Salud en el municipio de Colomba, Quetzaltenango

por | Nov 21, 2016 | Colomba, Quetzaltenango | 0 Comentarios

Información acerca de la salud del municipio de Colomba, en Quetzaltenango.

Salud en el Municipio de Colomba 

Cobertura

El Municipio de Colomba Costa Cuca posee un Centro de Salud tipo B, mismo que se encuentra en proceso de convertirse en Centro de Atención Permanente –CAP-, también existen tres puestos de salud ubicados  en los centros poblacionales con mayor concentración, sin embargo no son suficientes para satisfacer la demanda de servicios de la población que para casos médicos de relevancia debe viajar a la cabecera departamental o al municipio de Coatepeque en busca de  una mejor atención.

 

El equipamiento, tanto del centro como de los puestos de salud, es insuficiente, debido a que no se posee equipo especializado, sino solamente instrumentos básicos para brindar atención primaria curativa y atención en salud preventiva. En el Centro de Salud y en los puestos de salud del municipio, existen carencias severas de medicamentos, que obligan a la población que acude a solicitar sus servicios a adquirirlos en farmacias privadas14.

 

El personal que atiende el área de salud del municipio, se encuentra distribuido de la manera siguiente: 1 Médico quien funge como Directora Municipal, 1 enfermera profesional, 5 auxiliares de enfermería, 1 inspector de saneamiento, 1 técnico en salud rural, 1 técnico en vectores, 1 odontólogo, 1 técnico de laboratorio y 1 persona que se encarga del área administrativa.

Movilidad

De las 135 comunidades que conforman el área de salud, 55 tienen la presencia de un medico ambulatorio y de los vigilantes de salud, estos últimos tiene como función ser el vínculo entre las comunidades y los funcionarios y empleados integrados en el sistema municipal de salud, con la finalidad de monitorear las condiciones de salud de la población, en el municipio, existe un total de 168 vigilantes de salud acreditados por el MSPAS.

 

Como parte de la institucionalidad pública, el Instituto Guatemalteco de Seguridad Social –IGSS- posee una clínica de urgencias en Colomba, ésta brinda  atención primaria y de urgencias a las personas afiliadas, y atención durante las 24 horas del día.

 

En el municipio no existen servicios privados de salud, ni laboratorios especializados. La población que habita en comunidades que se encuentran alejadas  del centro urbano acude a lugares donde existen estos servicios básicos. Para el caso de enfermedades oftalmológicas, los habitantes de las zonas rurales, por su cercanía, acuden al hospital oftalmológico ubicado en El Asintal, Retalhuleu, y al Hospital Regional de Coatepeque

 

La cobertura que los servicios de salud pública poseen en el municipio, según el MSPAS, puede observarse en el siguiente cuadro:

 

Entre los indicadores de relevancia para el municipio, se establece que los partos atendidos por tipo de atención médica corresponden a lo indicado en el siguiente cuadro:

 

Los datos del cuadro anterior, son la base para analizar el cumplimiento de la Meta 5 A, de los Objetivos del Milenio –ODM- para Guatemala, que consiste en Reducir de 248, que había en 1989, a 62 para el 2015, las muertes maternas por cada 100,000 nacidos vivos y que tiene como indicador  “Proporción de partos con asistencia de personal sanitario especializado”.  En Colomba no se informa sobre ninguna defunción materna para el año 2008, identificándose un crecimiento progresivo en el porcentaje de atención médica recibida al momento del parto, pero también un incremento de atención por parte de personas que no poseen especialización (empíricos), se mantiene además una mayoría de partos atendidos por comadronas. Para este último caso, se debe resaltar, que la mayor parte de comadronas han sido capacitadas para este tipo de actividad por parte del MSPAS, mediante un programa permanente de formación, que ha facilitado su incorporación al sistema de salud municipal, conformando una agrupación de comadronas adiestradas –CAT- de casi 100 comadronas especializadas en el municipio. La relevancia de las comadronas para la atención de 8 de cada 10 partos en Colomba, permite visualizarlas como un grupo meta importante para reducir los índices de mortalidad materna. La cobertura de atención pre-natal, brindada a mujeres embarazadas fue, en el año 2008 según el MSPAS,  de 62.33 % de mujeres en gestación atendidas en la primera consulta, mientras que para las reconsultas (de 3 a 4 reconsultas), este porcentaje bajo a 37.67 % del total de mujeres embarazadas. Este dato posee relación con la meta 5 B de los objetivos del milenio para Guatemala, consistente en “lograr, para el año 2015, el acceso universal  a la salud reproductiva”, a la que corresponde el indicador  5.5. “cobertura de atención prenatal (al menos una consulta y al menos 4 consultas)”.

