DIRECTORIO ELECTRÓNICO DE GUATEMALA -

QUIÉNES SOMOS | ANÚNCIESE | CONTÁCTENOS


Uniendo a los chapines del mundo

¿QUÉ BUSCAS HOY?

USUARIOS ACTIVOS:

ECONOMIA Y FINANZAS »  Noticias  ∙  Artículos  ∙  Análisis económico  ∙  Indicadores económicos  ∙  Producción  ∙  Infraestructura  ∙  Tipo de cambio  ∙  Mercados Bursatiles  ∙  Cotización de acciones  ∙  Calendario económico  ∙  Convertidor monedas  ∙  Precios internacionales  ∙  Foro económico
INDICADORES »  Inflación  ∙  Producto Nacional Bruto  ∙  Producto Interno Bruto  ∙  IMAE  ∙  Indice de Precios al Consumidor  ∙  Comercio Exterior
Se encuentra aqui: Economía y Finanzas > Indicadores Económicos > Inflación
 

ECONOMIA Y FINANZAS

Inflación en Guatemala

Análisis de la inflación en Guatemala y ritmo inflacionario desde 1980 al día de hoy.

Análisis de la inflación en Guatemala

Enero 2013 - De acuerdo con el Índice de Precios al Consumidor (IPC), la inflación acumulada (equivalente a la variación interanual) durante el año 2012 (entre el 1º de enero y el 31 de diciembre) registró una cifra de 3.45%, inferior en 2.75 puntos porcentuales a la registrada en diciembre del año anterior (6.20%). 

 


Fuente: Instituto Nacional de Estadística, INE
* Tasa de variación del mes actual con respecto al mismo mes del año anterior 

 

La variación intermensual en diciembre de 0.54% fue la más alta registrada durante el año y fue superior en 32 puntos porcentuales a la registrada en diciembre de 2011 cuando llegó a 0.22%. La cifra de variación anual terminó el año levemente por debajo de la meta de inflación prevista por la Junta Monetaria para el año 2012, establecida entre 4% y 6%.
 
Según las cifras del INE, tres grupos de bienes y servicios presentaron crecimientos superiores al IPC en el año 2012: alimentos y bebidas (6.01%); bienes diversos (4.95%), muebles (4.26%) y restaurantes (3.57%). Mientras tanto, nueve grupos presentaron crecimiento inferior al IPC del año 2012: recreación (3.30%); vestuario (3.08%), salud (2.99%), transporte (2.17%), y educación (0.57%). Por su parte, bebidas alcohólicas registró la mayor reducción en su variación interanual con -0.94%, mientras que vivienda y comunicaciones también tuvieron una reducción (-0.24 y -0.20 respectivamente).
 
A nivel regional, de las ocho regiones del país, las Regiones I y V presentaron las mayores alzas en el nivel de precios, con variaciones mensuales de 0.69% y 0.65% respectivamente. Por su parte las Regiones IV y VII, registraron las variaciones más bajas de 0.16% y 0.31% respectivamente. 
 
Según las metas macroeconómicas definidas por el Banco de Guatemala y la Junta Monetaria, en 2013 la inflación deberá ubicarse en 4%. 

Qué es la inflación?

 
La inflación es el aumento general en los precios de los bienes y servicios durante un período de tiempo. Cuando el nivel general de precios aumenta, cada Quetzal nos permite comprar menos bienes y servicios, por lo que la inflación también refleja una erosión en el poder de compra del dinero, es decir la pérdida de valor real de nuestra moneda.
 
La principal medida de la inflación de precios es la tasa de inflación, que nos indica el cambio porcentual anual en el índice de precios al consumidor (IPC).
 
 
Los efectos de la inflación en la economía guatemalteca pueden ser simultáneamente positivos y negativos. Los efectos negativos incluyen un aumento en el costo de oportunidad en la tenencia de dinero, la incertidumbre en la inflación futura que puede desincentivar la inversión y el ahorro, y si la inflación es lo suficientemente rápida, puede conllevar a la escasez de productos cuando los consumidores se lanzan a los supermercados a comprar grandes cantidades de productos para almacenarlos en previsión de que los precios puedan incrementarse en el futuro.
 
