Guatemala, Deguate.com Publicidad      Contacto     Usuarios Activos: 

DEPARTAMENTOS Y MUNICIPIOS

¿Qué buscas hoy?

Alta Verapaz
Baja Verapaz
Chimaltenango
Chiquimula
El Progreso
Escuintla
Guatemala
Huehuetenango
Izabal
Jalapa
Jutiapa
Petén
Quetzaltenango
Quiché
Retalhuleu
Sacatepéquez
San Marcos
Santa Rosa
Sololá
Suchitepéquez
Totonicapán
Zacapa
Inicio > Departamentos > Huehuetenango > Concepción Huista > Recursos Naturales

Recursos Naturales de Concepción Huista

Información acerca de los recursos naturales del municipio de Concepción Huista, en Huehuetenango.


Recursos Naturales

Recursos naturales del Municipio de Concepción Huista 

Concepción Huista posee las series de suelo: Chixoy, Coatán, Jacaltenango y Toquiá; todas éstas series presentes se caracterizan por ser suelos superficiales o poco profundos, pH ligeramente alcalino (excepto Jacaltenango y Toquiá que son ligeramente ácidos a neutros) y recomendados para pastos o producción de  bosques.  La serie Jacaltenango acepta cultivos como granos básicos, pero con manejo de suelos.
 
De acuerdo al Mapa de Cobertura Vegetal y Uso de la Tierra, 2003 del MAGA, los arbustos y matorrales son los que existen en mayor área, luego le sigue la agricultura y el de menor cobertura es el bosque.  Los porcentajes se detallan en el siguiente cuadro.
 
En el Mapeo Participativo, se indica que existen áreas de producción forestal (extracción de madera principalmente) en Yatolop, Onlaj, Ap, Tierra Común,  Canalaj,  Ajul, Tzuján, Canwá, Bacú, Los Trapichitos, Petatán, Tzunhuitz, Canalaj, Checán y Cabecera.  En el período del 91/93 al 2001 se reporta un cambio neto positivo de 376 Ha de cobertura forestal, es decir que existió una ganancia de cobertura18.  Aunque se evidencia un cambio positivo neto en la cobertura forestal para el período 91/93 al 2001; este aún está lejano a recuperar la cobertura que de acuerdo al uso potencial del suelo debiera tener; sin embargo, representa un avance importante en la conservación del área forestal que aún existe.  Por otra parte, se considera que instrumentos financieros como el PINFOR y el accionar de proyectos como PROCUCH, ASOCUCH Ambiental y del mismo INAB estén contribuyendo a mantener la poca área forestal que aún existe.
 
La Capacidad de Uso según la clasificación USDA indica que el relieve va de quebrado a escarpado y que las pendientes van de 30 a 90%.  El 91% del territorio es de vocación forestal distribuido en 9% de clase VI el cual tiene severas restricciones para cultivos, aceptable para cultivos perennes o producción forestal; 19% de clase VII el cual es para pastoreo, bosques de producción maderable o vida silvestre y un 72% de clase VIII el cual es para bosques de protección.
 
Aunque la vocación de los suelos es forestal (91%  del territorio), la necesidad de producción de alimentos (especialmente granos básicos) y de recursos forestales, ha provocado que la frontera agrícola y la pérdida de cobertura forestal continúe; ello se refleja en la intensidad de uso19  pues indica que el 33% de la superficie está en sobre uso, esta se encuentra principalmente de la Cabecera hacia el este y al norte (Ajul, Tzuná, Canwá, Las Peñas, Tzuján, Cerro Alto, Los Pérez Yatolop, Yatolop, Ramírez Flores, Los Pérez Onlaj, Onlaj, Ap, Yulá, Los Trapichitos).  El 64% está en uso correcto y en él se encuentra la zona productora de café, por otra parte, se indica un 3% en sub uso que se encuentra por Yulhuitz.
 
Se debe tomar en cuenta que estos datos son referenciales y no significa que las comunidades anteriormente mencionadas son las únicas con conflicto de uso o que entre ellas existan porciones de tierra con otro tipo de uso (uso correcto o sub uso).   Resalta la importancia que el cultivo del café tiene para el municipio, pues es el cultivo más importante económicamente y al ser un cultivo perenne y arbustivo, provee una cobertura vegetal que brinda una protección a la cuenca y minimiza el impacto de sobre uso del suelo. Por otra parte, en la región con mayor área en sobre uso (norte del municipio) ha sido y sigue siendo objeto de proyectos que buscan conciliar este conflicto; se puede mencionar la intervención del Proyecto PROCUCH, IDEAR, PROFRUTA con proyectos de reforestación y frutales, actualmente ASOCUCH-Ambiental facilita la construcción de una política de uso de recursos naturales, creada desde el nivel comunitario.
 
