Guatemala, Deguate.com Publicidad      Contacto     Usuarios Activos: 


HISTORIA

¿Qué buscas hoy?

Los Mayas
Epoca Precolombina
Descubrimiento América
Conquista
Epoca Colonial
Independencia
Símbolos Patrios
Siglo XIX
Siglo XX
Guerra Interna
Siglo XXI
Municipios
Historia del Mundo
  Historia > Los Mayas

Señores y vasallos en la época prehispánica en Guatemala

Es frecuente que la vida en las sociedades prehispánicas sea presentada como una especie de feliz Arcadia donde en un ambiente casi bucólico, reinaba la felicidad y la paz, en contraposición al, ciertamente, despiadado sistema de explotación que impusieron los españoles a los pueblos subyugados...

 
 




Señores y vasallos en la época prehispánica en Guatemala

Publicado el 11 Dic, 2017 - 16:56:08 - Ultima actualización: 11 Dic, 2017 - 09:38:32

En la época que llegaron los españoles, las sociedades indígenas en Guatemala tenían una estructura social basada en relaciones de dominación. De acuerdo con el estudio de William Sherman (1987) "El trabajo forzoso en América Central Siglo XVI, publicado por el Seminario de Integración Social Guatemalteca"

También te podría interesar:

La gran metrópoli de Kaminaljuyu

Códices Mayas

Dicha estructura estaba integrada, típicamente, por los nobles (pipiltlin), comerciantes (pochteca), artesanos (amanteca), plebeyos (macehualtin) y esclavos (tlatacotin). La esclavitud fue una práctica extendida “y la guerra era a menudo fomentada con el preciso objeto de tomar esclavos para el sacrificio o el trabajo” (Sherman, 1987:20), y por ende, todos los enemigos tomados en la guerra, hombres y mujeres, jóvenes y viejos, eran esclavizados.

Señores y vasallos en la época prehispánica en Guatemala

Los criminales también eran reducidos a la esclavitud, pero sus hijos nacían libres. En varios pueblos que habitaban el territorio que hoy es Guatemala, muchos delitos eran sancionados con la pena de muerte y a la esposa e hijos del criminal, en ciertos grupos, se les sometía a la esclavitud. Otras formas de adquirir esclavos eran mediante la compra o a cambio del pago de tributos, como sucedía en Santiago Atitlán. En Chiapas se distinguía entre un esclavo comprado (munat) y el capturado en la guerra (tzoc). También, como en el caso de la Verapaz, se tomaban esclavos para ser sacrificados. Si los capturados eran más de los necesarios para las ceremonias, el remanente se distribuía entre el gobernante y sus guerreros (Sherman, 1987: 19 a 21).


Un esclavo era considerado como objeto de propiedad, pudiendo abusar de él e incluso matarlo, sin responsabilidad alguna para el hechor. Pero en el caso de matar a un esclavo de otro, se debía compensar al propietario (Sherman, 1987: 23).

Los esclavos realizaban toda clase de tareas domésticas. Los hombres “acarreaban agua y leña, conducían canoas, cazaban, pescaban, cultivaban los campos de sus amos y cargaban las cosas de estos. Eventualmente eran sacrificados. Las mujeres trabajaban en las casas, hilaban y tejían, cocinaban, molían maíz, y algunas veces compartían la cama de sus amos” (Sherman (1987: 25).

El autor agrega que la existencia de la esclavitud en las sociedades prehispánicas “sirvió para reforzar su permanencia bajo la dominación española”. Dos modalidades de trabajo forzoso de estas sociedades fueron utilizadas en forma similar por los conquistadores: los tamemes (cargadores) y las naborías (criados o sirvientes de casa) (Sherman, 1987: 143 y 156).

La estratificación social y división del trabajo que presenta Sherman coincide, en términos generales, con la descrita por Robert Carmack (1979:63), reconocida autoridad sobre historia de los pueblos que él denomina quicheanos, haciendo referencia a los reinos de los quichés, cakchiqueles, tzutuhiles y rabinales, derivados del reino quiché que se estableció en los altos de Guatemala entre 1200 y 1300 de la era Cristiana, y fue dirigido por caudillos mexicanos provenientes de Tabasco y Veracruz.

