Recursos Naturales del municipio de Guanagazapa, Escuintla

por | Nov 21, 2016 | Escuintla, Guanagazapa | 0 Comentarios

Información acerca de los recursos naturales del municipio de Guanagazapa, en Escuintla.

Recursos naturales del Municipio de Guanagazapa 

Zona de vida y clima

La precipitación pluvial varía entre 500 y 1000 mm, con un promedio anual de 855 mm. La temperatura media anual oscila entre 19ºC y 34ºC, siendo uno de los municipios menos cálidos en relación al resto de los del departamento de Escuintla, aunque la parte sur del municipio se cataloga como de cálido muy húmedo. La disponibilidad de lluvias para la siembra sólo se da de mayo a noviembre y su intensidad varía según el relieve de la zona. Esta zona se caracteriza por su alto potencial para la ganadería, con grandes extensiones de terreno que los acomodados aprovechan para la crianza de ganado de doble propósito (carne y leche); para siembra de pasto y para diversificación de cultivos (cítricos y granos básicos). Desde hace algunos años, una buena proporción de tierra ha sido arrendada a los ingenios azucareros para la siembra de caña de azúcar, lo cual progresivamente afecta el equilibrio ambiental, contaminando con agroquímicos, los suelos y las aguas, así como el aire en los períodos de zafra.

Hidrografía

En Guanagazapa, se cuenta con varios recursos hídricos, los cuales tienen estimado un 13% del área del municipio, los cuales se detallan a continuación: Río María Linda, que corre de norte a sur

Río Michatoya, que corre de norte a sur

Río Azuchillo, que nace en la Finca Arabia y tiene una distancia de 10 Km

Río Cacahuatal, que nace en la Finca Santa Clara y este tiene una distancia de 12 Km.

Río Grande, que nace en la Finca San Rafael

Río Aguacapa

Río El Chapetón, que nace en la Finca Santa Eulalia y este tiene una distancia de 20 Km

Otros ríos: Camalote, Helado, Platanares, Mixtanate, El Tigre, Sinacapa, Jobo

Grande, Los Cobanos, Trapichito, Manicales, Los Jutes.

Riachuelos: El Aradito y El Silencio

Quebradas: Barranca Oscura, El Costarrical, La Jutera, Cobán, El Chupadero, La Negra Chapina, El Pisote, El Ariete, Aguas Vivas en San Vicente, El Salto, Las Pilas, El Calarón, El Zope, El Cedro, Ixcanalar y Los Horedones.

Entre el balance también cuenta con varias lagunas (San Juan Sinacapa, El Chipilin, San Antonio, La Doma y El Diamante); lagunetas (Colindres, La Viga, Puñol Viejo, El Lobón, Los Cuaches y Tamagas) y algunos sanjones (en las fincas Argelia, California, Ojo de Agua y Las Flores).

Topografía, suelos y uso potencial del suelo

Guanagazapa tiene una variada topografía, desde áreas planas, laderas y barrancos, llanuras, hasta una zona montañosa, montaña rocosa, y una zona volcánica, colindante con San Vicente Pacaya. Los suelos son predominantemente arenosos, arcillosos y rocosos. Se utilizan principalmente para cultivos de maíz y  fríjol así como para ganadería, las principales fincas ganaderas se encuentran en la micro región 2.

El uso actual del suelo del municipio se encuentra determinado, entre otros, por cultivos semi perennes (caña de azúcar: 21.2%); cultivos perennes (café 5.4%), pastos mejorados y pastos naturales (19.1% y 42.1% respectivamente, para un total de 61%) y granos básicos (3.3%). Las áreas de cobertura boscosa representan el 3.2%.31 Tiene un estimado del 13% de área en   cuerpos de agua. Existe una tendencia a incrementarse el cultivo de caña de azúcar, en suelos que se destinaban a pastos, por lo que es muy probable que, de continuar esta situación, se de el fenómeno de contaminación ambiental y efecto negativo a zonas productoras de fruta, lo cual tiene repercusiones negativas ambientales y socio económicas en el municipio.

