Guatemala, Deguate.com Publicidad      Contacto     Usuarios Activos: 


ECONOMIA & FINANZAS

¿Qué buscas hoy?

Análisis Económico
Artículos
Cotización de Acciones
Convertidor de Monedas
Infraestructura
Mercados Bursátiles
Noticias
Precios Internacionales
Producción
Tipo de Cambio
Foro Económico
INDICADORES:
Inflación
Producto Interno Bruto
Producto Nacional Bruto
IMAE
IPC (Indice de Precios)
Comercio Exterior
  Economia y Finanzas > Producción

Estudio de opinión pública sobre la minería de metales en Guatemala

En la primera década del presente siglo se cobra relevancia a nivel nacional y aunque se conoce la opinión de expertos, líderes populares, políticos y empresarios de la minería de metales existe un vacío de información en cuanto a lo que piensa el ciudadano común y corriente...

 
 




Estudio de opinión pública sobre la minería de metales en Guatemala

Publicado el 13 Nov, 2017 - 10:54:10 - Ultima actualización: 23 Nov, 2017 - 12:39:04

El presente documento da a conocer los resultados de las entrevistas realizadas sobre una muestra representativa de los habitantes de las zonas mineras de Guatemala. Se definieron como zonas mineras de Guatemala todos los municipios donde hubiera licencias vigentes de exploración o explotación de minería de metales. En este sentido, el estudio busca llevar al debate la opinión del ciudadano residente en las áreas donde se encuentra presente la minería en Guatemala.

TAMBIÉN PUEDES LEER:

Guatemala promoverá café en feria de Taiwán

Granos básicos de Guatemala

Opiniones hacia la actividad minera

La minería de metales en el país y en la comunidad


En la pregunta central de la encuesta, formulada para conocer la opinión de la ciudadanía residente en el área minera con respecto a la actividad minera de metales, se observa que la mayoría de los guatemaltecos y guatemaltecas está en descuerdo con ésta. Para propósitos de medida se utilizó una escala de 1 a 5 en la que 1 corresponde a “completamente en desacuerdo” y 5 a “completamente de acuerdo”. Para facilitar la lectura, se presentan todas las respuestas positivas en una sola categoría y todas las respuestas negativas en otra. La respuesta obtenida en la opinión respecto a la minería de metales muestra una actitud poco favorable, en la escala de 1 a 5 esta afirmación obtiene 2.3 que la ubica en el área de desacuerdo, según se ilustra en la gráfica siguiente:

http://www.deguate.com/artman/uploads/51/14.3-grafica-1.jpg

Es importante señalar que el número elevado de respuestas neutrales “ni de acuerdo ni en desacuerdo” es frecuente en los estudios de opinión pública en Centroamérica. Incluso ante preguntas como la situación económica del país es posible encontrar valores cercanos a 30% de respuestas no comprometedoras.


La opinión hacia la minería de metales en el país también se ve afectada por las características demográficas de la población consultada. En particular, se ve una división fuerte por líneas de edad, siendo las personas jóvenes menos críticas de la actividad minera. No debe por esto suponerse que entre las personas de menos de 35 años predomine una opinión favorable a la minería. Si se analiza un saldo de opinión, es claro que en todos los casos el grupo que rechaza la minería de metales es más numeroso que el que la aprueba como se muestra en la gráfica siguiente.

http://www.deguate.com/artman/uploads/51/14.3-grafica-2.jpg

Otra división, relacionada a la ubicación de los proyectos mineros, es la que se presenta por área urbana o rural. Como norma general, la población de las áreas rurales es más crítica de la minería de metales. La categoría de “completamente en desacuerdo” es la que impulsa la mayor parte de esta diferencia, como se puede observar en las tablas en el anexo.

http://www.deguate.com/artman/uploads/51/14.3-grafica-3.jpg

En cuanto a si es adecuado el territorio nacional para la actividad de minería de metales se obtiene una respuesta muy parecida.

http://www.deguate.com/artman/uploads/51/14.3-grafica-4.jpg

Cuando se considera la minería de metales específicamente en el municipio de la persona que informa, la opinión tiende a ser más negativa. Predeciblemente, esto se debe a que entre más cercano esté el proyecto, más aumenta la proximidad de los factores que se perciben como negativos. En la sección sobre costos ambientales y sociales se verá que éstos son numerosos.

http://www.deguate.com/artman/uploads/51/14.3-grafica-5.jpg

La posibilidad de trabajar en una empresa minera

En algunos casos, una persona podría manifestar una actitud negativa hacia la entidad que según su opinión, no le ha dado oportunidades. Para investigar esta posibilidad, se preguntó acerca del deseo de trabajar en una mina. Si trabajar en una mina se considerara aspiracional, se podría suponer que la actitud negativa se debe a no contar con la oportunidad de trabajar en esa entidad. Sin embargo, la opinión más frecuente es la de no querer trabajar en una mina.

http://www.deguate.com/artman/uploads/51/14.3-grafica-6.jpg

Investigando en la misma línea, se planteó la misma interrogante sólo que se aplicó a los hijos de la persona entrevistada. El resultado fue aún menos favorable hacia el trabajo en la mina.

http://www.deguate.com/artman/uploads/51/14.3-grafica-7.jpg

Con las preguntas anteriores es posible construir una escala para analizar el comportamiento de todos los ítems simultáneamente. Esta escala tiene un valor de 30.2 para toda el área bajo estudio; da un valor de 100 para alguien que respondiera que está completamente de acuerdo en todas las afirmaciones y de 0 para alguien que estuviera completamente en desacuerdo. Por medio de este procedimiento se evidencia que las principales diferencias se dan entre las áreas urbana y rural, como se aprecia en la siguiente gráfica:

http://www.deguate.com/artman/uploads/51/14.3-grafica-8.jpg

La opinión hacia las empresas mineras

Una posible explicación a los bajos porcentajes de personas que estarían deseosas de trabajar en una empresa minera es la opinión acerca de estas empresas. Si bien, como se verá más adelante, la exposición a los medios masivos de comunicación tiende a reducir esta opinión negativa hacia las empresas del ramo. En un porcentaje similar al percibido para el rechazo a la actividad minera, se tiene la opinión que las mineras no hacen bien al país. Es decir, las empresas y sus actividades tienen una evaluación muy parecida.