Morbilidad y mortalidad

Para el caso de la prevalencia del VIH-SIDA, el municipio reporta 1 caso de una mujer embarazada con VIH positivo detectada en 240 mujeres embarazadas examinadas15. Los datos existentes no son suficientes para medir el avance en la meta 7 de los ODM: Haber detenido y comenzado a reducir, para el 2015, la propagación del VIH y SIDA. En cuanto a la mortalidad y sus causas, según el Sistema de Información Geográfica de Salud –SIGSA- del MSPAS, las 5 primeras causas de mortalidad en el municipio, durante el año 2,008 fueron por su orden de incidencia:

 

Como puede observarse, las primeras 2 causas de mortalidad, a nivel municipal, están asociadas a problemas cardiacos, por lo que se deben orientar acciones de prevención. La Meta 5 de los ODM, para el caso de Guatemala consiste en Reducir de 110, que había en 1987, a 37 para el año 2015, la tasa de mortalidad en los niños y niñas menores de 5 años por mil nacidos vivos” para medirla, se tienen 2 indicadores: tasa de mortalidad de niños menores de 5 años y tasa de mortalidad infantil, que respectivamente fueron para el año 2008 en el municipio de: 13.97 % y 7.40%, lo que significa que por cada mil niños nacidos vivos existe una mortalidad de 140, entre los menores de 5 años, cantidad superior a los 110 que, como promedio, presentaba el país en 1987, por lo que no han existido avances para este indicador de los objetivos para el desarrollo del milenio, previendo que para el año 2015 no se alcance la meta de reducir esa cantidad.

 

Otro aspecto de salud relevante, es la morbilidad, las 10 primeras causas de morbilidad para el municipio de Colomba se muestran en el cuadro 7, pero no se tienen datos suficientes para medir el avance de la meta 8 de los ODM, relacionada con estos datos y que consiste en Haber detenido y comenzado a reducir, para el 2015, la incidencia de la malaria, la tuberculosis y otros enfermedades graves.

Prevención

En el municipio existe un programa completo de vacunaciones obligatorias para niños menores de 18 meses de edad, siendo de una dosis de BCG al nacer, 3 dosis de la antipolio y de la Pentavalente; existiendo una cobertura de 90%  para la BCG, 35% para la OPV y la pentavalente.  La vacunación con el Toxoide Tetánico (TT), en el municipio de Colomba Costa Cuca, de una población de 8,554 mujeres en edad fértil de 10 a 54 años, tuvo una cobertura de 82 %, lo que incide en  un alto porcentaje de mujeres sin vacunar, que trae como consecuencia riesgo de tétanos neonatal durante el primer mes de vida.

 

En el municipio al igual que en el resto de los municipios del departamento, la esperanza de vida es de 64 años. Este indicador, muestra el promedio de lo que una persona que nace en Colomba, esperaría vivir al momento de nacer (SIGSA, 2002).

Medicina tradicional

La medicina tradicional, se manifiesta mediante el uso de plantas y derivados de estas para curar enfermedades leves o moderadas, reconocidas por la población mediante la expresión de sus síntomas.  El material botánico utilizado como medicamento se obtiene por compra o de la plantación de huertos pequeños en el hogar, instalados con este propósito determinado. Entre las plantas utilizadas de manera común por parte de la población están: ruda, apazote, limón, ajo, flor de muerto, manzanilla y otras.