Asevera que “había una división fundamental entre los quicheanos que regían y recibían servicios, y los que se sujetaban a ellos y les pagaban tributo”, y que el análisis realizado confirma esa segmentación, que al ser observada por los españoles desde la etapa de la conquista, la asimilaron a la estructura del feudalismo europeo. Los primeros eran los nobles o aristócratas, mencionados en todas las fuentes como los ajawab, que se traduce como señor, dueño, jefe o cacique. Relacionada con estos había una línea secundaria de parientes secundarios de los señores, denominados ac’animak, que se traduce como nobles por familia o principales y autoridades. La gente común (los plebeyos o vasallos) eran denominados al c’ajol (hijos de padre y madre) (Carmack, 1987:65 y 66).

En la actividad económica existió “una división aguda en cuanto a las labores de señores y vasallos. Los primeros trabajaban casi exclusivamente en la administración de los asuntos del reino, ya fuesen estos políticos, religiosos o militares. En cambio, los segundos proveían el trabajo físico requerido respecto de los asuntos del reino. Era obligación plebeya la de proveer los alimentos para todos; fabricar la mayor parte de la ropa, los implementos y las armas, edificar las estructuras y caminos de los centros fortificados; pelear en las guerras, servir a los señores en la vida doméstica y ritual”, y que solamente en tres casos (la artesanía, el comercio y la guerra) se borraba la división del trabajo entre señores y vasallos (Carmack, 1987:76). Esa división del trabajo permite señalar que los vasallos tenían suficiente capacidad de generación de excedentes (es decir una producción que iba mucho más allá de la sobrevivencia) para que los señores pudieran dedicarse a las funciones señaladas y otros pudieran sustituirles en las labores domésticas.

Fray Bartolomé de las Casas (Apologética historia de las Indias), citado por Carmack (1987:76) refiere que los puestos administrativos tenían diferentes niveles y que para entrar “en los puestos más altos del reino un señor debía servir en puestos menores, ‘ser más hábil y mejor’ y ser viejo”. Esta situación se mantiene actualmente en las estructuras de las autoridades de las comunidades indígenas, como describen Guisela Mayén en “Tzute y jerarquía en Sololá” (Mayén, 1987) y los estudios sobre las alcaldías indígenas realizados recientemente por ASIES (Ochoa, 2013).

Existían al menos tres niveles. El primero, reservado para los patrilinajes principales, estaba conformado por los reyes, consejeros, sacerdotes y colectores de tributos, entre otros. El segundo lo integraban oficiales asignados a tareas como la administración de los barrios y el cuidado de las fortificaciones. Los del tercer nivel desempeñaban actividades como las de sacrificadores, músicos, jefes de cargadores y artesanos especiales, como jicarero, platero o pintor (Carmack; 1987: 76 a 78).

El estrato intermedio entre los señores y vasallos podría incluir, según señala Carmack (1987:78) el sector de artesanos que no eran señores del tercer nivel, y que Las Casas menciona como “artesanos ingeniosos” (pintores, plumeros, entalladores, plateros y otros), agregando que es un tema que requiere de más estudio. Igualmente indica que es difícil determinar la posición social de otro sector, los mercaderes, que no eran señores ni vasallos, pues gozaban de ciertos privilegios, tal como hospedarse en las casas de los señores.

La principal distinción económica entre los vasallos y los señores era la obligación de los segundos de pagar tributo a los primeros, lo que debían efectuar cada 80 días, además de hacer contribuciones especiales para fiestas religiosas, aportar para las ofrendas que debían pagarse a señores de otros reinos, ofrecer las primicias de cosechas y dejar regalos por cualquier servicio administrativo realizado por los señores, como casamientos y servicios judiciales (Carmack, 1987:81).

Un lugar destacado entre los medios para el pago de tributos lo tenía el cacao. MacLeod (1980: 60) menciona que, de acuerdo con el Códice Mendoza, los aztecas recibían 980 cargas anuales de cacao en concepto de tributo y que, de ellas, unas 400 provenían de Soconusco, que continuó siendo, durante el siglo XVI, la principal zona cacaotera de Centroamérica.