http://www.deguate.com/artman/uploads/51/14.3-grafica-9.jpg

En particular, resulta claro que los ciudadanos de esta área dudan del respeto a los derechos humanos por parte de las empresas mineras, como se ilustra en la gráfica siguiente:

http://www.deguate.com/artman/uploads/51/14.3-grafica-10.jpg

En medida similar, se duda que las empresas mineras respeten los derechos de las mujeres. De hecho, los resultados difieren sólo mínimamente de los presentados para la pregunta anterior.

http://www.deguate.com/artman/uploads/51/14.3-grafica-11.jpg

La opinión acerca de la relación con la comunidad

El principal resultado en este sentido es la importancia que dan las personas residentes en el área bajo estudio a que se consulte su opinión con respecto a los proyectos mineros; se considera que tanto el gobierno como las empresas mineras no respetan los derechos de las comunidades. Es importante notar que casi el 90% de las personas están de acuerdo en que las comunidades deben ser consultadas antes de iniciarse un proyecto minero. En este caso, el número de personas que no se pronuncian al respecto de la afirmación es sumamente bajo.

http://www.deguate.com/artman/uploads/51/14.3-grafica-12.jpg

El tipo de licencia predominante en un municipio sugiere el tipo de actividad minera con la que está relacionada la comunidad. Ante la duda en torno a si el resultado anterior puede cambiar conformevance la actividad minera, se separó la respuesta siguiendo el tipo de licencia. El resultado obtenido es similar al total de la muestra, tal como se observa en la siguiente gráfica.

http://www.deguate.com/artman/uploads/51/14.3-grafica-13.jpg

En todos los casos resulta evidente que la consulta a los pueblos es una necesidad percibida. Más adelante se verá que cuando las comunidades sienten no haber sido consultadas o informadas, las opiniones hacia la minería se tornan más negativas.

De acuerdo a los resultados obtenidos, la opinión de la mayoría de residentes en las áreas minera es que el gobierno no ha respetado este derecho o no ha hecho lo necesario para que se respete.

http://www.deguate.com/artman/uploads/51/14.3-grafica-14.jpg

En una proporción similar la mayoría de residentes en las áreas estudiadas opina que las empresas que se dedican a la minería no respetan los derechos de las comunidades a estar informadas.

http://www.deguate.com/artman/uploads/51/14.3-grafica-15.jpg

Opiniones relacionadas a los beneficios y costos de la minería de metales en Guatemala

La minería de metales –al igual que cualquier otra actividad humana- puede causar tanto beneficios como daños a las comunidades donde opera. La percepción de una actividad como de mayor provecho para la comunidad depende del balance que se haga de los efectos buenos y malos. Adicionalmente, existen efectos que aunque objetivamente pudieran ser beneficiosos o dañinos, no son de importancia para los ciudadanos. Por esta razón, se encontrarán algunos resultados que pueden parecer contradictorios como es el caso de la contaminación del agua que es reconocida como un efecto de la minería de metales por cerca del 90% de los informantes, pero no empuja a un valor tan elevado el rechazo por la minería como se observó en la sección anterior.

Es importante recalcar que los habitantes de los municipios de Guatemala donde existen licencias mineras tienen opiniones bien definidas en torno a estos efectos. En muy pocos casos se obtuvieron respuestas neutrales o evasivas del tipo no sabe/no responde y las respuestas muestran agrupaciones claras que facilitan un análisis de los resultados. Para esta medición se desarrollaron reactivos para que los entrevistados opinaran en torno a dieciséis distintos temas. Estas preguntas incluyen temáticas de tipo ambiental, laboral, económica y social.

Opiniones acerca de los costos ambientales

Las opiniones en torno a los costos ambientales muestran que la población opina que la actividad minera es poco amigable hacia el medio ambiente. Es importante resaltar que la opinión en torno a temas ambientales, a pesar de ser sumamente crítica a la actividad, no empuja el rechazo a la actividad minera a los mismos niveles. Este resultado es consistente con la posición tan remota en la que aparecen los temas ambientales en las encuestas de opinión. Usualmente, los temas que preocupan más a la población son los económicos y los relacionados a la violencia.

En el tema agua se presentan tres situaciones a ser evaluadas: la sequía, el desperdicio del agua y la contaminación del agua. La sequía es el tema que posiblemente causa menos opiniones negativas, aunque estas exceden el 70% como se aprecia en la gráfica siguiente:

http://www.deguate.com/artman/uploads/51/14.3-grafica-16_1.jpg

El desperdicio del agua también causa niveles similares de preocupación. Los porcentajes observados son casi idénticos. Esto sugiere que existe una asociación entre sequía y desperdicio del agua.

http://www.deguate.com/artman/uploads/51/14.3-grafica-17.jpg

La contaminación del agua causa reacciones mucho más marcadas. De hecho, cerca del 90% de las ciudadanas y los ciudadanos opina que la actividad minera causa contaminación de este recurso como se aprecia en la gráfica 15.

http://www.deguate.com/artman/uploads/51/14.3-grafica-18.jpg

En cuanto a los bosques, se consideran tres temas: la destrucción del bosque, la reforestación como beneficio contrario a este costo y la contaminación del suelo. Al igual que en el caso anterior, la opinión es poco favorable a la actividad minera.