Los efectos positivos incluyen la garantía de que los bancos centrales pueden ajustar las tasas de interés reales (destinadas a mitigar las recesiones), y fomentar la inversión en proyectos de capital no dinerarios.
 
Los economistas están de acuerdo en que las altas tasas de inflación y la hiperinflación son causadas por un crecimiento excesivo de la oferta monetaria. Los puntos de vista acerca de lo que es una tasa de inflación baja o moderada varían. La inflación baja o moderada puede atribuirse a las fluctuaciones de la demanda real de bienes y servicios, o cambios en los suministros disponibles, como durante la escasez, así como al crecimiento de la oferta monetaria. Sin embargo, la opinión general es que un periodo largo y sostenido de inflación es causado por una oferta de dinero que crece más rápido que la tasa de crecimiento económico.

Hoy en día, la mayoría de los economistas están a favor de una tasa baja y estable de la inflación. Una baja inflación (en oposición a cero o negativo), reduce la severidad de las recesiones económicas al permitir que el mercado laboral pueda ajustarse más rápidamente, y reduce el riesgo de que una trampa de liquidez impida que la política monetaria logre la estabilización de la economía. La tarea de mantener la tasa de inflación baja y estable está a cargo de las autoridades monetarias como el Banco Central de Guatemala y la Junta Monetaria, que controla la política monetaria a través de la fijación de las tasas de interés, operaciones de mercado abierto, y mediante el establecimiento de requisitos de reserva bancarios. 

Origenes de la inflación

 
La inflación es un fenómeno económico de origen monetario. Por esto, antes que todo, es necesario explicar un poco la función del dinero en la economía. Desde que el hombre se organizó en la forma más primitiva de sociedad empezó a darse cuenta que si cada miembro del grupo se dedicaba a realizar aquello para lo que es más apto, todos se beneficiaban.
 
Al ir creciendo las sociedades también aumenta el número de necesidades y el de bienes y servicios para satisfacerlos. Sin embargo, las transacciones originales basadas en el trueque se van complicando con la creciente diversidad de los nuevos productos. Ante esta perspectiva surge la necesidad de recurrir a una mercancía sumamente líquida que se pudiera intercambiar por sus productos y que a la vez estuvierna seguros que iba a ser aceptado por las mercancías que demandaran. Así surge el dinero, es otra mercancía que simplifica el proceso de intercambio.
 
Las primeras monedas acuñadas eran de metales preciosos. Sin embargo, con el transcurrir del tiempo los individuos se fueron dando cuenta que no era necesario llevar consigo todo ese metal para realizar sus transacciones comerciales. Ellos podían depositar el metal en las bóvedas de los herreros y alfareros y, a su vez, utilizar los certificados de depósito de estos en representación del valor del metal almacenado. De esta forma el dinero en su forma de metal precioso evoluciona hacia toda una nueva etapa: el papel moneda basado en un patrón metálico, que de preferencia era la plata y el oro.
 
El papel moneda abrió toda una nueva perspectiva. El valor de este dependía no sólo del metal depositado para respaldarlo sino que también del prestigio del resguardor de este. Si el emisor de los billetes no era ampliamente conocido, el dinero que imprimía no sería generalmente aceptado y sin esta característica dejaba de ser dinero por definición.
 
En 1694 surge en Inglaterra el primer banco central del mundo. Si bien, éste alguna vez fue un banco comercial privado, con tal de que la Corona recibiera préstamos para financiar sus gastos, le otorgó el privilegio de ser el único emisor de billetes en el país. Poco a poco creció su injerencia como banquero y agente financiero del gobierno, colocándolo en una posición ventajosa con respecto a los demás bancos comerciales.
 
Otros países fueron viendo las ventajas de este modelo y lo empezaron a imitar. Así surgieron los bancos centrales alrededor del mundo. Cabe mencionar que, entre las otras funciones características de los bancos centrales, estos dejarían de serlo si no fueran los únicos autorizados para emitir la moneda de curso legal.
 