A propósito del transporte de dicho tributo desde una zona cercana a la actual frontera entre Guatemala y México hasta la ciudad de Tenoctitlan, Sherman (1987: 158) señala que hay poca información sobre el trabajo de los tamemes en la época prehispánica y que es preciso indagar sobre si había límites para el peso de las cargas, retribución, equipos de relevo, etc.

Las fuentes españolas e indígenas, agrega Carmack (1987: 84-86), confirman el alto desarrollo de la esclavitud en las sociedades quicheanas. Eran detentados principalmente por los señores, pero también hubo vasallos que los tenían. Distingue dos tipos principales de esclavos: los destinados a las sementeras (cultivos) que denomina siervos, y los que trabajaban en las casas de los señores, a los que llama propiamente esclavos. “Los siervos podían alcanzar una posición social bastante respetada y aún privilegiada”. Formaban sus propios barrios, servían como soldados, guardianes residenciales y cargadores, siendo probable que los tamemes fueran principalmente reclutados entre ellos. Ocupaban una posición parecida a la de los vasallos, excepto por ciertos aspectos, como la administración o propiedad de sus tierras, y es también probable que se hayan originado de conquistas anteriores, cuando pueblos enteros, incluyendo a sus señores, eran trasladados a tierras de los vencedores.

El proceso anterior era distinto al de los esclavos de guerra. Al igual que ya fue señalado cuando se tomaron referencias de la obra de Sherman, todos los capturados, niños y adultos, eran hechos esclavos. Los señores cautivos eran sacrificados y después comidos para atemorizar al enemigo, en tanto los vasallos eran sometidos a servidumbre. No obstante, también los vasallos podían ser utilizados como ofrendas de sacrificios, existiendo un comercio específico de esclavos para cubrir las necesidades de los ciclos ceremoniales (Carmack, 1987: 86 y 87).

“Estoy convencido (afirma Benjamin Keen, destacado hispanista estadounidense en una carta dirigida a William Sherman en 1974) de que las exigencias de los españoles en relación con la mano de obra y los tributos, fueron inconmensurablemente mayores que antes de la conquista, y aparte de otras razones, simplemente porque las demandas de tributo en la época de la preconquista estaban limitadas por la capacidad de los gobernantes nativos para consumir los beneficios del tributo y del trabajo, mientras que las demandas de los españoles, orientadas a la acumulación de la riqueza en dinero, era casi ilimitadas” (Sherman (1987: 610).

Publicado por: Pablo Ordoñez

Fuente: Señores y vasallos en la época prehispánica en Guatemala;  Asociación de Investigación y Estudios Sociales (ASIES), Arévalo, Juan José (1998). Despacho Presidencial. Guatemala: Editorial Oscar de León Palacios.

Arévalo, Rafael (1982). Ecce Pericles. Guatemala: Editorial Universitaria.

Asturias, Miguel Angel y González, J. M. (1937). Anales de los Xahil de los indios cakchiqueles. Traducción de la versión francesa inédita del Profesor Georges Reynaud. Guatemala: Tipografía Nacional.

Bauer, Alfonso (1965). Catalogación de leyes y disposiciones de trabajo de Guatemala del período 1872 a 1930. Instituto de Investigaciones Económicas y Sociales, Facultad de Ciencias Económicas. Guatemala:Universidad de San Carlos de Guatemala.

Belzunegui, Bernardo (1992). Pensamiento Económico y Reforma Agraria en el Reino de Guatemala 1797-1812. Guatemala: Comisión Interuniversitaria Guatemalteca de Conmemoración del Quinto Centenario del Descubrimiento de América (CIGDA).

Cabanellas, Guillermo (1997). Diccionario Enciclopédico de Derecho Usual. Tomo III. Buenos Aires: Editorial Heliasta S.R.L.

Cabezas, Horacio (1993). Las Encomiendas. En: Jorge Luján, Director General. Historia General de Guatemala, Tomo II. Guatemala: Asociación de Amigos del País y Fundación para la Cultura y el Desarrollo.

__________ (1993a). Régimen Regulador del Trabajo Indígena. En: Jorge Luján, DirectorGeneral. Historia General de Guatemala, Tomo II. Guatemala: Asociación de Amigos del País y Fundación para la Cultura y el Desarrollo.