http://www.deguate.com/artman/uploads/51/14.3-grafica-19.jpg

El beneficio contrario a este costo sería la reforestación. Aunque las empresas mineras han publicitado su trabajo de reforestación y han ofrecido reforestar una vez se retiren, cerca de la mitad de los ciudadanos opinan que la actividad minera no lleva a la reforestación. Es posible que las empresas mineras si asuman esta responsabilidad, pero la ciudadanía no opina que la actividad minera obligue a la reforestación.

http://www.deguate.com/artman/uploads/51/14.3-grafica-20.jpg

La contaminación del suelo muestra una situación similar a la contaminación del agua. Un número muy elevado, cuatro quintas partes, piensa que la actividad de minería contamina este recurso.

http://www.deguate.com/artman/uploads/51/14.3-grafica-21.jpg

Este último ítem muestra un comportamiento distinto de acuerdo al género. Es frecuente que los recursos como suelo y agua tiendan a ser percibidos con mayor importancia por las mujeres. En este caso se manifestó esa diferencia, aunque no tan marcadamente, y se hace evidente que las mujeres muestran mayor preocupación por la contaminación del suelo.

http://www.deguate.com/artman/uploads/51/14.3-grafica-22.jpg

Principales factores que afectan la opinión en torno al daño ambiental

Otra forma de analizar las opiniones es convertir las escalas ordinales en escalas de puntuación de cero a 100. Posteriormente, se suman diversas variables relacionadas para construir una nota a un tema como “daño ambiental”. Con la ayuda de esta técnica es posible identificar los factores que tienen incidencia sobre la opinión de las entrevistadas y los entrevistados. Dos casos típicos están relacionados a la información que reciben los entrevistados: la realización reciente de una consulta popular y la exposición a los medios. En ambos casos, la ciudadanía se ve enfrentada a una mayor cantidad de mensajes. Dependiendo del tipo de mensajes y del procesamiento respectivo, la opinión hacia la minería puede hacerse más o menos negativa.

Una consulta popular en torno a un tema de minería lleva a un debate que incluye temas acerca de ventajas y desventajas de este tipo de empresas. De conformidad con los datos recabados aumenta entre la población la opinión que la minería causa un daño ambiental. En la gráfica 20 se presenta la diferencia entre los lugares donde se han celebrado consultas y aquellos en los que no se ha dado un comicio de este tipo. Aunque existen diferencias significativas (p<.05) ambos grupos presentan elevadas calificaciones en la escala de daños ambientales; para observar estos datos en la perspectiva de todo el grupo, debe recordarse que la calificación que asigna el promedio de los ciudadanos es de 79 puntos.

http://www.deguate.com/artman/uploads/51/14.3-grafica-23.jpg

Otro factor que afecta la percepción del daño ambiental es el tiempo en que las personas escuchan noticias por radio. En menor grado, el número de horas que los entrevistados dedican a ver televisión afecta su percepción del daño ambiental causado por la minería de metales. En ambos casos la dirección es igual: a mayor exposición a medios, menor percepción de daños ambientales. Es probable que este efecto se deba a que en los medios existen una mayor cantidad de mensajes a favor de la minería que en contra de ella. Debe notarse que los ciudadanos que no han sido expuestos a mensajes de radio o televisión opinan que la minería es más dañina.

http://www.deguate.com/artman/uploads/51/14.3-grafica-24.jpg

En menor grado, y posiblemente relacionado a la ubicación de los proyectos mineros, es mayor la percepción de daño ambiental en áreas rurales que en áreas urbanas. Una posible explicación es que la relación del ciudadano con el ambiente es distinta para los habitantes de las áreas urbanas y rurales.

http://www.deguate.com/artman/uploads/51/14.3-grafica-25.jpg

La información recabada muestra que una mayor asistencia a actividades religiosas lleva a una mayor percepción de daños ambientales. Contrario a algunos supuestos que ligarían esta percepción a la actuación pública de los líderes religiosos, esto ocurre tanto en grupos católicos como en no-católicos. De esta forma, puede que el resultado esté ligado a causas más profundas propias de las religiones judeocristianas y no a actuaciones públicas recientes.

De hecho, este no es un efecto exclusivo para nuestro país. Anteriormente se suponía que las religiones cristianas y en particular la tradición bíblica eran una de las principales causas de la degradación ecológica. Sin embargo, en las últimas décadas se ha propuesto que el efecto sea exactamente contrario. Algunos autores han especulado sobre la posibilidad que una mayor comprensión de la moral cristiana, en particular de la llamada ley natural, conlleve a un mayor respeto por el ambiente.

http://www.deguate.com/artman/uploads/51/14.3-grafica-26.jpg

Opiniones acerca de los costos sociales

Así como existen costos ambientales, también es posible identificar costos de tipo más bien social. A este grupo pertenecen la violencia contra la mujer, la violencia contra los niños, las violaciones a los derechos de los indígenas y el incremento de las enfermedades. A similitud del grupo anterior de costos ambientales, la minería no recibe calificaciones favorables. Sin embargo, es de notar que en los costos sociales la minería resulta menos castigada. Por ejemplo, sólo un porcentaje cercano al 30% de los entrevistados opina que la minería cause violencia contra la mujer.

http://www.deguate.com/artman/uploads/51/14.3-grafica-27.jpg

De manera similar, la violencia contra los niños no aparece como un efecto severo de la minería de metales.

http://www.deguate.com/artman/uploads/51/14.3-grafica-28.jpg

En un tema posiblemente ligado a la consulta a las comunidades, los entrevistados opinan que las empresas mineras no respetan los derechos de los indígenas. Esta respuesta es coincidente con un tema que aparece en varias de las respuestas que proporcionaron los entrevistados: una de las demandas principales de las personas es que se informe a sus comunidades de la presencia de proyectos mineros cercanos a sus lugares de residencia.

