Recursos Naturales del municipio de Cabricán, Quetzaltenango

por | Nov 21, 2016 | Cabricán, Quetzaltenango | 0 Comentarios

Información acerca de los recursos naturales del municipio de Cabricán, en Quetzaltenango.

Recursos Naturales del Municipio de Cabricán 

Se entiende como el conjunto de elementos bióticos y abióticos que interactúan para formar una unidad general del paisaje y se constituyen en el soporte material del territorio municipal.  El Desarrollo Ambiental es uno de los más significativos dentro del proceso de ordenamiento y desarrollo de cualquier Municipio, país o nación en el mundo entero. No hay que olvidar que el Medio Ambiente es fundamental en el Desarrollo Socioeconómico de un territorio. Quizás la problemática ambiental hoy día es uno de los principales problemas que afectan al mundo entero como el calentamiento global; razón por la cual en la actualidad es tarea de todos velar por el mejoramiento del mismo.

a.  Recursos naturales

Son los elementos que proporciona la naturaleza sin intervención del hombre y que este pueda aprovecharlos para satisfacer sus necesidades33.

b.  Suelos

Los suelos del municipio de Cabricán se ubican dentro del grupo dos, que se denominan suelos de la altiplanicie central, al subgrupo 2-A suelos profundos sobre relieves inclinados a escarpados de las series: Patzité, Quiché y Sinaché los perfiles se caracterizan así: "Suelos Clase Patzité: símbolo Pz, el material madre es de ceniza volcánica, de color claro, de relieve inclinado con drenaje interno rápido, la capa superior es de color café oscuro, su textura es franca friable de un espesor aproximado de 20 centímetros; el subsuelo es de color café amarillento, de consistencia friable, con textura franca y de 50 centímetros de espesor.   Suelos Clase Quiché: símbolo Qi, el material madre es de cenizas volcánicas cementadas, de color claro, de relieve fuertemente ondulado, con buen drenaje interior, la capa superficial es de color café oscuro, con una textura y consistencia franco arcillo- arenosa friable, de un espesor aproximado de 20 centímetros; el subsuelo es de color café rojizo oscuro, su consistencia es plástica, si ésta se encuentra húmeda y densa cuando seca, es de textura arcillosa y de 50 centímetros de profundidad.  Suelos Sinaché: símbolo Si, el material madre de estos suelos son cenizas volcánicas, de  color claro, de relieve fuertemente ondulado, con buen drenaje interior, la capa superficial es de color café a café oscuro, con textura y consistencia franco-arcilloso friable, con un espesor aproximado de 50 centímetros; el subsuelo es de color rojizo y de consistencia friable, su textura es arcillosa y de un espesor aproximado de 75 centímetros.

Estas tres clases de suelo se encuentran asociados, especialmente en la parte norte del Departamento. Las características importantes que influencian su uso son:  El declive es de 5% a 20%, mediana fertilidad natural, baja capacidad de abastecimiento de humedad, suelos muy susceptibles a la erosión, el manejo del suelo es uno de los principales problemas.

Las características mencionadas arriba, indican que el uso del suelo y la potencialidad de los suelos son eminentemente forestales.  Los recursos naturales como los bosques y el suelo, se han deteriorado paulatinamente, por la tala inmoderada y los efectos de la erosión de los suelos y por no tener un plan de manejo, por lo que estos recursos se han degradado aún más. Es conveniente que las autoridades locales implementen un plan estratégico de manejo sostenible de los bosques y el suelo, pues al recuperar estos recursos aumentarán los caudales de agua de los nacimientos, y se aprovecharan los ríos en época de verano para introducir sistemas de riego en los terrenos propicios para la agricultura y se evitará la erosión laminar de los suelos (SEGEPLAN, 2010d).