__________ (1993b).Organización Monetaria y Hacendaria. En: Jorge Luján, Director General. Historia General de Guatemala, Tomo II. Guatemala: Asociación de Amigos del País y Fundación para la Cultura y el Desarrollo.

__________ (1993c). Agricultura. En: Jorge Luján, Director General. Historia General de Guatemala, Tomo II. Guatemala: Asociación de Amigos del País y Fundación para la Cultura y el Desarrollo.

__________ (1993d). El Comercio. En: Jorge Luján, Director General. Historia General de Guatemala, Tomo II. Guatemala: Asociación de Amigos del País y Fundación para la Cultura y el Desarrollo.

Cambranes, Julio (1975). Desarrollo económico y social de Guatemala: 1868-85. Guatemala: Instituto de Investigaciones Económicas y Sociales, Universidad de San Carlos de Guatemala.

___________ (1985). Café y campesinos en Guatemala, 1853-1897. Guatemala: Editorial Universitaria.

Chinchilla, Ernesto (1961). El ayuntamiento colonial de la ciudad de Guatemala. Universidad de San Carlos de Guatemala. Guatemala: Editorial Universitaria.

__________ (1993). El Corregimiento del Valle de Guatemala. En: Luján,Jorge,DirectorGeneral.Historia General de Guatemala, Tomo II. Guatemala: Asociación de Amigos del País y Fundación para la Cultura y el Desarrollo.

Cortés y Larraz, Pedro (1958). Descripción Geográfico-Moral de la Diócesis de Goathemala. Biblioteca Goathemala de la Sociedad de Geografía e Historia de Guatemala, Volumen XX. .Guatemala: Tipografía Nacional.

Dosal, Paul (2005). El ascenso de las élites industriales en Guatemala 1871-1994. Guatemala: Fundación Soros y Editorial Piedra Santa.

Díaz, Roberto (1973). Legislación Económica de Guatemala durante la Reforma Liberal. Catálogo. Guatemala: Editorial Universitaria.

Fuentes yGuzmán, Francisco (2012). Recordación Florida. Tomo I. Guatemala: Editorial Universitaria.FUNCEDE (1994). Diagnóstico del Municipio de Cantel.Guatemala: Fundación Centroamericana de Desarrollo.

Gleijeses, Piero (2005). La esperanza rota. La revolución guatemalteca y los Estados Unidos, 1944-1954. Guatemala: Editorial Universitaria.

Grieb, Keneth (1996). Gobierno de Jorge Ubico. En: En: Jorge Luján, Director General. Historia general de Guatemala, Tomo V. guatemala: Asociación de Amigos del País y Fundación para la Cultura y Desarrollo Guerra-Borges, Alfredo (2006).

Guatemala: 60 años de historia económica.Guatemala: Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo y Universidad de San Carlos de Guatemala.

Hanke, Lewis (1949). La lucha por la justicia en la conquista de América. Buenos Aires: Editorial Sudamericana.

Herrick, Thomas (1974). Desarrollo Económico y Político de Guatemala 1871-1885. Guatemala: Editorial Universitaria de Guatemala – Editorial Universitaria Centroamericana (EDUCA).

Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (1947). Bases de la Seguridad Social en Guatemala. Guatemala.

Jones, Chester L. (1980). El trabajo: del mandamiento a la ley contra la vagancia. En: Jorge Luján: Economía de Guatemala 1750-1940. Guatemala: Facultad de Humanidades, Universidad de San Carlos de Guatemala.

__________ (1980). Comunicaciones y servicios públicos. En: Jorge Luján: Economía de Guatemala -1750-1940. Guatemala: Facultad de Humanidades, Universidad de San Carlos de Guatemala

Karlen, Stefan (1996). Orden y Progreso en el Gobierno de Ubico: ¿Realidad o mito? En: historia general de Guatemala, Tomo V. Guatemala: Asociación de Amigos del País y Fundación para la Cultura y Desarrollo.

Kepner, Charles y Jay Soothill (1949). El imperio del banano. Las compañías bananeras contra la soberanía de las naciones del Caribe. México: Ediciones del Caribe.

