Quantcast
DIRECTORIO ELECTRÓNICO DE GUATEMALA -

QUIÉNES SOMOS | ANÚNCIESE | CONTÁCTENOS


Uniendo a los chapines del mundo

¿QUÉ BUSCAS HOY?

USUARIOS ACTIVOS:

 Alta Verapaz  ∙  Baja Verapaz  ∙  Chimaltenango  ∙  Chiquimula  ∙  El Progreso  ∙  Escuintla  ∙  Guatemala  ∙  Huehuetenango  ∙  Izabal  ∙  Jalapa  ∙  Jutiapa  ∙ Petén  ∙  Quetzaltenango  ∙  Quiché  ∙  Retalhuleu  ∙  Sacatepequez  ∙  San Marcos  ∙  Santa Rosa  ∙  Sololá  ∙  Suchitepequez  ∙  Totonicapán  ∙  Zacapa
 
 

 

 

  Se encuentra aqui: Huehuetenango > San Pedro Necta > Salud


Salud en San Pedro Necta

Información acerca de los 333 municipios de Guatemala

      

Salud en el Municipio de San Pedro Necta 

Los servicios de salud en el municipio se realizan a través de la siguiente infraestructura: Hospital Regional Nacional ubicado en la cabecera municipal y dos puestos de salud, en las aldeas Huixoc y Michicoy.
 
En cuanto al Hospital Regional Nacional, actualmente existe el proyecto de Construcción de nuevo edificio del Hospital Regional que contará con más mayor capacidad que el actual y un puesto de salud en la aldea Los Alisos.
 
Además de la infraestructura anterior, existen Puestos de vacunación y Centros de Convergencia donde se realizan las diferentes jornadas utilizando para ello escuelas o casas particulares ya establecidas en las comunidades.
 
Además se cuenta con el apoyo de la ONG ASODECI con cobertura en diferentes comunidades con lo cual se ha logrado hasta el 2009 el 100% de cobertura a nivel municipal.  La organización para prestación de los servicios de salud a nivel municipal, está hecha por jurisdicciones de la siguiente manera:
 
De acuerdo con información recopilada durante la formulación del FODA y la formulación de variables e indicadores del sector salud, se determino que existen diferentes debilidades: tanto el Hospital Regional Nacional y los Puestos de Salud no cuentan con suficientes medicamentos para atender las necesidades de la población y la falta de personal bilingüe (Mam-Español).
 
Dentro de las fortalezas se destaca el personal que existe en el Hospital Regional el cual su integración se presenta en el Cuadro 5.
 
Otro recurso humano importante para los servicios de salud lo constituyen las 91 comadronas capacitadas por el Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social, quienes viven en diferentes comunidades logrando cobertura en todo el municipio.  Este recurso humano fue el responsable de la atención del 68% de los partos durante el 2008 (685 de 1007 nacimientos).
 
Uno de los Objetivos del Milenio –ODM- indica que la proporción de partos atendidos por personal sanitario especializado debiera ser el 100%, pero en este aspecto la labor desempeñada por las comadronas en el municipio ha sido y será importante para disminuir la tasa de mortalidad materna.
 
En relación a la tasa de mortalidad materna durante el año 2008, se registro 2 muertes causadas por parto prematuro y retención placentaria, lo anterior da como resultado un indicador de 199 X 100,000.  Otros indicadores de salud son: la tasa de mortalidad infantil (menores de un año) es de 22 X 1,000 nacidos vivos, tasa de mortalidad de niños menores de 5 años en 3 X 1,000 niños.  Las principales causas fueron diarreas (32%) y neumonías (23%).
 
La tasa de mortalidad general para el municipio es de 4 X 1,000, en este caso las principales causas fueron las siguientes: neumonías y bronconeumonías (29.29%), diarreas (15.22%), intoxicación por plaguicidas (5.07) y traumatismos múltiples (5.07). Relacionando datos más recientes del 2009 con las metas de los ODM para Guatemala, se presenta la siguiente tabla comparativa:
 
En ella puede apreciarse que solamente en los indicadores de mortalidad en niños menores de 5 años y mortalidad infantil (menores de un año), se ha podido superar ya la meta; sin embargo, en la tasa de mortalidad materna y partos atendidos por personal médico, aún no.
 
b.  Seguridad alimentaria y nutricional
 
Según el Acuerdo Gubernativo 32-2005, “Seguridad Alimentaria y Nutricional (SAN) es el derecho de toda persona a tener acceso físico, económico y social, oportuna y permanentemente, a una alimentación adecuada en cantidad y calidad, con pertinencia cultural, preferiblemente de origen nacional, así como su adecuado aprovechamiento biológico, para mantener una vida saludable y activa”.
 
