Leyenda del Colibrí Enamorado

Ultima actualización: 03 Abr, 2018 - 17:27:13
La leyenda del Colibrí Enamorado es una historia desarrollada en Huehuetenango, se cree que por ello los huipiles tienen tejido un colibrí...



Leyenda del Colibrí Enamorado

Cuenta la leyenda que en una tarde de sábado de noviembre se encontraba una muchacha muy encantadora, la conocían como Pilarcita, irremplazable por su mirada sincera y delicada forma de su rostro.


Se dice que el maravilloso brillo matinal que surgía de su largo cabello enamoraba a cualquiera que pasara a su lado, es por eso que era imposible no fijarse en su figura.

Leyenda del Colibrí Enamorado



También te podría interesar:

Leyenda de las ánimas benditas

Leyenda del Bulto Negro de la Calle

Leyenda de Pie de Lana

La hermosa muchacha acostumbraba a tejer, un día como cualquier otro se encontraba trenzando uno a uno los numerosos y delicados hilos, se preguntaba su algún día alguna mujer llegaría a comprar sus trajes.

Los habitantes del lugar afirman que Pilarcita era la tejedora más linda de Huehuetenango, todo caballero que se acercara tímidamente a saludarla temblaba por su sonrisa conquistadora.

En el barrio vivía un muchacho joven alto y apuesto que tenía una mirada comprensiva y tierna en el rostro, esa misma tarde se le apareció a Pilarcita, en ese momento le tomó las manos y sus miradas se entrelazaron, ambos corazones se aceleraron y sin más que decir se enamoraron.

Instantáneamente el galante caballero le robó el corazón Pilarcita, se paró frente a él y sin decirse ni una sola palabra se miraban a los ojos, con cada momento que pasaba se enamoraban. No era necesario que sus labios se movieran para poder entenderse a la perfección, pues eran sus corazones quienes hablaban.

Con el transcurso del tiempo, los muchachos se conocieron más, platicando de sus vidas, familias y del lejano sueño de algún día fugarse para vivir juntos y felices. Todas las tardes sin falta se miraban en el mismo lugar, pero un día que juntos apreciaban el atardecer y el dulce canto de las aves jugueteando sobre los árboles, repentinamente el padre de Pilarcita apareció y amenazando al apuesto joven se la llevó. Su padre deseaba que jamás se volvieran a buscar, pues éste desaprobaba la relación de su hija con el apuesto joven.

Transcurridas unas semanas, la chica entristeció mucho ya que no salía nunca de su casa por órdenes de su padre y se dedicaba a los quehaceres de su hogar. En el patio de su casa había una pileta y una tarde se encontraba un colibrí muy hermoso junto a ella, volaba de un lado para otro ya que quería llamar su atención.

Los movimientos extraños del bello animal no lograban llamar su atención ya que la hermosa joven se encontraba muy pensativa debido a la tristeza que la invadía. Después de unos segundos, mágicamente el colibrí se convirtió en su apuesto enamorado y sin que su padre se diera cuenta, juntos pasaron toda esa tarde.

Luego de unas horas el padre de Pilarcita sintió extraño no verla en la casa, así que comenzó a buscarla y de pronto escuchó ruidos en el patio así que se dirigió a ver qué sucedía, pero el joven escuchó los pasos de su padre acercándose cada vez más por lo que el joven se convirtió nuevamente en colibrí y muy rápido se escondió entre los huipiles que tejía la joven.

Al ver que su padre no se daba cuenta que el joven la visitaba todas las tardes siguieron con su romance a escondidas. Desde lo alto de su casa la observaba cuidadosamente para vigilar que no haya nadie cerca y así poder bajar volando para estar con ella, convirtiéndose de nuevo en humano.

Una tarde los jóvenes enamorados fueron sorprendidos por el padre de Pilarcita, quien sin perder ni un solo segundo emprendió una persecución tras la pareja de enamorados que al verlo muy furioso el muchacho tomó de la mano a Pilarcita y ambos se convirtieron el colibríes quienes volaron por el azul y limpio cielo huehueteco.

Los habitantes del pueblo aseguraban ver a Pilarcita, decían que siempre andaba con su joven enamorado ya que se escondía en el huipil de la chica como un colibrí finamente tejido en el mismo.

Desde ese momento, en Huehuetenango las muchachas jóvenes tejen colibríes en sus huipiles con la ilusión de que este se convierta algún día en su príncipe encantado.

Publicado por: Pablo Ordoñez

Fuente: mitosyleyendasdeGuatemala
Este artículo se publicó originalmente el 03 Abr, 2018 - 17:21:05

Comentarios ¿Qué opinas? ¡Deja un comentario!


¿Tienes información adicional para ampliar esta nota? ¿Has sido testigo de una noticia que quieras compartir? ¿Quieres hacer una denuncia? Comunícate con nosotros por correo electrónico o WhatsApp enviándonos tu historia, fotos y videos a:

Por favor incluye un número de contacto si estás dispuesto a hablar con un periodista de Deguate.com.



Loading...

linea azul

Comentarios

Nota: Los comentarios publicados en esta sección son responsabilidad de sus autores y autoras. Nos reservamos el derecho de eliminar cualquier mensaje que consideremos inapropiado sin previo aviso.
Aviso: Somos un medio de comunicación digital amplio, laico, apartidario y abierto a todas las opiniones y criterios. Consideramos inalienables los derechos a opinar y ser informado, y estimamos indispensable el debate y el disenso en todos los temas y asuntos.

Nuestros contenidos son para propósitos informativos únicamente. Muchos de los artículos publicados en nuestro sitio son basados en opiniones y deben ser tomados como tales. No somos responsables por las decisiones que los usuarios tomen basados en el contenido de Deguate.com.

Los textos publicados en Deguate.com son responsabilidad de sus autores y autoras y no reflejan necesariamente el punto de vista de este medio.

 
liston tipico guatemala

© DEGUATE.COM, S.A. Guatemala. Todos los derechos reservados. Política de Privacidad | Política de Cookies