http://www.deguate.com/artman/uploads/51/14.3-grafica-29.jpg

Opiniones acerca de los beneficios de las actividades mineras

Además de las opiniones relacionadas a costos de la actividad minera se investigaron los beneficios para la comunidad. Entre éstos se incluyeron el incremento de las fuentes de trabajo, el desarrollo, un incremento en las obras municipales, mejoras en los ingresos familiares y mejoras en la infraestructura vial. En este caso debe resaltarse que el mayor número de menciones favorables lo obtiene el incremento de las fuentes de trabajo. Cerca de la mitad de la ciudadanía opina que la actividad minera si lleva a una mayor disponibilidad de trabajos.

http://www.deguate.com/artman/uploads/51/14.3-grafica-30.jpg

El desarrollo que pudiera generar la actividad minera sería otro de los posibles beneficios que percibiría la ciudadanía. En este caso, la respuesta es ligeramente ambigua con un número similar de personas opinando positiva y negativamente.

http://www.deguate.com/artman/uploads/51/14.3-grafica-31.jpg

En estas últimas dos preguntas es claro un patrón por edad. En general, los más jóvenes ven mayor posibilidad de incremento de fuentes de trabajo y mayor desarrollo como se muestra en la siguiente gráfica:

http://www.deguate.com/artman/uploads/51/14.3-grafica-32.jpg

Aunque se trata de temas independientes, de alguna manera relacionado con el incremento de las fuentes de trabajo, se tiene una opinión casi neutral en torno al tema de mayores ingresos, como se aprecia en la siguiente gráfica:

http://www.deguate.com/artman/uploads/51/14.3-grafica-33.jpg

Del aporte por regalías que hacen las empresas mineras, parte se le traslada a las municipalidades. En consecuencia, se esperaría que una mayor actividad minera permitiera a las municipalidades contar con más recursos para obras. Sin embargo, la opinión de la ciudadanía no se inclina en esa dirección; el incremento en las obras municipales no goza de una opinión tan favorable. Sólo el 18% de los entrevistados opinó que la actividad minera genera más obras municipales.

http://www.deguate.com/artman/uploads/51/14.3-grafica-34.jpg

En el mismo sentido, además de las obras de municipales existe alguna tendencia a asociar obras con infraestructura vial. Estas obras pueden ser tanto de gobiernos locales como del gobierno central. En esta pregunta se obtiene una opinión menos negativa que la anterior:

http://www.deguate.com/artman/uploads/51/14.3-grafica-35.jpg

Factores que afectan la percepción de beneficios de la minería de metales

La medición de los beneficios de la actividad minera de metales también se llevó a cabo usando una escala sumativa. La escala de beneficios de la minería –véase su construcción en el anexo- tiene un comportamiento bastante distinto de la escala de daño ecológico. Incluso, el valor promedio para el país es considerablemente menor, únicamente 43 puntos. Una característica que comparte esta escala con la escala de percepción de daños ambientales es la dependencia del nivel de exposición a los medios de comunicación de las ciudadanas y ciudadanos: una mayor frecuencia en el uso de la radio y la televisión aumenta la percepción de beneficios.

El hallazgo más evidente en relación a los beneficios de la actividad es que la opinión acerca de beneficios de la actividad minera se ve influida principalmente por la auto-identificación étnica del ciudadano. Como se mencionó anteriormente, el acceso a medios de comunicación también marca una diferencia importante. En este caso, no es la radio sino la televisión la que causa mayores diferencias. En particular, el grupo con mejor opinión sobre beneficios de la minería son los no-indígenas que ven más de una hora de televisión al día y en el otro extremo se ubican los indígenas que ven poca televisión. Este resultado es consistente con dos que ya han sido discutidos: por un lado, las comunidades indígenas resienten no ser consultadas y, por el otro, una mayor exposición a los medios lleva a una mejor opinión hacia la actividad minera posiblemente por el tipo de mensaje mediático.

http://www.deguate.com/artman/uploads/51/14.3-grafica-36.jpg

Una diferenciación más, también de importancia, se presenta al comparar la percepción de beneficios de la mina por área urbana y área rural. Se percibe una diferencia similar a la que se presentó en la percepción de daños ambientales. Nuevamente, la diferencia es explicable por la ubicación de las explotaciones mineras.

http://www.deguate.com/artman/uploads/51/14.3-grafica-37.jpg

Compatibilidad de la minería de metales con otras actividades


No todas las actividades pueden realizarse simultáneamente en un mismo espacio. Así como los terrenos dedicados a pastos no pueden usarse al mismo tiempo para cultivar caña de azúcar; la actividad minera de metales evita que se realicen otras actividades en el mismo lugar.

Por esta razón, conocer qué actividades son consideradas compatibles por los habitantes de las zonas mineras permite evaluar si han percibido una reducción en sus oportunidades. En general, es posible afirmar que los habitantes de la zona minera de Guatemala perciben alguna interferencia de la minería en actividades tradicionales como la ganadería, la agricultura y la pesca, pero no ven problemas con actividades como el comercio, la construcción y el turismo.