Konetzke, Richard (1972). América Latina. II. La época colonial. Historia Universal Siglo XXI. México: Siglo XXI Editores.

Lamas, Adolfo (1957). Las cajas de comunidades indígenas. Trimestre Económico, Volumen 24. México: Fondo de Cultura Económica.

López, Mario (1979). Breve historia del movimiento sindical guatemalteco. Guatemala: Editorial Universitaria.

Lovell, George (1990). Conquista y cambio cultural. La sierra de los Cuchumatanes de Guatemala 1500-1821. AntiguaGuatemala: Centro de Investigaciones Regionales de Mesoamérica.

Luján, Luis (1987). Inicios del dominio español en Indias. Guatemala: Editorial Universitaria.

Lutz, Christopher(2006). Santiago de Guatemala. Historia Social y Económica 1541-1773. Guatemala: Editorial Universitaria.

MacLeod, Murdo (1980). Historia socio-económica de la América Central Española 1520-1720. Guatemala: Editorial Piedra Santa.

Mariñas, Luis(1958). Las Constituciones de Guatemala. Madrid:
Instituto de Estudios Políticos.

Martínez, Severo (1994). La Patria del Criollo. México D.F.: Ediciones en Marcha.

Mayén, Guisela (1987). Tzute y jerarquía en Sololá. Guatemala: Ediciones del Museo Ixchel.

Meléndez, Carlos (1974). La Ilustración en el Antiguo Reino de Guatemala. San José de Costa Rica: Editorial Universitaria Centroamericana (EDUCA).

Ochoa, Carlo (2013).Alcaldías indígenas. Diez años después de su reconocimiento por el Estado de Guatemala, Tomo I. Guatemala: Asociación de Investigación y Estudios Sociales (ASIES).

Palma, Gustavo (1993). La administración político-territorial en
Guatemala. Una aproximación histórica. Guatemala: Instituto de Investigaciones Históricas, Antropológicas y Arqueológicas, Escuela de Historia, Universidad de San Carlos de Guatemala.

__________ y Arturo Taracena (2004). Apuntes generales sobre el proceso de desarrollo histórico de Guatemala relacionado con la generación de la riqueza. En: Cambios en la Tenencia de la Tierra. Guatemala: PNUD.- Palomo, Beatriz(1993). La Esclavitud Negra. En: Jorge Luján , Director General.HistoriaGeneral deGuatemala, Tomo II. Guatemala: Asociación de Amigos del País y Fundación para la Cultura y el Desarrollo.

Pardo, Joaquín (1978). Miscelánea Histórica.Guatemala: Editorial Universitaria.

Piedra-Santa, Rafael (1981). Introducción a los problemas Económicos de Guatemala. Guatemala: Editorial Universitaria.

Piel, Jean (1995). El departamento del Quiché bajo la dictadura liberal (1880-1920). Guatemala: FLACSO-CEMCA.

Piketty, Thomas (2014). El capital en el siglo XXI. México: Fondo de Cultura Económica.

Quiñónez, José (s.f). Directorio general de la república de Guatemala. Guatemala: 1944.

Real Academia Española (2014). Diccionario de la lengua española (23ª. ed). [en línea] recuperado de: http://dle.rae. es/?w=boh%C3%ADo&m=form&o=h

Real Consulado de Comercio (1967). Apuntamientos sobre la agricultura y comercio del Reyno de Guatemala. En: La economía del Reino de Guatemala al final de la época colonial. Cátedra de Cultura. Guatemala: Universidad de San Carlos de Guatemala.

Rubio, Manuel(1973). Comercio terrestre de y entre las provincias de Centroamérica. Guatemala: Editorial del Ejército.

Schneider, Ronald (1959) Comunismo en Latinoamérica: el caso de Guatemala. Buenos Aires: Editorial Ágora.

Tischler, Sergio (2001). Guatemala 1944: Crisis y Revolución o Caso y Quiebre de una Forma Estatal. Guatemala: F & Editores.

Sabino, Carlos (2007). Guatemala, la historia silenciada (1944-1989). Tomo I. Revolución y Liberación. Guatemala: Fondo de Cultura Económica.

