View RSS Feed

Cristofergonzalez

Cultura Quetzalteca

Rate this Entry
Mi Xelajú
Fundacion de la Ciudad de Quetzaltenango


Según el titulo real de don Francisco Izquin Nehaib en 1,558, antes que los Quiches dominaran la Ciudad se menciona con el nombre mam "Culahá" que significa "Garganta de Agua", tal vez por el agua que cae de las altísimas montañas hacía el Valle. Posteriormente se llamó "Xelajuj" también "Xelahuh" y "Xelahuh Quej", o sea el día 10 Quej (10 venado) de su calendario; la etimología proviene de las voces quichés Xe = debajo o al pie de y de Lajuj = diez, bajo los diez o al pie de los diez, según lo indica el historiador Fuentes y Guzmán en su libro "Recordación Florida" a fines del siglo XVII. Tal designación se debió al hecho que la Ciudad estaba dividida en 10 secciones y gobernada cada una por un Rey. Además de la etimología dada por los indígenas quichés también esta la de del vocablo mexicano del que se origina el nombre de "Quetzaltenango", su nombre significa Quetzal = Ave propia de la región y Tenango = Lugar de o Ciudad de, es decir: "Ciudad de los Quetzales".
En estas tierras se libraron cruentas batallas a partir de la llegada de los españoles, entre las más célebres destaca la de los Llanos de Urbina, donde un hombre, a quien la tradición dio el nombre de Tecún Umán, murió un 12 de febrero de 1524, iniciándose así la derrota de los K`ichees`.
Un documento legal de la época afirma que Alvarado, cuando contempló al hermoso indígena caído en la batalla (tocado con plumas de Quetzal) ordenó a sus soldados que no permitieran a sus perros destrozar el cadáver. El conquistador desde ese momento nombró aquel lugar Quetzaltenango (vocablo náhuat) idioma que hablaban los indígenas que acompañaban a Alvarado.
El lugar cobró importancia histórica a raíz de la independencia, cuando el municipio de Quetzaltenango (la cabecera departamental), fue declarado ciudad en 1825.
En 1838, este departamento y los de Totonicapán, Sololá, San Marcos, Huehuetenango, Quiché, Retalhuleu y Suchitepéquez formaron el estado de los altos y su sede se instaló en la ciudad de Totonicapán desde el 27 de diciembre del mismo año, hasta el 19 de enero de 1839, cuando se trasladó a Quetzaltenango.
La presencia de Rafael Carrera con sus huestes, el 29 de enero de 1840, provocó la ruptura del mencionado estado. Para terminar con esta pretensión, se firmó un acuerdo en La Antigua Guatemala, entre el presidente de Guatemala y el representante de los Altos, dándose por terminado este asunto.
Posteriormente, Quetzaltenango y otros departamentos cafetaleros desarrollaron una marcada participación en el movimiento reformista de junio 1871 cuando se dio el auge cafetalero, origen del crecimiento y desarrollo de esta región.
En 1897 se llevó a cabo una rebelión en contra del régimen del general José María Reyna Barrios, la cual fue sofocada; esta dejó muerte y desolación.
En 1902, un terremoto destruyo la ciudad causando muchas pérdidas.
En 1930, gracias al tesón de los Quetzaltecos, la tecnología Alemana logró concretizar el proyecto de un ferrocarril eléctrico, conocido como Ferrocarril de los Altos, el cual, se unía en San Felipe Retalhuleu con el ferrocarril de la International Reilways of Central America (IRCA), colaborando de esta manera con el desarrollo nacional.
En 1933 después de un desastre natural y con intereses políticos la administración del general Jorge Ubico bloqueó la reconstrucción de este medio, terminado con esta accion una de las mas hermosas histarias de nuestra bella Quetzaltenango. Podriamos segir hablando durante varias horas mas y aun asi no terminar

Actualmente Quetzaltenango es una ciudad pujante, y moderznista, que al mismo tiempo consera sus costumbres y tradiciones.
Etiquetas: Ninguna Agregar / Editar Etiquetas
Categorías
Uncategorized

Comments