 

Analizando los datos anteriores, se identifica entre los aspectos positivos: existen algunos avances en cuanto al cumplimiento de los ODM en el nivel municipal, principalmente con relación a la disminución de la mortalidad materna y la proporción de partos con asistencia de personal especializado, si se considera que la mayoría de comadronas han sido capacitadas. Con relación a este último aspecto, la contribución brindada por la comadronas a la reducción de la mortalidad materna y mortalidad de niños al momento del parto, se debe a que existe un programa permanente de capacitación brindado por el MSPAS y a la organización de este sector, que actúa principalmente en el área rural, en donde se carece de cobertura del sistema de salud gubernamental y tradicionalmente se utilizan estos servicios de manera preferente a los de un médico.

 

Entre los aspectos negativos se determina que la efectividad de los servicios que brindan el centro y los puestos de salud es limitada, debido a la falta de cobertura y movilidad, caracterizada por la cantidad y ubicación de este tipo de infraestructura, así como del escaso personal, la falta de medicinas y la carencia de equipo especializado, lo que se evidencia por el desplazamiento de las personas  que requieren atención médica a otros centros poblados, donde sí existen las condiciones de atención adecuada.

 

La escasa disponibilidad de medicinas en el centro y los puestos de salud, es otro factor crítico, que resulta ser de importancia para la población municipal que utiliza estos servicios, principalmente por su baja capacidad adquisitiva. El IGSS brinda una contribución muy poco significativa para la atención en salud y no existen clínicas privadas que reduzcan el déficit de médicos en el municipio, por lo que se debe mejorar tanto la cobertura como la calidad del servicio (especialización de médicos, equipo, medicinas y mejor infraestructura). Las deficiencias se manifiestan en una muy alta mortalidad infantil en menores de 5 años, aún mayor que el promedio nacional en 1987.

b.  Seguridad Alimentaria

 

En el municipio, según el MSPAS, la tasa de desnutrición en niños menores de 5 años es de 6.62% y la tasa de desnutrición en infantes mayores de cinco años es de 0.32%. Con relación a la vulnerabilidad  nutricional, según prevalencia de desnutrición crónica, Colomba se encuentra en el rango moderado, de conformidad con el Ministerio de Educación –MINEDUC- y la Secretaría de Seguridad Alimentaria y Nutricional –SESAN-16, la desnutrición crónica en escolares, continúa dentro de los mismos parámetros al comparar los datos de los años 2001 y 2008.

 

La misma fuente indica que el municipio de Colomba se ubica en la posición 163 de 333 municipios con relación al estado nutricional de los niños y en la categoría de vulnerabilidad nutricional moderada, el 57.7 % de los niños se encuentra en estado normal, mientras que la prevalencia total de retardo en talla es del 42.3 %, dividiéndose este porcentaje en 31.8 % en retardo moderado en talla y 10.4 % en retardo severo en talla. La meta 2 de los ODM expresada para el país consiste en Reducir de 34 % que había en el año 1987, a 17 % al año 2015, el porcentaje de niños y niñas menores de 5 años con peso inferior al normal para su edad, este indicador refleja la desnutrición global, mientras que los datos obtenidos de retardo en talla miden la desnutrición crónica, por ser dimensiones diferentes no se pueden comparar de manera directa, pero se asume que al existir retardo en talla, también existirá un peso inferior al  normal para la edad, por lo que el porcentaje de desnutrición existente en el municipio, es casi el doble que el que se pretende alcanzar como país para 2015, existiendo un incumplimiento de la meta.