Con el tiempo, la figura del dinero continuó evolucionando. Sin embargo, siempre funcionó basada en un patrón metálico, oro preferiblemente. Sobresimplificadamente, el sistema funcionaba de la siguiente manera: sí el Gobierno quería aumentar la cantidad de billetes en circulación sólo podía hacerlo si a cambio recibía el equivalente en oro; y, si quería disminuir la cantidad de billetes en circulación, vendía oro y recibía el equivalente en billetes.
 
Este sistema funcionó relativamente bien hasta la Primera Guerra Mundial, cuando varios de los países involucrados dejaron de respetarlo y empezaron a emitir más dinero que la cantidad de oro que tenían para respaldarlo. Posteriormente hubo varios intentos de regresar al patrón oro, pero fracasaron definitivamente al terminar la Segunda Guerra Mundial, cuando empezó a operar el sistema de Bretton Woods. Este nuevo sistema se basaba en que cada país involucrado depositaba todo su oro en los Estados Unidos y fijaba el valor de su moneda a una cantidad fija de dólares estadounidenses.
 
Sin embargo, este sistema también fracasó. En 1971, el presidente de Estado Unidos, Richard Nixon, anunció unilateralmente la suspensión de la convertibilidad en oro del dólar estadounidense. Desde entonces las distintas monedas alrededor del mundo ya no se vinculan con mercancías físicas. Este tipo de moneda se conoce como fiduciario y su valor no depende más que de la confianza que tengan las personas en el Gobierno emisor. 

Causas de la Inflación

La causa de la inflación es un tema que ha originado muchos debates desde hace mucho tiempo. Generalmente hablando, existe una mayor controversia respecto a los orígenes que con las consecuencias de la inflación. En una situación inflacionaria, los precios aumentan simultáneamente, aunque no todos aumentan al mismo ritmo ni en la misma proporción. Esta situación provoca que la pregunta sobre el origen de la inflación sea confundida si es sobre el proceso mismo que se origina o si se refiere al mecanismo que inicia el proceso.
 
Con el tiempo han surgido muchas hipótesis generales sobre el origen de la inflación. Estas difieren en puntos como los mecanismos de formación de precios y la dirección de la causalidad que postulan entre precios, salarios y dinero. A continuación se hará una breve descripción de tres de estas teorías que han tenido un fuerte impacto en la toma de decisiones políticas en Latinoamérica: el esquema de pugna distributiva, el pensamiento estructuralista y el enfoque monetarista.

Esquema de Pugna Distributiva

Estos modelos explican la inflación como resultado de un conflicto social. La competencia entre grupos sociales se manifiesta en la política fiscal. Esta explica que la mayoría de los precios en la economía se fijan libremente entre oferentes y demandantes, los cuales pueden aumentar por cualquier razón. Sin embargo existen otro tipo de precios básicos, como el salario, que se establecen como resultado de las presiones de grupos sociales, por ejemplo sindicatos, gremios y otros grupos organizados. Este constante esfuerzo por mejorar el ingreso real por parte de los trabajadores trae consigo un aumento en los costos y eventualmente en los demás precios. En algunos casos se adelantarían los salarios y en otros los precios de los bienes y servicios, depende del poder de negociación entre empleados y empleadores.
 
Para completar el modelo se le agrega la política monetaria. Bajo esta teoría el gobierno se encuentra ante un dilema cada vez que aumentan los precios. Si él no aumenta su gasto, habrá una contracción en la demanda por la misma razón que los precios han subido pero, los salarios no aumentaran por rigideces del mercado, como indexaciones de precios. Por el otro lado, si él aumenta la demanda habrá un efecto positivo sobre la producción y el alza en los precios no será tan pronunciado.
 
Asimismo han surgido varias posiciones que traen abajo los argumentos de esta teoría, como que en la realidad las negociaciones entre patronos y empleados normalmente se realiza en forma individual y que realmente son pocos los casos en que se realizan de forma colectiva. Aun así, cuando se realizan de forma colectiva, se requiere de una fuerte cantidad de información entre los distintos grupos para que tenga el efecto predicho. Por otro lado, el escenario planteado es el de una economía que no alcanza a definir un conjunto de precios más o menos estable, lo cual sólo sucede durante períodos altamente inestables (altas inflaciones y hasta hiperinflación), deja sin explicar que sucedió en el período anterior para llegar a las condiciones actuales.
 