Cuatro son los grandes componentes que condicionan la seguridad alimentaria y nutricional: Disponibilidad, acceso, consumo y utilización biológica de alimentos.  A través de una herramienta de aplicación rápida que se completa con la participación de distintos actores locales, la SESAN ha estratificado o categorizado las comunidades que, por sus condiciones de vulnerabilidad, amenaza y capacidad de respuesta tienen diferente probabilidad de desarrollar inseguridad alimentaria y nutricional como consecuencia del riesgo en el que se encuentran.
 
"El riesgo de inseguridad alimentaria y nutricional (INSAN) no indica un estado de desnutrición, ni una situación de inseguridad o crisis alimentaria, sino el riesgo de llegar a dicha situación."
 
De acuerdo con la información obtenida, de los Resultados de la Categorización de las comunidades en Riesgo de Inseguridad Alimentaria y Nutricional para el año 2009 se estableció la clasificación que se presenta en el Cuadro siguiente.
 
En todas las comunidades categorizadas con riesgo de Inseguridad Alimentaria y Nutricional, la población más vulnerable lo constituyen las mujeres embarazadas, madres lactantes y niños/as de 6 a 36 meses.
 
En las comunidades anteriores, de acuerdo a los datos disponibles en la Evaluación de Riesgo de Inseguridad Alimentaria y Nutricional, existen diferentes problemas por los cuales las familias están en esa condición, los principales factores son: el acceso al trabajo, los recursos productivos, recursos económicos y el acceso para conseguir comida.  Por lo cual a continuación se presenta una gráfica que representa la cantidad de familias y la situación que viven respecto al acceso a los factores anteriores.
 
Los resultados obtenidos en el Tercer Censo Nacional de Talla en Escolares de Primer Grado realizado en el año 2008, da a conocer el estado nutricional de las niñas y los niños por medio del indicador de talla para la edad, que mide el retardo de crecimiento en talla, establece el grado de severidad de la desnutrición crónica y permite relacionar directamente el nivel de desarrollo social y económico de las familias en el municipio.
 
Para el municipio de San Pedro Necta, el porcentaje de prevalencia es de 66.5% lo que indica que por cada 100 niños 66 tienen un retardo de crecimiento; de este porcentaje, el 23.7% tiene un retardo severo.
 
La Organización Mundial de la Salud –OMS- establece como aceptable un 2.5% de prevalencia para una población Normal.   En la siguiente gráfica se hace una relación comparando los promedios del porcentaje de prevalencia de talla a nivel nacional, departamental, mancomunidad y el municipio de San Pedro Necta.
 
San Pedro Necta ocupa el lugar número 15 a nivel departamental y el 9 a nivel de la Mancomunidad MAMSOHUE en retardo de crecimiento.  Lo que significa que los niños están en desventaja por tener además una disminución en su capacidad de aprendizaje, desempeño físico y sistema inmunológico.
 
Los ODM plantean como una de las metas para el 2,015 la reducción de la desnutrición infantil al 17%, de acuerdo a esto San Pedro Necta, debe de reducir en un 49% la desnutrición crónica, en un lapso de 5 años6.  Lo anterior requiere un esfuerzo mutuo entre gobierno (a través del Ministerio de Salud y la Secretaria de Seguridad Alimentaria y Nutricional –SESAN-) y población, pues por una lado se debe incrementar la atención a las mujeres embarazadas y niños, y por otro la población debe ser consciente de la importancia del control prenatal, de la lactancia materna y el control infantil.
 
El perfil predominante de zona de vida para el Municipio de San Pedro Necta es la zona cafetalera.
 
Tal perfil documenta la forma en que viven las poblaciones, refiriéndose a los medios que utilizan los hogares de una zona geográfica en particular para su subsistencia, es decir sus fuentes de ingresos y alimentos, así como las amenazas a las que se enfrentan y los mecanismos de respuesta que utilizan cuando se enfrentan a ellas.
 
Actualmente, la zona está en proceso de diversificación de la producción y/o especialización del cultivo del café. Debido a esta transición, la mayoría de personas que dependía de este cultivo ha tenido que buscar otras alternativas con la cosecha de cítricos, aguacate y hule.