La belleza invisible

Ultima actualización: 07 Ene, 2009 - 23:17:38
Esta historia aunque no lo crean es tan real como que el cielo es azul. Susan era una adolescente que le gustaba mucho mirarse en el espejo y decirce a sí misma que era hermosa...

La belleza invisible

Esta historia aunque no lo crean es tan real como que el cielo es azul. Susan era una adolescente que le gustaba mucho mirarse en el espejo y decirce a sí misma que era hermosa...

Esta historia aunque no lo crean es tan real como que el cielo es azul.

Susan era una adolescente que le gustaba mucho mirarse en el espejo y decirce a sí misma que era hermosa; podía durar horas en el espejo y aunque todos le dijeran y advirtieran el peligro de su gran vanidad ella no hacía caso.

Una noche después de pasar horas dando vueltas en su cama sin poder dormir, decidió ir a la sala a mirarse en el espejo. Al pasar frente a él no podía resistirse a voltear y posar para ella misma.

Esa noche se paró frente al espejo y notó que de sus ojos nacían gotas de sangre pero al tocarselos no tenía nada; fue horrible para ella verse así y sin embargo dejando pasar aquel incidente siguió haciendo muecas frente al espejo.

Esa noche lo único que iluminaba esa sala era la traslúcida luz de la luna, la cual era bastante llamativa y permitía ver perfectamente la silueta de la chica. Haciendo muecas pudo notar que su cara se empezaba a deformar y algunos organos de ella estaban desapareciendo; no pudo evitar el horror asi que corrió al cuarto de su madre y en cada espejo que se veía la sangre brotaba de sus ojos, tenía cortadas y marcas de picaduras y mordeduras.

Apesar de que todos le decían que estaba bien, cada vez que se miraba en el espejo su misma boca hablaba por ella sin comprender su cerebro lo que decía y haciento gestos de horror, tristeza y asombro espeluznantes para el ojo humano. Después de esa horrible experiencia tuvieron que tapar todos los espejos de su casa, pero siempre por casualidad a las 3:00 de la mañana un espejo aparece sobre su cama provocándole terribles ataques. Hay gente que comenta que la han visto deambulando como un alma en pena y que al llegar a las casas de sus amigas -tan vaniosas como ella- y mirarse en los espejos lanza unos gritos y gemidos de dolor.

Así que ten cuidado, la vanidad puede enloquecerte, en cualquier momento en que te estés mirando en el espejo vanidosamente ella puede aparecer como un reflejo y hacer que jamás seas la misma.

Fuente: lacasadelterror.com






Este artículo se publicó originalmente el 07 Ene, 2009 - 16:26:36

Comentarios ¿Qué opinas? ¡Deja un comentario!


¿Tienes información acerca de este tema para complementar esta nota? ¿Has sido testigo de una noticia que quieras compartir? De ser así, puedes escribirnos a prensa@deguate.com

Por favor incluye un número de contacto si estás dispuesto a hablar con un periodista de Deguate.com. También nos puedes contactar por las siguientes vías:



Aviso: Somos un medio de comunicación digital amplio, laico, apartidario y abierto a todas las opiniones y criterios. Consideramos inalienables los derechos a opinar y ser informado, y estimamos indispensable el debate y el disenso en todos los temas y asuntos.

Nuestros contenidos son para propósitos informativos únicamente. No somos expertos, ni pretendemos serlo. Muchos de los artículos publicados en nuestro sitio son basados en opiniones y deben ser tomados como tales. No somos responsables por las decisiones que los usuarios tomen basados en el contenido de Deguate.com. Por favor investigue a fondo antes de aceptar cualquier información como un hecho.

Los textos publicados en Deguate.com son responsabilidad de sus autores y autoras.


Loading...

linea azul

Comentarios

Comentarios

Nota: los comentarios aquí expresados son responsabilidad de sus autores y no reflejan necesariamente el punto de vista de este medio. Deguate.com se reserva el derecho de eliminar cualquier mensaje que considere inapropiado sin previo aviso.


 

© DEGUATE.COM, S.A. Guatemala. Todos los derechos reservados. Política de Privacidad | Política de Cookies