Pensamiento Estructuralista
 
El enfoque estructuralista se originó en América del Sur como una respuesta alternativa para explicar un fenómeno coyuntural: cómo era que los países que aparentemente eran los más incapaces para llevar políticas monetarias sanas eran los que gozaran de mayor crecimiento económico. Estas nuevas teorías tuvieron su origen dentro de la Comisión Económica para América Latina -CEPAL-, especialmente porque la mayoría de los ideólogos estructuralistas realizaron su labor desde la Comisión.
 
Los estructuralistas creían en ciertas presiones básicas, que están directamente relacionadas a la incapacidad de la oferta para hacer frente a cambios en la demanda.
 
Sin embargo, para entender mejor este concepto de inelasticidad de parte de la oferta, es necesario entender primero ciertos fenómenos poblacionales que los estructuralistas consideraban endémicos de los países en vías de desarrollo. Ellos decían que la oferta de alimentos no crecía a la misma velocidad que la población. Esto era debido no sólo al natural crecimiento poblacional, sino que a la vez había un mayor crecimiento poblacional en las áreas urbanas consecuencia de las migraciones por el atractivo de estas sobre la rural por el mayor desarrollo económico. Esto tiene además el agravante de que no sólo ahora existe una mayor población urbana que necesita comer pero, también se han trasladado recursos del campo hacia las industrias urbanas.
 
Ya que la cantidad de tierra cultivable esta dada y no puede variar en el corto plazo ni en el mediano, el problema de que la oferta de alimentos no crezca al mismo ritmo que la población urbana es puramente tecnológico. Los latifundistas no estaban interesados en hacer mejoras tecnológicas porque ya vivían bien y no necesitaban mejorar y, los minifundistas, por el mismo hecho de que su cultivo es de subsistencia, no cuentan con los recursos suficientes para invertir en tecnología.
 
Un país con rápido crecimiento económico y, a la vez, rápido crecimiento de su población enfrenta una crisis al no poder generar ciertos bienes y servicios con la rapidez necesaria. Aparte del sector de alimentos agrícolas, del que ya se hizo mención, se pueden distinguir tres sectores más que comparten esa característica de oferta inelástica a la creciente demanda: el transporte de pasajeros, la producción de energía eléctrica y el consumo de bienes duraderos.
 
La incapacidad de la agricultura para producir al mismo ritmo que la demanda se empieza a traducir en escasez ya que la producción de alimentos no aumenta en el corto ni en el mediano plazo. Esta escasez en los centros urbanos, tarde o temprano, se traduce en mayores precios relativos en los alimentos. Así es como se forma la presión básica estructural por parte de la producción agrícola de alimentos.
 
Este aumento en los precios de los alimentos tiene un efecto redistributivo a favor de los agricultores, y desde esta perspectiva surge un problema de pugna distributiva que presiona sobre los costos en las áreas urbanas.
 
Los primeros que ven amenazados su poder adquisitivo son los obreros. Estas personas normalmente tienen acceso a un salario nominal fijo pero, con el aumento en los costos de alimentos (a los cuales destinan la mayor parte de su presupuesto) y, con los cambios en otros sectores de oferta rígida, empiezan a ver su salario real disminuirse. Ante esta situación presionan los salarios hacia arriba.
 
De esta forma se transmite la presión inflacionaria hacia el sector empresarial. Con el aumento en los salarios aumentan sus costos y disminuye su margen de ganancia. Esto obliga a los empresarios a aumentar sus precios de venta para mantener su posición relativa, generalizándose el alza de los precios en toda la economía. Esto a su vez provoca que los obreros vuelvan a exigir un aumento salarial formándose un circulo vicioso de inflación.
 