En el Mapeo Participativo se lograron identificar 26 nacimientos de agua, sin embargo, un estudio realizado por el Proyecto de Manejo Sostenible de los Recursos Naturales de la Sierra de los Cuchumatanes (PROCUCH) en 2,006 (mapa 4) localizó un total de 36 nacimientos en el municipio.   Actualmente la Oficina de Recursos Naturales y Medio Ambiente tiene registrado más de 77 nacimientos. Lo importante es que sin duda alguna el municipio es una zona importante de captación hídrica para su territorio y otros municipios, presumo de estos nacimientos (El Sabino, Petatán) abastece de agua a San Antonio Huista.
 
importancia que tiene el manejo de cuencas dentro del municipio, en función a la conservación de los recursos hídrico y suelo.
En el FODA se identificó como fortalezas del municipio la gran cantidad de nacimientos de agua, la existencia de cobertura forestal y de café, para la implementación de proyectos de servicio ambiental; como oportunidad se identificó a los Incentivos Forestales otorgados a través de INAB.

b.  Análisis de riesgo

 
La población identificó un total de 18 amenazas, las cuales calificó de 3 a 5 con los siguientes criterios:  11 amenazas en prioridad 5, las que ocurren  dos o más veces al año y provocan pérdidas de vidas y daños severos; 1 amenaza de prioridad 4, siendo aquellas amenazas que su ocurrencia es de al menos una vez al año y provoca daños considerables; y 6 amenazas con prioridad 3, que ocurren en períodos prologados de 2 a 5 años y provocan daños significantes y no siempre es la misma amenaza.  Las amenazas con valor 5 son los derrumbes, deslizamientos, crecidas de ríos, vientos fuertes, heladas, incendios forestales,  sustancias agroquímicas, deforestación, contaminación por residuos sólidos y líquidos; la amenaza con valor 4 es la erosión del suelo; y las amenazas con valor 3 son hundimientos, temporales, sequía, plagas forestales, agotamiento de acuíferos y organización de grupos delincuenciales.
 
Se clasificaron a las comunidades según la cantidad y el valor de amenazas que poseen, y se les asignó un color de acuerdo al siguiente cuadro.
 
Los datos del cuadro anterior indican que las comunidades en rojo son las que presentan mayor cantidad de amenazas de valor 5 (o que la sumatoria del valor de las amenazas presentes es igual a 5) y las de color anaranjado son las que presentan mayor amenazas de valor 4 (o que la sumatoria del valor de las amenazas presentes es igual a 4).  El municipio en general posee muchas amenazas de ocurrencia anual y que causan daños considerables.
 
Para determinar la vulnerabilidad del municipio fueron analizados los siguientes factores: a) Físico-Estructural,  b) Social, c) Funcional,  d) Económico,  e) Ambiental, f) Político- Institucional, g) Cultural e ideológico y h) Educativo.
 
Estos factores que fueron analizados desde el conocimiento o percepción de la población, quienes se guiaron por indicadores y criterios, que permitieron establecer el análisis de la vulnerabilidad del municipio.  En el cuadro de abajo se detalla el nivel de vulnerabilidad por lugar poblado; el municipio en general tiene vulnerabilidad media.
 
Al analizar los factores a nivel de municipio, el resultado es el siguiente: El municipio tiene un nivel Muy Alto de vulnerabilidad ambiental; esto significa que las autoridades locales, la mayoría de actores locales e instituciones no asumen el compromiso de manejo sostenido de los recursos naturales, y los que se manejan no se hacen con enfoque de cuenca; no se utiliza ningún criterio de uso del suelo de acuerdo a su capacidad y que en la mayoría del municipio no existen áreas de reserva natural y las pocas que existen (Ajul, Canwa, Cerro Alto, Las Peñas, Yatolop, Ap, Bacú, Las Peñas, Yulhuitz, Tierra Blanca) no tienen manejo.
 
En nivel Alto de vulnerabilidad  esta el factor social e ideológico; esto significa que la población está medianamente organizada aunque si existen líderes identificados; la mayoría desconoce de la existencia de COMRED y COLRED, no poseen conocimientos sobre gestión de riesgos, no poseen planes de emergencia,  ni conocen a las instituciones de primera respuesta; participa en la planificación del municipio o de su comunidad y que los índices de mortalidad infantil y materna están relacionadas con enfermedades prevenibles.
 
En el aspecto ideológico, alrededor del 50% las familias no identifican las causas naturales y sociales que provocan los desastres y consideran que son voluntad y decisión de Dios, por lo que no se puede hacer nada; Un 90% de la población no mantiene una actitud altamente previsora, ante la ocurrencia de un desastre.
 