Se estima que un 8.3% de la extensión del territorio de Guanagazapa es de cobertura forestal, en donde se encuentran varias áreas protegidas: Auto  Safari  Chapín, Bosque Nuevo Todo Santos, Bosque Nueva Bendición, Finca El Triunfo (Bosque de Palo Blanco), Finca Arabia (Bosque de Palo Blanco), Finca Buena Vista (Bosque de Palo Teca), Finca San Juan Sinacapa (Bosque de Eucalipto) y Comunidad El Tarral (Bosque de Albaricoque, Cedro, Matilisguate., Guachipilín).

Flora

La vegetación típica en esta región cuenta con las una extensa variedad de especies forestales, sin embargo, la zona boscosa progresivamente se ha reducido, quedando muy pocos bosques protegidos.

Fauna

Muchas de estas especies están en peligro de desaparecer y suelen encontrarse en zonas protegidas, en donde la población tiene una participación importante en restringir la caza inmoderada de estas especies.

Análisis de Riesgo

Amenazas

Las principales amenazas que afectan al municipio por recurrencia son: inundaciones por desbordamiento de ríos, con mayor probabilidad a las comunidades asentadas en el margen de los ríos, lo cual afecta la producción de todos los grupos productivos y principalmente la mayoría de las fincas y las comunidades que se encuentran en las riveras de los ríos Michatoya y María Linda. Las comunidades expuestas a inundaciones son Caserío Paraje Galán, Caserío Las Flores y Caserío María Linda, de los cuales 150 de 292 familias serían las afectadas. Se estima que un tercio del municipio, ubicado en la micro región 1 o Norte está expuesto a los efectos de las erupciones volcánicas del Volcán de Pacaya.

Las comunidades de Nuevo Todos Santos, La Nueva Bendición, Venecia, Victoria por la Paz y La Unión están expuestas periódicamente a vientos fuertes, los cuales suelen darse entre los meses de noviembre y febrero. En las primeras dos comunidades mencionadas, los vientos son de tal magnitud que no permiten el crecimiento de ningún tipo de cultivo, lo que incrementa la vulnerabilidad de las familias a la inseguridad alimentaria y nutricional. Las viviendas de la mayor parte de familias se ven seriamente afectadas, quedando muchas de ellas sin techo recurrentemente.

Otras amenazas que se dan son la contaminación de suelos y aguas por desechos sólidos y líquidos, y por uso de agroquímicos, desecamiento de ríos, agotamiento de fuentes de agua, desertificación, plagas, y la contaminación por quema de caña de azúcar en algunas zonas del municipio.

Otras amenazas potenciales o periódicas mencionadas por la población del municipio son la sequía: afecta a los grupos que no cuentan con sistemas de riego, principalmente en este caso a los más pobres; y se da por variaciones en la duración de la canícula.

Vulnerabilidad

El indicador que presenta una vulnerabilidad crítica en el municipio es el económico. La mayor parte de comunidades y familias no tienen ingresos fijos y dependen de su producción agrícola, la cual es de infrasubsistencia. El Diagnóstico Municipal de Guanagazapa, realizado en el año 2007 por el gobierno municipal, con el apoyo de FUNDAZUCAR, indica que el 46% de las comunidades tiene ingresos inferiores a los Q 500/mes por familia y el 50% ingresos entre los Q501 y Q1, 000/mes por familia y únicamente un 4% de las familias tiene un ingreso superior a los Q1, 000/mes. Estos niveles de ingreso, el tipo de empleo y la migración laboral hacen que la población se más vulnerable ante la ocurrencia y presencia de fenómenos.

Otros aspectos que muestran una vulnerabilidad crítica están relacionados con el acceso a agua segura para el consumo humano, la falta de manejo de aguas servidas y la falta de manejo de desechos sólidos, estos criterios están relacionados con el indicador funcional. Las aguas grises recolectadas en los pocos drenajes que funcionan en el municipio son evacuadas a los ríos  y canales sin ningún tipo de tratamiento, además el 80% de las viviendas derraman este tipo de agua a las calles o callejones de sus comunidades por la falta de sistemas de drenaje.

La población muestra vulnerabilidad por la actitud poco previsora ante las amenazas que les afectan.  Desde el punto de vista político la mayoría de la  población muestra dependencia en la toma de decisiones.

La Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (CONRED Región Sur) ha determinado que algunas comunidades del municipio de Guanagazapa, están expuestas al potencial desbordamiento de los ríos Michatoya y María Linda, en el caso de inviernos copiosos, fenómeno que se puede dar en las viviendas construidas en el margen de los ríos de las comunidades Paraje Galán, Las Flores y María Linda.

Con relación a las sequías dentro de la zona de Guanagazapa, la que afectó al país en el año 2009, también afectó escasamente al municipio, que según estimaciones realizadas por el MAGA, conllevó una pérdida de 3% de la producción de maíz (se afectaron aproximadamente 27 Ha, para una pérdida de 1,162 quintales).

Acciones de prevención y mitigación de riesgos

Se cuenta con la Coordinadora Municipal para la Reducción de Desastres (COMRED) y el Centro de Operaciones de Emergencia (COE), que está conformado por autoridades locales y departamentales multisectoriales y se activa cada vez que se requiere atender este tipo de emergencias. A pesar de ello, Guanagazapa no tiene un plan de respuesta a cualquier tipo de emergencia en el municipio, no se han desarrollado procesos de capacitación y preparación a la población para saber qué hacer en caso sucedan fenómenos que afecten el territorio, ni existe algún sistema de alerta temprana para mantener informada a las comunidades. Hasta el momento en las comunidades rurales no se ha realizado ningún proyecto encaminado a resolver el problema de los desechos sólidos del municipio.

Es menester hacer mención que por la ubicación geográfica de Guanagazapa, éste no ha sido golpeado drásticamente por los desastres naturales, los cuales sí han afectado considerablemente otros municipios de la boca costa del departamento, muchos de estos destrozos han sido legados debido a los procesos inconclusos y acumulativos la tormenta tropical Stan, Agatha y la erupción del Volcán de Pacaya dañando cierta infraestructura física municipal e institucional, cultivos agrícolas, servicios públicos esenciales como agua, saneamiento, viviendas, educación, salud y turismo local.

Por ejemplo, con relación a los efectos de Agatha en el municipio se encontraban en riesgo 220 personas, 205 afectados, 147 damnificados, 152 evacuados y 2 personas fallecidas, según información de la CONRED delegación de Escuintla.  De la misma manera 30 viviendas tuvieron un leve daño, 8 viviendas destruidas, 1 carretera afectada y 1 puente damnificado.

Saneamiento ambiental

El manejo de desechos sólidos se da únicamente en el área urbana, la cual cuenta con botadero de basura, servicio de aseo municipal urbano efectuado por el personal de limpieza de la Municipalidad, que luego de recolectar la basura de las casas en un camión se deshacen de ella en el basurero municipal, el cual en realidad es un botadero a cielo abierto, sin tipo de manejo o tratamiento de los desechos. El resto se hace a través de botaderos clandestinos, estimándose que un 80% de los desechos sólidos se realizan de esa manera. En el área rural no existe ningún botadero de basura autorizado. El río María Linda es uno de los que se afecta más con esta mala práctica.

Por aparte, para el caso de viviendas que tienen letrinas y/o inodoros, en el área urbana son el 78% y en el área rural son el 66%, que en conjunto refleja el 68% de las viviendas que tienen este servicio.

El 78% de las viviendas urbanas cuentan con servicio de alcantarillado o drenajes, que luego de ser recolectado por medio de tubos hacia pozos de visita y estos mismos dirigidos a las plantas de tratamiento. Sin embargo a nivel rural, solo cuentan con drenajes las comunidades: Cantón Miramar, Aldea La Unión, Caserío Las Flores, Caserío Las Brisas, Comunidad Venecia, San Antonio Buena Vista, Caserío Michatoya y San Vicente de Paúl

 

 

 

Escrito por: Mireya Rodriguez

A pesar de años fuera de Guatemala, Mireya se ha mantenido muy apegada a su tierra. Patriótica hasta los límites, le gusta la idea de mostrar su país desde un ángulo diferente y se basa en una filosofía: no es necesario abrir los ojos para ver el mundo de otra manera, solo hay que abrir la mente.

Quizás te interese…

Pin It on Pinterest