En el caso de la agricultura, los residentes en la zona en la que existen concesiones mineras perciben claramente una incompatibilidad. Cerca de dos tercios de los entrevistados ven que la minería de metales perjudica a la agricultura.

http://www.deguate.com/artman/uploads/51/14.3-grafica-38.jpg

Porcentajes muy similares se obtienen para la pesca. Esta respuesta es razonable cuando se considera como poco favorable en cuanto a contaminación del agua.

http://www.deguate.com/artman/uploads/51/14.3-grafica-39.jpg

La ganadería también se percibe en conflicto con la minería de metales. Los porcentajes son también muy similares a los de las gráficas anteriores. Esta respuesta está en armonía con la idea que la minería de metales contamina el suelo, tal como se observó anteriormente.

http://www.deguate.com/artman/uploads/51/14.3-grafica-40.jpg

Un caso particular de ganadería, la cría de aves también presenta una opinión de incompatibilidad. Sin embargo, debe notarse que en este caso el porcentaje de “no afecta” es mayor que en los casos anteriores. Es posible que la diferencia se deba a que la cría de aves requiere menor cantidad de terreno.

http://www.deguate.com/artman/uploads/51/14.3-grafica-41.jpg

Dos actividades alternativas, el turismo y la artesanía ocupan una posición más neutral a este respecto. Si bien el número de respuestas en la categoría “no afecta” es el más alto, las casillas de “favorece” son también muy reducidas. De esta forma, si se consideran los saldos de opinión, se hace evidente que la población aunque neutral en su mayoría, se inclina más a pensar que son incompatibles con la minería.

http://www.deguate.com/artman/uploads/51/14.3-grafica-42.jpg

En el caso del turismo, aunque no tanto como en el de la artesanía, también es elevado el número de personas que tienen una opinión neutral.

http://www.deguate.com/artman/uploads/51/14.3-grafica-43.jpg

Existen dos actividades que sí muestran un saldo positivo: la construcción y el comercio. Éstas actividades cuentan con mayor número de respuestas “favorece” y en la opinión de los entrevistados serían aquellas que mostrarían alguna compatibilidad con la minería.

http://www.deguate.com/artman/uploads/51/14.3-grafica-44_1.jpg

La construcción también se ve como favorecida por la minería. Aunque es difícil asegurarlo, pareciera que estas actividades se verían favorecidas por la llegada de población adicional.

http://www.deguate.com/artman/uploads/51/14.3-grafica-45.jpg

Al igual que en otras partes en este reporte, se construyó una escala para resumir la información y buscar otras asociaciones. La escala que mide la compatibilidad con las actividades agrícolas, pesca, ganadería y cría de aves está influida por varios factores.

Uno de los factores que más explica esta opinión es la exposición a la radio y asistencia a servicios religiosos. Nuevamente, a mayor exposición a la radio, la opinión es más positiva hacia la minería de metales. Al igual que en otras variables, una mayor asistencia a servicios religiosos lleva a una menor aceptación de la compatibilidad de la minería de metales con otras actividades tradicionales. La escala se interpreta como 100= la minería es compatible con todas las actividades tradicionales; 0= la minería es incompatible con todas las actividades tradicionales. El valor promedio es cercano a 25 para la totalidad de la muestra.

http://www.deguate.com/artman/uploads/51/14.3-grafica-46.jpg

De igual manera, se construyó una escala de compatibilidad con actividades no tradicionales. Esta escala tiene un promedio para el grupo cercano a 45. En el grupo de las actividades menos tradicionales se percibe una diferenciación por líneas de etnicidad. En general, se puede afirmar que los indígenas ven menos compatibilidad de la minería de metales con otras actividades no tradicionales que los no indígenas. Este resultado está explicado por dos de esas actividades, la artesanía y el turismo, que frecuentemente se mencionan como posibles alternativas a la agricultura para elevar el nivel de vida de la población indígena. Según se observa, estas actividades se consideran en conflicto con la minería de metales.

http://www.deguate.com/artman/uploads/51/14.3-grafica-47.jpg

Conocimiento de legislación sobre minería

La Ley de Minería proporciona el marco regulatorio para los empresarios que se dediquen a esta actividad en Guatemala. Si bien esta ley ha sido objeto de mucha discusión y de crítica, los guatemaltecos parecen conocer poco acerca de ella. Para medir el conocimiento sobre la Ley de Minería se procedió con dos juegos de preguntas. El primero iba orientado a determinar el conocimiento acerca de las regalías. Debido a que éstas han causado buena parte de comentarios hacia la Ley de Minería, se consideró necesario conocer si el ciudadano cuenta con la adecuada información para participar efectivamente en el debate.

La mayoría de los guatemaltecos en el área minera ignora qué es una regalía. Como muestra la gráfica 21, menos de un cuarto de la población sabe el significado de la palabra.

http://www.deguate.com/artman/uploads/51/14.3-grafica-48.jpg

Dentro de lo esperado, hay más conocimiento del significado de la palabra si se está cercano a una empresa minera. La diferencia en el conocimiento del significado es de casi el doble para los que tienen una explotación minera en el municipio que para aquellos que sólo tienen licencias de exploración. Es importante notar que la presencia de actividad minera no relacionada a metales, como extracción de material de construcción, también eleva el conocimiento del significado de esta palabra.

http://www.deguate.com/artman/uploads/51/14.3-grafica-49.jpg

Posteriormente aun cuando hubiera dado el significado correcto o no, se le indicaba al informante el significado de la palabra. A continuación se indagaba si conocía el porcentaje que recibía el gobierno local y el gobierno central. Al igual que en el caso anterior, el número de respuestas incorrectas es sumamente alto y en este caso la proximidad a la actividad minera no mejora el conocimiento del valor exacto.

http://www.deguate.com/artman/uploads/51/14.3-grafica-50.jpg

El error normalmente es por exceso. Más del 85% de los informantes supone que el porcentaje de regalía es superior al mencionado en la Ley de Minería. De esta forma, resulta claro que una gran cantidad de guatemaltecos opina que la minería proporciona más dinero del que en realidad aporta a los gobiernos central y municipal. Seguidamente se informa a los entrevistados el porcentaje de regalía que estipula la actual ley para el gobierno local y el gobierno central y se pregunta si está de acuerdo con tal porcentaje.