En nivel Medio de vulnerabilidad se tiene el resto de factores lo cual indica que existe mediano interés de las autoridades municipales e instituciones públicas por propiciar programas y proyectos que brinden seguridad a la población y no existe compromiso de las autoridades municipales y actores locales por invertir fondos en programas y proyectos que brinden seguridad a la población.
 
En el tema educativo, los temas de prevención, preparación y atención a desastres están incluidas en los programas escolares pero de acuerdo a lo que los actores expresaron, no los imparten.  Existen viviendas que no brindan seguridad  alguna o que están localizadas cercanas a las amenazas, la mayoría de las familias tienen bajos ingresos y existen familias sin los servicios básicos de agua, drenajes, energía eléctrica.
 
En relación al nivel de riesgo21  se procedió de la siguiente manera: Una vez identificadas las amenazas (A) a las que está expuesto el centro poblado y realizado el análisis de vulnerabilidad (V), se procedió a una evaluación conjunta, para calcular el riesgo (R), es decir estimar la probabilidad de pérdidas y daños esperados (personas, bienes materiales, recursos económicos) ante la ocurrencia de un fenómeno de origen natural o tecnológico.
 
Los resultados indican que el municipio tiene 5 comunidades en un nivel Muy Alto de riesgo y el resto tiene un nivel Alto de riesgo.
 
Estos resultados indican que el municipio debe tener como un tema prioritario la Gestión del Riesgo y que al menos cinco comunidades serían prioritarias para trabajar.

c.   Saneamiento ambiental

 
Como se indicó en el numeral de servicios, el desfogue de los drenajes de la Cabecera va a quebradas o barrancos ubicados dentro de la misma población y de allí llegan al río Azul, lo que significa una contaminación ambiental dentro y fuera de la cabecera municipal.
 
En la aldea Santiago Petatán y en el Caserío Cabic, igualmente se contamina el río cercano pues en ningún caso se cuenta con un dispositivo para tratamiento de aguas residuales. No existe en la mayor parte de la cabecera urbana alcantarillados para la recolección de aguas pluviales, los pocos tragantes que se ven desembocan en barrancos y terrenos aledaños sin ningún tratamiento; finalmente por gravedad todo confluye al río Azul.
 
A pesar de que la mayoría de la población del municipio cuenta con servicio sanitario o letrinas, la mayoría de personas en el área rural no utiliza sus letrinas.  También llama la atención que aún a la fecha, según datos proporcionados por la municipalidad, en el cantón Unión del área urbana, algunas personas todavía no utilizan éste servicio, aduciendo que son costumbres arraigadas por los antepasados.  Esto evidencia la necesidad de un cambio en la forma de pensar y se vincula con el bajo nivel educativo de la mayoría de la población del municipio.
 
Igual resistencia manifiesta en un sector de la población, a la cloración del agua que se utiliza para consumo humano, argumentan que el sabor del agua no es agradable y que tienen temor de que los enferme el cloro.
 
El ALP también indica que en el casco urbano  se cuenta con servicio de recolección de basura, éste inició en los primeros meses del año 2004.  Los comerciantes del mercado cuentan con un botadero municipal situado en el área del mercado y la población tiene el servicio de recolección frente a sus casas  por medio del camión recolector propiedad de la municipalidad.  Sin embargo aún existen hogares que queman la basura, la entierran en los patios o la tiran a las calles; esto da como resultado que no se manejen en forma adecuada los desechos sólidos.  Existe un botadero municipal de basura pero no cuenta con ningún sistema de tratamiento de los desechos.  En las áreas rurales no se cuenta con servicio de recolección de basura.

 




Loading...



Comentarios

Informacion Nota: los comentarios aquí expresados son responsabilidad de sus autores y no reflejan necesariamente el punto de vista de este medio.
Deguate.com se reserva el derecho de eliminar cualquier mensaje que considere inapropiado sin previo aviso.

 

INICIO  |  SECCIONES  |  NEGOCIOS  |  NOTICIAS  |  FOROS  |  CHAT  |  SMS  |  COMUNIDAD  |  GALERIAS  |  EMPLEOS  |  CONTACTO

También te puede interesar...


Abogados y notarios

Bancos

Bienes Raíces

Computadoras
       

Hoteles

Medicos

Repuestos

Seguros y aseguradoras


Copyright © deguate.com - Todos los derechos reservados

Guatemala

Política de Privacidad  -  Política de Cookies

Correspondencia, sugerencias, informaciones a: info@deguate.com 
deGUATE.com no está afiliado al Gobierno de Guatemala, es una entidad comercial.