por la continencia, en efecto, somos juntados y reducidos a la unidad, de la que nos habíamos apartado, derramándonos en muchas cosas. Dios mío, enciéndeme. ¿Mandas la continencia? Da lo que mandas y manda lo que quieras. ¿Acaso no es poderosa tu mano para sanar todas las debilidades de mi alma y extinguir con más abundante gracia hasta los mismos movimientos lascivos de mi cuerpo? Tú aumentarás, Señor, en mí más y más tus dones, para que mi alma me siga a mí hacia ti, libre de la liga de la concupiscencia, para que no sea rebelde a sí misma… Espero que darás perfección en mí a tus misericordias, hasta lograr paz completa que contigo tendrán mi interior y exterior, “cuando fuere la muerte trocada en victoria” (San Agustín).

Publicado por:   Elsa Robles

Fuente:      Deguate.com
                 Pequeñas Semillitas
                 P. Gabriel de Sta. M. Magdalena O.C.D.

Enlaces relacionados:   Biblias en Guatemala


Comentarios ¿Qué opinas? ¡Deja un comentario!




¿Tienes información acerca de este tema para complementar esta nota? ¿Has sido testigo de una noticia que quieras compartir? De ser así, puedes escribirnos a prensa@deguate.com

Por favor incluye un número de contacto si estás dispuesto a hablar con un periodista de Deguate.com. También nos puedes contactar por las siguientes vías:



Aviso: Somos un medio de comunicación digital amplio, laico, apartidario y abierto a todas las opiniones y criterios. Consideramos inalienables los derechos a opinar y ser informado, y estimamos indispensable el debate y el disenso en todos los temas y asuntos.

Nuestros contenidos son para propósitos informativos únicamente. No somos expertos, ni pretendemos serlo. Muchos de los artículos publicados en nuestro sitio son basados en opiniones y deben ser tomados como tales. No somos responsables por las decisiones que los usuarios tomen basados en el contenido de Deguate.com. Por favor investigue a fondo antes de aceptar cualquier información como un hecho.

Los textos publicados en Deguate.com son responsabilidad de sus autores y autoras.


Loading...


Ultimas publicaciones en:
Mensajes y predicas
Palabras de motivación del Papa Francisco sobre los sueños
La Maleta
Misterio de Unidad
No Tengas Temor
La Oración Universal
La Oración Litúrgica
Rezar es Amar










Comentarios

ComentariosNota: los comentarios aquí expresados son responsabilidad de sus autores y no reflejan necesariamente el punto de vista de este medio. Deguate.com se reserva el derecho de eliminar cualquier mensaje que considere inapropiado sin previo aviso.




 


También te puede interesar...


Cómo robarle un beso a una chica con 3 simples preguntas

Angel González, el fantasma que quita y pone gobiernos en Guatemala

La colección de carros de Otto Pérez Jr.

Aprende a decir Te Amo en todos los idiomas
       

Lindos piropos para hacer sonreir a una chica desconocida

Devel Sixteen, el auto más bestial del mundo con 5,000 caballos de fuerza!

Impresionante motocicleta con motor Ferrari

Conoce a las amantes más famosas de la historia

Directorio Comercial:
 


Copyright © deguate.com - Todos los derechos reservados

Política de Privacidad  -  Política de Cookies

Guatemala

  

Correspondencia, sugerencias, informaciones a: info@deguate.com 
deGUATE.com no está afiliado al Gobierno de Guatemala, es una entidad comercial.