Vocación de los suelos

El uso potencial de los suelos de Cabricán, según la Clasificación de la República de Guatemala (metodología USDA), predominan las clases agrológicas IV, V y VII.  La clase agrológica IV se ubica al centro del Municipio, tiene una extensión aproximada de 16 km2 equivalente al 27% del área total. Estas tierras son cultivables con severas limitaciones permanentes, tienen relieves ondulados o inclinados aptos para cultivos perennes y pastos, requieren prácticas intensivas de manejo de los suelos y su productividad es de mediana a baja.  Clase agrológica V se localiza al sur-occidente del Municipio, su  extensión aproximada es de 14 Km2 equivalente al 23% del total de Cabricán. Estas tierras con preferencia no cultivables, son aptas para pastos, bosques o para desarrollo de vida silvestre, factores limitantes muy severos para cultivos como mal drenaje y pedregosidad, con relieves planos u ondulados.  Clase agrológica VII. Esta clase predomina en todo el Municipio con una extensión aproximada de 30 Km2, lo que representa el 50%  del territorio; son tierras no cultivables salvo para algunos cultivos perennes, tales como especies forestales.  Tiene factores limitantes muy severos de relieve, profundidad, de relieve ondulado fuerte o quebrado fuerte.

En términos generales el Municipio con un área de 1437.78 hectáreas, se encuentra dividido de acuerdo a su cobertura vegetal u uso de la tierra en la siguiente forma: la infraestructura de los centros poblados abarca 20.25 hectáreas (0.2367 %), agricultura anual (granos básicos) con 818.21 hectáreas  (10.2660 %), Café 60.26 hectáreas (0.7042 %), arbustos y matorrales con 2675.40 hectáreas (31.2656 %), bosque natural con 4982.88 hectáreas (58.2317 %), este último distribuido de la siguiente manera:  Bosque Conifero con 136.95 hectáreas (1.6005 %), y bosque mixto con 4845.93  (56.6312 %).

c.  Flora y fauna

En lo que respecta a los recursos forestales el municipio de Cabricán, cuenta con una flora exuberante, la cual se ha perdido en gran proporción por la tala inmoderada y debido a que el principal medio de combustible lo constituye la leña y el carbón, pues el 95% de los hogares del Municipio hacen uso de los mismos para la cocción de sus alimentos y para producir cal viva, ladrillo y teja (SEGEPLAN, 2010d).

La vegetación natural de la región está representada por las especies arbóreas de: Pinabete, pino, ciprés, aliso, roble, madrón, encino, cerezo y una diversidad de arbustos y helechos. Dentro de los árboles frutales que existen se encuentran: manzana, durazno, ciruela, mora, pera, matasanos, lima, limón, naranja, granadilla y aguacate. Las plantas ornamentales más comunes son: la rosa, chatía, dalia, geranio, bougambilia, gusanito, girasol, clavel, cartucho, campana, azucena, Begonia y hortensia.

En lo que respecta a las plantas medicinales se tiene: Eucalipto, laurel, hierbabuena, ruda, apasote, salvia santa, flor de muerto, pericón, sábila, malva, calaguala, cola de caballo, té de menta, té de maría luisa, bretónica, té ruso, hierva del cáncer; en arbustos se tiene: la Chilca, arrayán, saúco, miche y chunay.

La fauna, compuesta por animales salvajes que aun subsisten en las áreas boscosas se pueden mencionar a: Ardillas, comadrejas, conejos, gato de monte, venado, coyote, armadillos, zorros, gavilanes, cuervos, guarda barrancos, palomas, culebras y lagartijas. Los bosques son el componente principal del recurso forestal que se puede asociar con hierbas, arbustos, matorrales, suelos, aire, agua y animales.

El territorio del Municipio, está enclavado en las tierras altas cristalinas, con montañas y colinas escarpadas de la sierra madre, y dentro de sus accidentes orográficos se encuentran las montañas de Chorjalé y Lahuitz, los cerros de Chemal de Agua, Paxoj, Tuijuyub, Xacutz, Xahuilz y Loma de la Guitarra.  El  resumen en la actualidad el municipio cuenta con los siguientes accidentes geográficos: dos montes, 6 cerros, 13 ríos, un riachuelo, una quebrada, y una sierra.