http://www.deguate.com/artman/uploads/51/14.3-grafica-51_1.jpg

La siguiente batería de preguntas sobre la legislación minera al igual que las relacionadas a la regalía, muestra también poco conocimiento de los temas. Sólo un tercio de los ciudadanos conoce que de acuerdo a la Ley de Minería los yacimientos pertenecen al Estado.

http://www.deguate.com/artman/uploads/51/14.3-grafica-52_1.jpg

Una situación más positiva se percibe en cuanto al emisor de la licencia de explotación minera. De acuerdo a la Ley de Minería, la licencia es otorgada por el Ministerio de Energía y Minas. Una clara mayoría de los ciudadanos conocen esta información, tal como se ilustra en la gráfica siguiente.

http://www.deguate.com/artman/uploads/51/14.3-grafica-53_1.jpg

La necesidad de realizar estudios de impacto ambiental también es bien conocida. Casi la totalidad de la ciudadanía residente en el área bajo estudio la conocen. En cuanto a los impuestos que deben pagar las empresas mineras por sus insumos, menos de un 5% de las personas consultadas conocen que las empresas mineras gozan de exoneraciones para la importación de insumos. Debe notarse que las empresas mineras también gozaron de otras ventajas fiscales mientras estuvieron acogidas a la Ley de Maquila. Sin embargo, no se indagó a este respecto por no ser parte de la Ley de Minería.

http://www.deguate.com/artman/uploads/51/14.3-grafica-54_1.jpg

El tema del uso de las aguas de ríos, lagos y lagunas también es poco conocido. Contrario a lo que perciben los entrevistados, las empresas mineras pueden hacer uso de los cuerpos de agua sin pago alguno en tanto no afecten en forma permanente el ejercicio de otros derechos.

http://www.deguate.com/artman/uploads/51/14.3-grafica-55_1.jpg

Consultas populares y otros temas relacionados a la Ley de Minería

Siempre que se realice una actividad minera, es necesario consultar a la comunidad para conocer sus opiniones al respecto. En muchos municipios se ha adoptado el procedimiento de llamar a una consulta popular por medio de votos. En otros se ha preferido una modalidad de cabildo abierto.

Las consultas populares sobre la minería constituyen un tema de debate. Esto ocurre porque no se ha determinado claramente la forma en la que deben ser realizadas ni los efectos de sus resultados. La Constitución Política de la República de Guatemala remite en lo referente al sufragio a la Ley Electoral y de Partidos Políticos que reglamenta las consultas populares. De ser esta la referencia legal, algunas de las consultas, como la de 2007 en Ixchiguán, que incluyeron a menores de edad estarían al margen de la ley.

Por otro lado, el Código Municipal reglamenta las consultas propias de las municipalidades. El Convenio 169 de la OIT enuncia la consulta de buena fe a los pueblos indígenas. En todo caso, no se cuenta con el marco legal para que estas consultas sean vinculantes.

Puesto que muchos municipios en los que se encuentran abiertas licencias de exploración y explotación son de gran población –en particular el municipio de Guatemala- y no han realizado consultas, aparece un número relativamente bajo de personas conocedoras de una consulta en su municipio. Adicionalmente, se reportó durante el operativo de campo que consultas similares en el tema de las hidroeléctricas tienden a confundir a los entrevistados.

http://www.deguate.com/artman/uploads/51/14.3-grafica-56_1.jpg

En los lugares donde se ha dado esta consulta, la población tuvo una importante participación, tan alta como la de los comicios electorales y mucho mayor que la registrada en las consultas populares realizadas a nivel nacional.

http://www.deguate.com/artman/uploads/51/14.3-grafica-57_1.jpg

La respuesta de la comunidad ha sido casi siempre negativa a la actividad minera. Este resultado es consistente con las opiniones hacia la minería de metales que se observaron anteriormente.

http://www.deguate.com/artman/uploads/51/14.3-grafica-58_1.jpg

Uno de los principales problemas que perciben los ciudadanos con la actual ley de Minería es la incapacidad del gobierno de monitorear y reglamentar la actividad.

Menos de un tercio de los ciudadanos ven esta capacidad en el Gobierno. Tal percepción no difiere según dominio de estudio o área de residencia.

http://www.deguate.com/artman/uploads/51/14.3-grafica-59_1.jpg

Ante la posibilidad de lograr algún cambio en la Ley de Minería, los guatemaltecos que viven en el área de exploración y explotación minera tienen ideas definidas. Contrario a lo esperado de aumentar impuesto y regalías o transparencia en el trato con el gobierno, las sugerencias se fijan en la relación con el individuo. Se concede más importancia a respetar la opinión de las comunidades o a evitar el uso de químicos tóxicos, tal como se aprecia en la gráfica 60.

http://www.deguate.com/artman/uploads/51/14.3-grafica-60_1.jpg

Industria minera: conocimiento y tiempo de implantación

Este tópico, aparentemente de menor importancia, se dejó para el final del reporte porque ilustra uno de los temas que han aparecido recurrentemente en el reporte: mucha de la opinión al respecto de la actividad minera puede ser influida por los medios de comunicación. El tema de la minería no figuraba prominentemente en los medios de comunicación y la encuesta muestra que la mayoría de personas piensa que éste pertenece al siglo anterior. Sin embargo, muchas de las localidades estudiadas han tenido actividad minera desde hace varios siglos.

Aunque Guatemala no fue una de las grandes regiones mineras durante la colonia, hay reportes de minas y lavaderos de oro desde el principio de la dominación española. Una revisión rápida de la literatura conduce a informaciones acerca de explotación de minas de oro y de plata en Huehuetenango en 1581, de oro y plata en el norte del actual departamento de Guatemala en 1622 y de plata en Chiquimula en 1641. De forma similar, también se obtiene noticia de exploración en busca de oro en Verapaz en fechas tan tempranas como 1565. La actividad continuó y a finales del siglo XIX aparecen menciones de minas en las mismas regiones. Todos estos lugares presentan actividad actual de exploración o explotación de minería de metales.