 

Los datos de seguridad alimentaria, pueden explicarse analizando entre otros aspectos: la disponibilidad de alimentos, que para el caso de Colomba, es aceptable, considerando que se comercializan productos alimenticios procedentes del altiplano occidental (principalmente San Juan Ostuncalco, Concepción Chiquirichapa, San Martín Sacatepequez) y de la zona costera, principalmente los días de plaza. La capacidad productiva de granos básicos en el municipio, se encuentra reducida debido a que la mayor parte de las tierras productivas se dedican a cultivos de exportación en latifundios, principalmente café, relegando a los minifundios la producción de granos básicos, principalmente maíz y frijol. La agricultura de subsistencia se basa en el cultivo de los dos granos básicos señalados (maíz y frijol) en pequeñas explotaciones propias o arrendadas por parte de trabajadores de las fincas cafetaleras y sus familias.

 

La mayoría de familias no alcanza el nivel de ingresos para la adquisición de la canasta alimenticia, qué según el Instituto Nacional de Estadística –INE- para el año 2006 tenía un valor de Q.1, 941.16 para una familia de 5 miembros durante un mes17, las principales causas son el desempleo, sub empleo y salarios menores a la cantidad requerida. Los eventos climatológicos adversos que afectan la disponibilidad de alimentos y la capacidad productiva de los mismos, son principalmente fenómenos naturales relacionados con el exceso de lluvia y la sequía en el municipio, y las heladas en las zonas productoras de hortalizas que se comercializan en Colomba (altiplano). La situación de pobreza del municipio, se manifiesta con un 68.17% del total de la población, lo que significa que 7 de cada 10 personas en el municipio se encuentra en esa posición, lo que limita sus posibilidades de cubrir sus necesidades alimenticias básicas.

 

El porcentaje de la población en situación de pobreza extrema es de 16.27% del total18, lo cual demuestra en términos generales que las condiciones socio económicas de la población son precarias y los esfuerzos por revertir las condiciones actuales de pobreza deben ser organizados y estratégicos. Estos datos se relacionan con el cumplimiento de la meta 1 de los Objetivos para el Desarrollo del Milenio –ODM- que para el caso de Guatemala consiste en Reducir de 20 % que había en 1989, a 10 % para el año 2015 el porcentaje de personas que viven con menos de 1 US$ por día, al comparar la meta con el 16.27 % de personas que viven con menos de 1 dólar americano al día en el municipio, se establece que para 2015, este porcentaje debe reducirse en 6.27 %.  El porcentaje de  población en pobreza (que vive con una cantidad de 1 a 2 dólares diarios) es muy alta, existiendo el riesgo de que algunas personas puedan reducir sus ingresos y pasar a situación de pobreza extrema.

 

El índice de desigualdad de Theil es de 18.2219  y el Índice de Desarrollo Humano – IDH- municipal fue de 0.604 en el año 200520.  El municipio de Colomba Costa Cuca se ubica en la posición 219 de un total de 332 en situación de calidad de vida, siendo considerada la calidad de vida de sus habitantes Alta21, posición que contrasta con los datos de pobreza y pobreza extrema señalados, así como con el índice de desarrollo humano, se debe revalorar esta categorización con base en una revisión de los datos existentes, debido a que no refleja la situación socio económica actual de la mayor parte de pobladores del municipio. El principal factor que afecta la seguridad alimentaria en el municipio, es la carencia y deficiencia de las fuentes de ingreso para los habitantes. El desempleo y los empleos con remuneración muy baja, no permiten el acceso de la población a los alimentos, aunado a esto, la falta de capacidad de producción agrícola de las familias, debido a no poseer tierras suficientes para cultivarlas y a la falta de recursos económicos para la compra de insumos agrícolas, reducen las posibilidades de producir alimentos para el consumo familiar.

 
 
 
 

 

Escrito por: Mireya Rodriguez

A pesar de años fuera de Guatemala, Mireya se ha mantenido muy apegada a su tierra. Patriótica hasta los límites, le gusta la idea de mostrar su país desde un ángulo diferente y se basa en una filosofía: no es necesario abrir los ojos para ver el mundo de otra manera, solo hay que abrir la mente.

Quizás te interese…

Pin It on Pinterest