Las principales especies arbóreas y arbustivas que se encuentran en el municipio son:  Pino colorado (Pinus oocarpa Schiede), Pino triste (Pinus pseudostobus Lindi), Pino blanco (Pinus ayacahuite), Pino de las cumbres (Pinus rudis),  Pino chicharrin (Pinus tecunumani), Aliso (Alnus sp), Roble o encino (Quercus sp), Madrón (Arbutus xalapensis), Eucalipto  (Eucalyptus sp), Aguacate (Persea  Americana), Sauce (Salix humboldtiana), Arrayán (Wienmannia pinnata), Chilca (Astianthes sp), Pinabete (Abies guatemalensis).  El de Cabricán posee 314.783 hectáreas de tierra con bosque de propiedad municipal cuyo uso es comunal.   Dentro de esta se encuentra el bosque “Ojo de Agua”, siendo el que contiene mayor extensión cubierta de pinabete.

d.  Clima

Según el sistema de clasificación climática de Thornwaite, el clima está asociado a la altitud sobre el nivel de mar, a la temperatura y a la precipitación pluvial; por tales factores, el municipio de Cabricán se clasifica como clima frío. Las estaciones de verano y de lluvia se presentan bien definidas, la estación de verano, que la denominan seca, se presenta en octubre y junto con ella se inician las heladas y terminan en marzo. La estación de lluvia se establece en mayo y finaliza en octubre.

Según el sistema de clasificación climática de Thornwhite, el municipio se encuentra ubicado en la región de la Meseta y el Altiplano, caracterizado por ser una zona de clima frío, siendo su  temperatura de 13 a 15.5 grados centígrados, con una altura de 2460 metros sobre el nivel de mar, con una precipitación media anual de 900 a 999 milímetros  al año, en donde las lluvias no son tan intensas, los mayores registros se obtienen de mayo a octubre, con una evapotranspiración anual de 1001 a 1200 mm por año.

El municipio se encuentra en dos zonas de vida, un 50 % aproximadamente del territorio en la zona Bosque muy húmedo Montano Bajo Subtropical (bmh – MB) y un 50 % en la zona Bosque húmedo Montano Bajo Subtropical (bh – MB).  Según la clasificación de Ecorregiones de Guatemala, el municipio se encuentra clasificado como Bosque Montano Centroamericano, ecorregión perteneciente a los bosques latifoliados, estas regiones presentan parches aislados, en una especie de mosaico debido a la altitud en la que se encuentran, se consideran como bosques templados en donde sobresalen por su presencia los robles y  coníferas 35.  Cabricán se encuentra ubicado en la cuenca del río Cuilco, que representa el 3.65 % de área con respecto a la cuenca (MAGA, 2004).

e.  Gestión Integrada del Recurso Hídrico – GIRH –

La Gestión Integrada de Recursos Hídricos o del Agua -GIRH-, toma en cuenta las necesidades del ser humano y de los ecosistemas; incluye la planificación, protección y aprovechamiento del agua.  Su importancia radica en proveer al hombre del agua que utiliza en sus distintas actividades productivas, al respecto en el municipio existe un total de de dos nacimientos que abastecen a la población, sin embargo ninguno de estos está siendo monitoreado con respecto  a las propiedades físicas y químicas, así mismo, ninguno posee un sistema de cloración36.

Los recursos hídricos de Cabricán se estiman en 15 unidades, entre las que se puede mencionar a “los ríos: Blanco, Boquerón, Chorjalé, Grandeza, Hondo ó Manzanas,  La Esperanza, La estancia, Las Ciénegas, Quijiquivá, Tablero, Tablero Grande, Xux ó La Vega, Riachuelo Tuajlaj, Quebrada Canac y Zanjón San Isidro.  Es importante señalar que la mayor parte de estos ríos forman la parte alta de la cuenca del río Cuilco, sus aguas están contaminadas con desechos sólidos y aguas servidas de los drenajes de la Cabecera Municipal (SEGEPLAN, 2010d).

El Municipio cuenta con dos nacimientos de agua en el cerro Paxoj de la aldea Corrales y uno en la aldea las Ciénegas en el lugar denominado Calel.   Además se tienen 166 pozos artesanales en las diferentes aldeas que sirven para el abastecimiento de agua para cubrir las necesidades de este vital líquido en los hogares de Cabricán (DMP, 2009).