Como un hallazgo de importancia, cabe resaltar que los guatemaltecos tienen poca conciencia del tiempo durante el cual ha existido actividad minera en el país. Curiosamente, incluso en los lugares donde se realiza la actividad minera desde tiempos coloniales, no todos los entrevistados conocen que exista minería de metales y la mayor parte de la ciudadanía no tiene claridad del tiempo durante el cual ha operado. Puesto que la mayoría da un horizonte cercano a quince años, es posible suponer que la presencia de esta actividad entró en la conciencia de los guatemaltecos hace aproximadamente una década con la entrada de los grandes proyectos en San Marcos.

En este estudio se investigó en municipios donde se encuentran abiertas licencias de exploración o explotación minera y, a pesar de eso, cerca de la cuarta parte de las personas desconocían que existen actividades extractivas en la República como se ilustra en la gráfica siguiente.

http://www.deguate.com/artman/uploads/51/14.3-grafica-61_1.jpg

Aunque debe recordarse que en muchos municipios encuestados las licencias que existen son de exploración y no de explotación, el poco conocimiento de la presencia de actividad minera a nivel local es mayor que a nivel nacional. De acuerdo con la información recabada, son cerca de la mitad de las personas las que ignoran que existen actividades mineras en su municipio.

http://www.deguate.com/artman/uploads/51/14.3-grafica-62.jpg

Como ya se mencionó, entre los puntos escogidos para la muestra se incluye lugares donde existe actividad minera desde hace varios siglos, pero ningún entrevistado mencionó un número superior a 60 años para el tiempo que tiene la actividad minera de estar operando en su municipio. De hecho, la media de tiempo que se ha percibido a la minería de metales en el municipio es de 12 años sin importar el dominio de estudio ni el verdadero tiempo que tiene la actividad de ser realizada. Esta percepción va más ligada al tiempo que tiene el tema de la minería de estar presente en los medios que a la presencia de la actividad en el lugar.

Conclusiones

Como primer resultado resulta evidente que existe un rechazo hacia la actividad minera de metales en Guatemala. De haberse realizado una consulta en las fechas de la encuesta, solamente un cuarto de la población se hubiera mostrado favorable al tema. Con resultados similares a los vistos en varias consultas populares, el rechazo se vuelve más intenso cuando se habla con claridad de minería de metales en el municipio de la persona consultada.

Esta opinión se ve reforzada por otras relacionadas, un grupo mayoritario considera que la minería causa sequía, contamina el agua, el suelo o va relacionada a violaciones a los derechos de las personas.

Varios factores afectan esta opinión, algunos en forma favorable a la actividad minera y otros en contra. En buena parte los factores contrarios se asocian en la mente de los ciudadanos con la actividad minera y daños ambientales y sociales. Los factores favorables, por su parte, se relacionan a desarrollo y a oportunidades laborales.

La opinión en áreas rurales es más dura hacia la actividad minera. Es posible distinguir una mayor preocupación también entre los grupos indígenas que entre los no indígenas. Por su parte, los jóvenes usualmente tienen una opinión que –aunque muy crítica- es menos severa hacia la minería que la de los grupos de mayor edad.

Muchos guatemaltecos consideran que la minería es incompatible con las actividades tradicionales de los lugares donde se implanta. Principalmente, esta opinión puede deberse a que las actividades mineras compiten por espacio con otras actividades. En la opinión de la mayoría de los ciudadanos, la minería no concuerda con la agricultura, la pesca, la ganadería y la cría de aves. Aunque en menor grado, se encuentra alguna incompatibilidad con la artesanía y el turismo. Dos actividades, la construcción y el comercio se considera que pueden beneficiarse de la minería. En general, se percibe mayor incompatibilidad con la minería en las áreas rurales y en los grupos indígenas.

En las entrevistas emergen dos actores claves: las iglesias y los medios de comunicación. Una mayor asistencia a servicios religiosos –tanto católicos como no católicos- se asocia a un mayor rechazo a la minería. Por el otro lado, una mayor exposición a la radio y la televisión reduce el rechazo a esta actividad.

Para mantener un diálogo a un nivel adecuado sobre el tema de la minería, es de gran importancia que la población cuente con información veraz y oportuna. En particular, el poco conocimiento acerca de la presencia de actividades mineras evidencia la falta de información de parte de los ciudadanos.

La legislación minera es un tema extraño y desconocido para el guatemalteco. Pocos conocen lo que es una regalía y menos aún conocen el porcentaje que se paga por este concepto al gobierno central y al gobierno local. La mayoría de entrevistados supone un porcentaje mucho mayor que el real y al conocer el real muestran rechazo. En otros temas de legislación minera existe también un alto nivel de desconocimiento. En la mayoría de casos, los entrevistados suponen que las empresas mineras tienen menos derechos que aquellos que les otorga la Ley de Minería.

Las consultas populares que se han realizado en varios municipios han sido del interés de los habitantes y han mostrado niveles de participación elevados más acordes con los de elecciones a nivel nacional que con los de consultas populares. En armonía con lo estudiado acerca del sentir de las poblaciones, los resultados han sido desfavorables para la actividad minera.