Entre el aumento en los precios y la recuperación de la posición relativa de las personas normalmente ocurre un rezago que es cubierto por el crédito bancario. Este aumento en la masa monetaria solamente es una forma de propagación de la inflación, después de que el aumento en los precios se ha dado.
 
Por último, el sector gobierno también contribuye a la propagación de la inflación. Debido a las características del sistema tributario en los países latinoamericanos y, por el siempre constante aumento en el gasto público, el Gobierno empieza a generar déficits fiscales. A esta situación se suma el sistemático aumento de los precios de la economía que obliga al Gobierno a generar más ingresos para cubrir los mismos gastos. Con el tiempo el Gobierno se ve obligado a aumentar la emisión monetaria para cubrir sus déficits. "Junto con el aumento de impuestos, tarifas, y el mayor endeudamiento, el aumento en la masa monetaria se convierte en el principal factor de propagación de la inflación."
 
Teoría Cuantitativa del Dinero
 
Los casos anteriores se diferencian un poco en el enfoque bajo el cual estudian los orígenes de la inflación, pero ambos convergen hacia un mismo punto: la intervención del Gobierno en un punto u otro del proceso inflacionario. Sin importar la justificación, en ambos casos la intervención del Gobierno se realiza por medio de aumentar la emisión de dinero en circulación.
 
Es así como se explica el enfoque monetarista, éste dice que los cambios en el valor del dinero es consecuencia de los cambios en la cantidad de dinero. Entre las obras que mejor ejemplifican esta relación está A Monetary History of the United States, 1867-1960 por Milton Friedman y Anna Jacobson Schwartz. Basado en esta obra M. Friedman expresó "la inflación es siempre y en todo lugar un fenómeno monetario".
 
Este enfoque no es tan nuevo como dejaría entender esta obra. Economistas del siglo XIX como David Ricardo (1772-1823) y John Stuart Mill (1806-1873) trabajaron arduamente en este rumbo. Sin embargo, la formulación más completa de la teoría cuantitativa clásica fue la de Irving Fisher (1867-1947), que puede resumirse en la Ecuación de Cambio:
 
MV = PY
 
dónde:
 
M= masa monetaria,
 
V= velocidad de circulación del dinero,
 
P= nivel de precios, y
 
Y= producción total o ingreso
 
Esta ecuación es en sí una tautología, ambas partes de la igualdad representan lo mismo. Sin embargo es sumamente explicativa, si la velocidad del dinero y el ingreso permanecen constantes, al aumentar la masa monetaria necesariamente aumentaran los precios para mantener la igualdad.
 
La teoría cuantitativa moderna o monetarismo ha modificado la teoría clásica en dos puntos fundamentales:
 
  • La teoría cuantitativa moderna toma en cuenta retardos en la relación entre la masa monetaria, los precios y el PIB nominal.
     
  • En lugar de considerar la velocidad de circulación como un concepto más o menos mecánico que depende de ciertos factores institucionales, los monetaristas modernos consideran que la velocidad-ingreso del dinero es una función estable de ciertas variables clave, entre las que se destaca el costo de oportunidad de retener saldos reales.

La inflación y la toma de decisiones en las empresas

Durante mucho tiempo la inflación ha sido un tema de mucha preocupación para la toma de decisiones gerenciales. Esto se debe a que sus efectos en un inicio pueden aparentar una bonanza económica, ya que el nivel de producción, el empleo y hasta las utilidades puedan crecer; pero pasado este breve período de tiempo, todos empiezan a ver disminuido sus ingresos por culpa del aumento de precios. Aunque al final todos los individuos en la economía pierden ante un proceso inflacionario, existen algunos grupos que se verán beneficiados por ésta en el período entre el aumento de la masa monetaria y el aumento en los precios.

El principal beneficiario de la inflación es el Gobierno, ya que al ser éste el creador del dinero, puede aumentar su volumen y aprovecharse del momento en que los precios todavía no han aumentado. Otros beneficiados, pero en menor medida, por este proceso son los primeros en recibir la nueva emisión monetaria y así la ganancia va disminuyendo para cada sector que recibe el nuevo dinero mientras más alejado está de la fuente inflacionaria.