Según la percepción de los habitantes del municipio, el río Manzanas, es de importancia para los habitantes del lugar por la extracción de arena que se lleva a cabo en dicho río, que se utiliza para la construcción. El río Blanco es utilizado por los habitantes del Municipio, como drenaje de aguas negras, lo cual daña el entorno ecológico del lugar, dicho río sirve de afluente al río Cuilco (SEGEPLAN, 2010d).

Los diferentes ríos y nacimientos del Municipio, día a día sufren constante contaminación por la falta de conciencia en la población que tira basura en los caudales, que también reciben las aguas negras conducidas por medio de drenajes municipales.  La acumulación de basura de diferente clase origina un foco de insalubridad y otro fenómeno que incide es la deforestación, en las diferentes comunidades del lugar.  Los riesgos de contaminación identificados están relacionados estrechamente con la creciente presión demográfica urbana y la falta de ordenamiento territorial que incrementa sustancialmente las descargas líquidas contaminantes, así como el cambio de uso del suelo y el uso intensivo de plaguicidas y fertilizantes químicos (SEGEPLAN, 2010d).

f.  Gestión de riesgo

En su forma más simple, es el postulado de que el riesgo resulta de relacionar la amenaza y la vulnerabilidad de los elementos expuestos, con el fin de determinar los posibles efectos y consecuencias sociales, económicas y ambientales asociadas a uno o varios fenómenos peligrosos en un territorio y con referencia a grupos o unidades sociales y económicas particulares.

De acuerdo al análisis realizado en dicho municipio debe destacarse que a la fecha no existe ningún tipo de antecedente en cuanto a gestión de riesgo, ya que no existe interés o necesidad por parte de las autoridades ni de la población, quienes incluso desconocen el significado de la temática.  Sin embargo debe  resaltarse la ocurrencia de eventos de desastre, que han afectado históricamente el municipio, los que, aunque hayan dejado pérdidas materiales y humanas no han movido a la población a buscar acciones de prevención y reducción del desastre.

En el municipio se identificaron tres tipos de riesgo: natural, socio natural y antrópicos. Los que tienen su origen por la intervención directa de la mano del hombre.  Los riesgos que se identificaron son: derrumbes, deslizamientos y sequías.  Entre los que tienen  su origen por la intervención directa del hombre se pueden mencionar: Contaminación ambiental de ríos, deforestación e incendios.

Amenazas

La vocación forestal de su territorio, ha hecho que sea este recurso económico el principal argumento utilizado para enfocar el desarrollo de la zona, no prestando consideración a los problemas que de forma directa o indirecta genera su explotación, como son las pérdidas de suelo por erosión, la destrucción de la vegetación silvestre, los movimientos de tierras o las famosas quemas anuales que se realizan al inicio de las siembras, todo esto reflejado en el avance de la frontera agrícola (SEGEPLAN, 2010a).

En relación a los riesgos geológicos el municipio se sitúa en zona de alto riesgo, especialmente los relacionados con deslizamientos y derrumbes.  Esto se  traduce, de manera teórica, en que en el supuesto caso de que se produzca un seísmo, este se limitaría como mucho a causar daños en algunas construcciones.  La amenaza es, por tanto, baja. Se debe tener en cuenta los posibles efectos del seísmo en terrenos potencialmente inestables.  El principal movimiento de ladera es el que se presenta en la carretera que conduce de la cabecera municipal a la aldea El Cerro, ya que en época de invierno se da un movimiento húmedo y lento, datos confirmados por la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres – CONRED -, establece que existe un riesgo estructural de deslizamientos clasificados como medio38, específicamente en lo centros poblados de Chorjale, La Ranchería,  Los Corrales, Las Ventanas, Las Ciénagas,   Buena Vista, La Grandeza, Quiquibaj y el Cerro. La característica de este fenómeno, es que el suelo se vuelve un material plástico por la lluvia y se  desliza a favor de la pendiente.  Las modificaciones del terreno, como deforestaciones, sobrecargas del suelo o excavaciones del pie de laderas y taludes, fomentan sobremanera la inestabilidad, propiciando los movimientos de ladera, por lo que en determinadas zonas de este tramo carretero donde existe una pendiente considerable puede producirse este fenómeno en períodos de lluvias. El riesgo a nivel estructural ante inundaciones el cual es considerado como nulo, según datos de CONRED y la población.