Preocupantemente, los ciudadanos no consideran que el Estado tenga la capacidad de monitorear y reglamentar la actividad minera. En consecuencia con esta percepción, ante la posibilidad de reformar la Ley de Minería se privilegian los aspectos que relacionan a la empresa minera con la comunidad o con el individuo sobre aquellos que ven la relación con el gobierno.

http://www.deguate.com/artman/uploads/51/14.3-grafica-63_1.jpg

Publicado por: Juan Lopreto

Fuente: Chinchilla Aguilar, E. 1994. “Lavaderos de Oro y La Minería” en Historia General de Guatemala. Volumen II. Guatemala, Editorial Amigos del País. 917p.

Congreso de La República de Guatemala. 1997. Decreto 48-97 Ley de Minería.

De León, O. 2002. La Minería en Guatemala 1750-1900. Guatemala: Dirección General de Investigaciones Universidad de San Carlos. 56p.

Falla, J. 1994. “Protocolo del Escribano Real y Público Cristóbal Aceituno” en Extractos de Escrituras Públicas. Volumen I. Guatemala, Editorial Amigos del País. 558p.

Falla, J. 1994. “Protocolo del Escribano Real Pedro de Caviedes” en Extractos de Escrituras Públicas. Volumen I. Guatemala, Editorial Amigos del País. 558p.

Falla, J. 1994. “Protocolo del Escribano Real y Público Juan León” en Extractos de Escrituras Públicas. Volumen II. Guatemala, Editorial Amigos del País. 513p.

Falla, J. 1994. “Protocolo del Escribano Real y Público Juan Ramírez” en Extractos de Escrituras Públicas. Volumen III. Guatemala, Editorial Amigos del País. 579p.

Fiestas Le-Ngoc, E. 1995. “La relación entre el hombre y la naturaleza según la Biblia” en Palabra. No. 365-366. Madrid: Ediciones Palabra, S.A. p 28-31.

Guatemala, leyes, decretos. 1985. Constitución Política de La República de Guatemala. [En línea] http://www.congreso.gob.gt/Pdf/Normativa/Constitucion.PDF Consultado el 20 de noviembre de 2009.

------.-----. 1997. Congreso de la República. Decreto 48-97 ley de Minería.

------.-----. 2002. Congreso de La República de Guatemala. 2002. Decreto 20-2002. Código Municipal [En línea] http://www.unicef.org/guatemala/spanish/CodigoMunicipal.pdf Consultado el 20 de noviembre de 2009.

INFORMPRESS. 2007. “Nueva consulta relanza tema minero” en Network in Solidarity with the People of Guatemala 6/15/2007. [En línea] http://www.nisgua.org/news_analysis/index.asp?id=2923 Consultado el 9/2/2010

Organización Internacional del Trabajo. 1989. Convenio sobre pueblos indígenas y tribales en países independientes. [En línea] http://www.conama.cl/portal/1301/articles-45295_recurso_1.pdf Consultado el 20 de noviembre de 2009.

Yagenova, S. y García, R.2009 “Guatemala: el pueblo de Sipakapa versus la empresa minera Goldcorp” en OSAL (Buenos Aires: CLACSO) Año X, Nº 25, abril. [En línea] http://bibliotecavirtual.clacso.org.ar/ar/libros/osal/osal25/05yage.pdf Consultado el 20 de noviembre de 2009.

White, L. Jr. 1967. “The Historical Roots of Our Ecological Crisis” [En línea] http://www.zbi.ee/~kalevi/lwhite.htm Consultado el 20 de noviembre de 2009.

sociación de Investigación y Estudios Sociales (ASIES)

Haz click en el archivo que deseas descargar:

  • 14.3-grafica-34.jpg
  • 14.3-grafica-39.jpg
  • 14.3-grafica-35.jpg
  • 14.3-grafica-31.jpg
  • 14.3-grafica-37.jpg
  • 14.3-grafica-32.jpg
  • 14.3-grafica-36.jpg
  • 14.3-grafica-40.jpg
  • 14.3-grafica-33.jpg
  • 14.3-grafica-38.jpg

  • Comentarios ¿Qué opinas? ¡Deja un comentario!




    Aviso: El contenido en Deguate.com es para propósitos informativos únicamente. No somos expertos, ni pretendemos serlo. Muchos de los artículos publicados en nuestro sitio son basados en opiniones y deben ser tomados como tales. No somos responsables por las decisiones que los usuarios tomen basados en el contenido de Deguate.com. Por favor investigue a fondo antes de aceptar cualquier información como un hecho.

    Loading...
    

    Ultimas publicaciones en:
    Producción
    Estudio de opinión pública sobre la minería de metales en Guatemala
    Guatemala promoverá café en feria de Taiwán
    Granos básicos de Guatemala
    Productos tradicionales de Guatemala
    Producción de Repollo en Guatemala
    Producción de Plátano en Guatemala
    Producción de Piña en Guatemala

    





    
    

    Comentarios

    ComentariosNota: los comentarios aquí expresados son responsabilidad de sus autores y no reflejan necesariamente el punto de vista de este medio. Deguate.com se reserva el derecho de eliminar cualquier mensaje que considere inapropiado sin previo aviso.

    

    
     


    También te puede interesar...


    Cómo robarle un beso a una chica con 3 simples preguntas

    Angel González, el fantasma que quita y pone gobiernos en Guatemala

    La colección de carros de Otto Pérez Jr.

    Aprende a decir Te Amo en todos los idiomas
           

    Lindos piropos para hacer sonreir a una chica desconocida

    Devel Sixteen, el auto más bestial del mundo con 5,000 caballos de fuerza!

    Impresionante motocicleta con motor Ferrari

    Conoce a las amantes más famosas de la historia

    Directorio Comercial:
     


    Copyright © deguate.com - Todos los derechos reservados

    Política de Privacidad  -  Política de Cookies

    Guatemala

      

    Correspondencia, sugerencias, informaciones a: info@deguate.com 
    deGUATE.com no está afiliado al Gobierno de Guatemala, es una entidad comercial.