Como se entiende aquí, la inflación es una relación entre masa monetaria y precios que se desarrolla en momentos y magnitudes distintas según su posición en la espiral inflacionaria y su sensibilidad a cambios en los precios. Como se tratara de demostrar, si todos los precios en la economía, inclusive el salario, aumentaran en la misma proporción y al mismo momento no habría razones de preocuparse por la inflación. Sin embargo, debido al desorden en que se desarrolla el proceso mismo, las señales emitidas por los precios no son interpretadas correctamente por los agentes económicos lo que lleva a una ineficiente asignación de los recursos.

A mediano y largo plazo la inflación alta y acelerada, es sumamente perjudicial pues afecta la asignación de recursos, desviando éstos de las actividades productivas, hacia las rentas y la inversión en activos fijos. Además, crea incentivos a consumir y no a invertir o ahorrar a aquellos que no tienen acceso a la inversión en activos fijos. Por otro lado, afecta el ingreso real, pues la indexación, generalmente se queda atrás, ya que es difícil practicarla en forma generalizada. En resumen, a largo plazo, la inflación provoca el empobrecimiento general y reduce el poder adquisitivo de los individuos además de desincentivar el ahorro e inhibir la inversión en actividades productivas.

Ante un cambio en el precio de un bien existen dos efectos sobre la demanda de un consumidor:

Efecto Ingreso. Una disminución en el precio provoca un incremento en el ingreso real del consumidor. Dado que puede comprar el mismo paquete de bienes que antes con menos dinero, él es efectivamente más rico y por tanto cambiará sus elecciones de consumo.

Efecto Sustitución. A un precio más bajo del bien X, el consumidor comprará más, aun al mismo nivel de ingreso real, de otros bienes.

La teoría clásica nos enseña que los precios expresan toda la información disponible sobre los bienes y en base a estos se toma la decisión de si se consume o no y en que cantidades. Como se acaba de explicar, un cambio en el precio de un bien provoca cambios en la cantidad consumida que se pueden explicar por el efecto sustitución y el efecto ingreso.

Sin embargo, para que el mecanismo de precios funcione correctamente y se logre la mejor asignación de recursos en la economía, la información que estos proporcionen tiene que ser clara y libre de distorsiones ajenas al mercado. Este es el problema de la inflación, porque los cambios en los precios no se dan por estas razones, sino por una decisión de política gubernamental respecto a la cantidad de dinero en circulación.

Ritmo inflacionario de Guatemala

El ritmo inflacionario anual mide la variación, en porcentaje, del año en examen con respecto al año anterior. En la siguienet tabla presentamos el Ritmo Inflacionario anual en Guatemala, de 1980 a 2012. 
 
 
AÑO INFLACION
1980 9.01
1981 8.8
1982 -2.07
1983 7.15
1984 7.24
1985 27.87
1986 21.45
1987 9.31
1988 12.34
1989 20.17
1990 59.81
1991 10.03
1992 14.22
1993 11.63
1994 11.6
1995 8.62
1996 10.85
1997 7.12
1998 7.48
1999 4.92
2000 5.09
2001 8.91
2002 6.33
2003 5.85
2004 9.23
2005 8.57
2006 5.79
2007 8.75
2008 9.4
2009 -0.28
2010 5.39
2011 6.2
2012 3.45
Fuente: INE
 

 

 

 

 

 
INICIO | CANALES | NEGOCIOS | NOTICIAS | FOROS | CHAT | SMS | COMUNIDAD | GALERIAS | EMPLEOS | HOROSCOPO | AGENDA | CONTACTO
Enlaces de interés:
Chat Guatemala          Medicina Alternativa     Encuentra tu pareja ideal               Hospital San Juan de Dios Guatemala     Medical news and advice
Directorio Comercial:
 

 


Copyright © deguate.com - Todos los derechos reservados

Guatemala

     

Correspondencia, sugerencias, informaciones a: info(at)deguate(dot)com 
deGUATE.com no está afiliado al Gobierno de Guatemala, es una entidad comercial.