(2013). Tiempos de Jorge Ubico en Guatemala y el mundo. Guatemala: Fondo de Cultura Económica.Samayoa, Héctor(1962). Los gremios de artesanos en la ciudad de Guatemala.Guatemala: Editorial Universitaria.

Sherman, William (1987). El trabajo forzoso en América Central Siglo XVI. Seminario de Integración Social. Guatemala: Tipografía Nacional.

Solano, Francisco de (1977). Tierra y Sociedad en el Reino de Guatemala. Guatemala: Editorial Universitaria.

Superintendencia de Administración Tributaria (SAT 2009). Historia de la Tributación en Guatemala. Desde los mayas hasta la actualidad. Guatemala: SAT.

Wagner, Regina (1991). Los alemanes en Guatemala 1828-1944. Guatemala: Asociación de Educación y Cultura “Alejandro Von Humboldt”

__________ (1994). Historia social y económica de Guatemala 1594-1900. Guatemala: Asociación de Investigación y Estudios Sociales.

Witzel, Renate (s.f). Más de 100 años del movimiento obrero urbano en Guatemala. Artesanos y obreros en el período liberal (1877-1944), Tomo I. Asociación de Investigación y Estudios Sociales. Guatemala: Editorial Piedra Santa.

__________ (s.f.a) Más de 100 años del movimiento obrero urbano en Guatemala. El protagonismo sindical en la construcción de la democracia (1944-1954), Tomo II. Asociación de Investigación y Estudios Sociales. Guatemala: Editorial Piedra Santa.

Zavala, Silvio (1967). Contribución a la historia de las instituciones coloniales en Guatemala. Colección Estudios Universitarios. Guatemala: Editorial Universitaria.


Comentarios ¿Qué opinas? ¡Deja un comentario!




¿Tienes información acerca de este tema para complementar esta nota? ¿Has sido testigo de una noticia que quieras compartir? De ser así, puedes escribirnos a prensa@deguate.com

Por favor incluye un número de contacto si estás dispuesto a hablar con un periodista de Deguate.com. También nos puedes contactar por las siguientes vías:



Aviso: Somos un medio de comunicación digital amplio, laico, apartidario y abierto a todas las opiniones y criterios. Consideramos inalienables los derechos a opinar y ser informado, y estimamos indispensable el debate y el disenso en todos los temas y asuntos.

Nuestros contenidos son para propósitos informativos únicamente. No somos expertos, ni pretendemos serlo. Muchos de los artículos publicados en nuestro sitio son basados en opiniones y deben ser tomados como tales. No somos responsables por las decisiones que los usuarios tomen basados en el contenido de Deguate.com. Por favor investigue a fondo antes de aceptar cualquier información como un hecho.

Los textos publicados en Deguate.com son responsabilidad de sus autores y autoras.


Loading...


Ultimas publicaciones en:
Los Mayas
Los Uspanteko
Los Tz'utujil
Los Sakapulteco
Los Achi rabinaleb'
Los Q'eqchi'
Los Poqomchi'
Los Poqomam










Comentarios

ComentariosNota: los comentarios aquí expresados son responsabilidad de sus autores y no reflejan necesariamente el punto de vista de este medio. Deguate.com se reserva el derecho de eliminar cualquier mensaje que considere inapropiado sin previo aviso.




 


También te puede interesar...


Cómo robarle un beso a una chica con 3 simples preguntas

Angel González, el fantasma que quita y pone gobiernos en Guatemala

La colección de carros de Otto Pérez Jr.

Aprende a decir Te Amo en todos los idiomas
       

Lindos piropos para hacer sonreir a una chica desconocida

Devel Sixteen, el auto más bestial del mundo con 5,000 caballos de fuerza!

Impresionante motocicleta con motor Ferrari

Conoce a las amantes más famosas de la historia

Directorio Comercial:
 


Copyright © deguate.com - Todos los derechos reservados

Política de Privacidad  -  Política de Cookies

Guatemala

  

Correspondencia, sugerencias, informaciones a: info@deguate.com 
deGUATE.com no está afiliado al Gobierno de Guatemala, es una entidad comercial.