En gran parte del territorio municipal la erosión está comprendida en aquellas zonas con pronunciada pendiente, en definitiva, la mayoría del territorio tiene un grave problema de erosión por las elevadas pendientes, y sobre todo debido a las inadecuadas prácticas agrícolas, lo que facilita la erosión ya que disminuye la infiltración del agua en el terreno y aumenta la escorrentía superficial al crearse una costra arcillosa impermeable, de forma que el agua lleva una mayor energía y es capaz de transportar partículas de tamaños mayores. Además, la energía con la que el agua golpea el suelo aumenta en un suelo desnudo y erosiona mucho más. Se aconseja por tanto cambiar ciertos hábitos culturales que implican más riesgos que ventajas, pero que se han ido transmitiendo de generación en generación. Es por tanto, sin lugar a dudas, uno de los problemas y riesgos ambientales principales de todo el territorio municipal, cuya magnitud es difícil de prever, pero que condiciona la actividad agraria y turística a medio y largo plazo.  Pese a todo, a que el municipio presenta una fuerte vocación a las prácticas tradicionales del agricultor se basan, en muchos casos, en la utilización del fuego como herramienta de eliminación de la vegetación natural próxima a los cultivos y la quema de rastrojos y restos de poda. Esto, además de ser perjudicial para el suelo (la fertilidad disminuye considerablemente debido a la muerte de la microbiota), representa un serio peligro para la generación de un incendio incontrolado de graves consecuencias.

La única zona con problemas de contaminación de acuíferos en el municipio es la cabecera municipal, es poco extensa y su riesgo se debe a la naturaleza y características del sistema de drenajes del casco urbano, debido a que no posee una planta de tratamiento, lo que indica que se deben tomar medidas de prevención inmediatas para evitar la contaminación de este recurso hídrico del que es altamente dependiente la población.

El problema de los desechos sólidos en el municipio se debe principalmente a productos de consumo de alimentos procesados industrialmente, que a nivel de la administración municipal no ha sido una prioridad a pesar de ser un problema de salud y ambiental, aduciendo la falta de recursos financieros para la implementación de un sistema de recolección, así mismo un buen porcentaje de la población no tiene los medios necesarios para el pago por el servicio de extracción.

Según el Perfil Ambiental de Guatemala40  el índice de aridez climática señala que el municipio se encuentra clasificado en la zona Sub húmedo seco (0.65 a 0.765) lo que hace de la región muy susceptible a la sequía, siendo alta según el MAGA.

En el gráfico No. 9, se aprecia que el municipio de Cabricán presenta un Nivel de Amenaza “Muy Alta”, en este caso las de mayor relevancia por su presencia y/o afectación  son las de origen Socio-natural (Deforestación, Erosión, Agotamiento de acuíferos, Incendios Forestales y Desecamiento de Ríos); las Hidrometeorológicas (Inundaciones, Crecidas de Ríos, Sequías y Vientos Fuertes).  Las Antrópicas (Contaminación  por Desechos Sólidos (basura), Contaminación de Desechos Líquidos (aguas negras), Contaminación por uso de agroquímicos, Epidemias y Plagas); las Geológicas (Deslizamientos y Derrumbes); y aunque se mencione de último (la Socio-organizativa) no por eso  deja de ser una amenaza que llame la atención, como lo es la Organización de Grupos Delincuenciales (SEGEPLAN, 2010c).

Vulnerabilidad

El Municipio, como el resto de los demás municipios del país, sufre de problemas comunes, tales como: el acceso a la propiedad de la tierra y al capital social, la desigualdad en el acceso a la educación y la atención de la salud y las enormes divergencias y desigualdades en el nivel de ingreso que obstaculizan el progreso y ponen en peligro la estabilidad y la gobernabilidad del territorio.  La situación del Municipio no es muy diferente: en realidad, según lo muestran las estadísticas, sobre los indicadores más relevantes, el  municipio se encuentra clasificado como bajo de acuerdo al Análisis Multivariado en relación a la calidad de vida41, al mismo tiempo la pobreza y la extrema pobreza son considerados como muy altas respectivamente, características muy peculiares del mundo rural de Guatemala.  En este sentido la  vulnerabilidad social 42   se encuentra clasificada como una de las más altas a nivel nacional, refleja que la población del municipio ha sido menos beneficiada por el desarrollo, mostrando así el grado en que se ven limitadas las oportunidades de tener una calidad de vida aceptable.  Como premisa podemos establecer que a mayor vulnerabilidad social existe mayor presión sobre el uso de los recursos siendo más difícil y costoso generar alternativas económicas sostenibles.  El municipio, al igual que el valle de Quetzaltenango tiene un período medio con posibilidad de heladas (media), que se presenta específicamente durante los meses de noviembre a febrero aproximadamente. En general las temperaturas tienen una mayor relevancia en la salud la población y  no suelen ser un riesgo de importancia en el tipo de agricultura que se da en la zona, ya que la época de cultivos únicamente se presenta en época de invierno.

Existen vulnerabilidades generales debidas al cambio climático como por ejemplo: Vulnerabilidad en salud (comportamiento de las infecciones respiratorias, comportamiento de la enfermedad diarreica), así también existe una vulnerabilidad con respecto a la producción de granos básicos ya que debido a las variaciones climáticas existe el riesgo de perder las única cosecha, un ejemplo claro es lo ocurrido en este año, en donde la producción se vio mermada debido a la poca frecuencia de lluvias durante el invierno.  Y por último también es evidente la vulnerabilidad de los recursos hídricos, ya que estos están propensos a la disminución o aumento de la escorrentía que tiene impacto en el suministro de agua y a otros factores ligados a la degradación de suelos en la cuenca del río Cuilco.

En el Gráfico 10, se aprecian las vulnerabilidades funcionales y culturales ideológicas, que representan mayor índice, seguida de la ambiental y social, las cuales son consideradas como muy críticas.  En el municipio no existe la presencia de la Coordinadora Municipal para la Reducción de Desastres.  El análisis de la vulnerabilidad realizado en el Municipio de Cabricán, presenta un nivel de vulnerabilidad  “Muy Crítico”, siendo los de mayor relevancia (muy críticos), funcionales, culturales ideológicas, ambiental y social (SEGEPLAN, 2010c).

Análisis de riesgo

En este sentido se puede decir que el Nivel de Riesgo del municipio de Cabricán, es considerado como “Crítico”, debido a la relación existente entre las amenazas Socio- Naturales, Hidrometeorológicas y Antrópicas, por la probabilidad de causar daño en la población, medios de vida e infraestructura, se ve fortalecido por la condición existente de vulnerabilidad, específicamente en lo débil que se presentan  los factores físico estructural y político institucional (SEGEPLAN, 2010c).

g.  Saneamiento Ambiental

La necesidad de agua y saneamiento adquieren un significado mayor cuando se consideran los vínculos que éstas tienen con las dimensiones de la pobreza, el hambre y la inseguridad alimentaria y nutricional incluyendo las enfermedades que imponen cargas sobre los servicios de salud, en lo que respecta a los servicios de abastecimiento de agua y saneamiento, las coberturas de agua entubada (no necesariamente potable y saneamiento). Los impactos ambientales de los desechos sólidos producidos en el municipio, se pueden clasificar de la siguiente manera: Impactos sobre la salud pública, Impactos sobre la seguridad  personal, Contaminación del aire, Contaminación de las aguas superficiales, Contaminación de las aguas subterráneas, Contaminación visual, Consumo exagerado de recursos naturales.

En el municipio no existe tratamiento de aguas residuales y desechos sólidos, no se cuenta con tren de aseo, se carece de una planta de tratamiento, relleno sanitario, así mismo existe gran contaminación por el uso indebido de agroquímicos, tampoco se brinda educación ambiental a la población para el saneamiento básico (SEGEPLAN, 2010 d).

 

 

 

Escrito por: Mireya Rodriguez

A pesar de años fuera de Guatemala, Mireya se ha mantenido muy apegada a su tierra. Patriótica hasta los límites, le gusta la idea de mostrar su país desde un ángulo diferente y se basa en una filosofía: no es necesario abrir los ojos para ver el mundo de otra manera, solo hay que abrir la mente.

Quizás te interese…

Pin It on Pinterest