SECCIONES

Historia de Santa Catalina La Tinta

This page was last modified on 29/10/2012 at 18:43.
Información acerca de la historia del municipio de Santa Catalina la Tinta, en Alta Verapaz.

Historia

En esta página encontrarás la más completa información acerca de Historia de Santa Catalina La Tinta con descripciones, productos, servicios, direcciones, teléfonos, email, enlaces, y demás información relacionada.



Historia del Municipio de Santa Catalina la Tinta 

El nombre de la Tinta, tiene su origen por haber existido en esta zona una fábrica de añil colorante obtenido de la hoja de jiquilete, que produce un tinte de color azuloso, dicha fábrica era administrada y financiada por familias alemanas, ocurriendo en esa época de pujanza que la fábrica de sucediendo que muchos añil requería de mano de obra necesaria para su producción, de los habitantes de ésta zona fueron migrantes de la etnia Pocomchí, quienes se establecieron donde hoy día se conoce como Barrio La Línea y Barrio El Estación.

Los mozos colones de los alemanes se encargaban de exprimir la hoja del jiquilete con troncos de madera en unas piletas de piedra y cemento, de las cuales existen vestigios históricos en los barrios La Línea y Campo Nuevo, así como en la aldea Sacsuhá, los alemanes enviaban el tinte en grandes barriles por medio del ferrocarril Verapaz que lo transportaba hasta Panzós y luego por vía marítima hasta su destino final.

Anteriormente en esta zona a la población ya se le conocía con el nombre de Santa Catalina en el año (1,770-1,787), donde los habitantes de aquel entonces fueron víctimas del saqueo y destrucción de los piratas ingleses, que transitaban por vía marítima a través del trayecto del río Polochic al río Dulce.

El municipio de Santa Catalina La Tinta fue fundada el 14 de Agosto de 1,896 por el señor Erwin Pablo Dieseldorf de origen alemán y radicado en Cobán quien contaba con propiedades en el lugar donde se asentó la población, donando a sus trabajadores cuatro caballerías de terreno con escritura pública quedando registrada como finca rústica No. 12 de Alta Verapaz en la Propiedad Inmueble y que registra desde ese entonces la existencia del Barrio la Estación.

Los trabajadores del señor Dieseldorf rindieron un merecido homenaje por la concesión otorgada a su favor de cuatro caballerías donde fundó una población que desde sus inicios fue un pueblo progresista.

En el libro escrito por Susan Wilkins “Los Pocomanes” en el siglo XVI al referirse a La Tinta la menciona como “municipio”, pero por razones políticas y por el impulso que en aquella época tuvo el ferrocarril “Verapaz” y la importancia del puerto fluvial se trasladó la cabecera municipal a Panzós.

Desde aquellos años vino la idea de lucha para lograr ascender de nuevo a la categoría de municipio; iniciando las gestiones desde hace 25 años, destacando entre quienes promovieron éste espíritu de ser reconocida La Tinta como tal, los señores:

Herculano Fernández, su esposa profesora Marcela Lemus Dimas, Don Manuel Lemus, Don Leopoldo Fernández y el Profesor Juan Francisco González entre otros.

Continuando con ésta lucha fue el señor José Everildo Morataya Cadenas, quien finalmente y con la participación de todos los pobladores viajaron a la ciudad capital para presionar hasta llegar a su cometido finalmente el congreso de la república por las cara terísticas y prerrequisitos particulares de la población, reconoció que La Tinta merecía ser “municipio” ya que era una aldea de Panzós A.V.; lo que se logró el 11 de Noviembre de 1,999, naciendo así el municipio numero trescientos treinta y uno de Guatemala, denominándose oficialmente como “Santa Catalina La Tinta, Alta Verapaz”.

En el contexto cultural el municipio de la Tinta cuenta con sitios arqueológicos entre los que destacan  Papalhá, Omaxán y Tampomá que pertenecieron al período post-clásico de la cultura maya, que están  conformados de pequeños  montículos que lo hacen tener interesante paisaje.

En relación a sitios sagrados, se encuentran las “Cuevas de Chascó” que se ubican en el Caserío  Papalhá y dista a 7 kilómetros de la  cabecera municipal, considerado por pobladores como místico y sagrado, realizándose en dicho lugar ceremonia mayas en agradecimiento a   Dios (Tzultak’a), por la vida, las cosecha y negocios, existiendo otros sitios como Santa Catalina Matanzas, Choilá, Chavacal, que son considerados de potencial etno-turístico para el municipio.

Según la población Q’eqchí’, la cultura se ve amenazada por extranjerismos, generando la aparición de delincuencia, cambio de vestuario, tradiciones y costumbres, sin embargo, prevalece en ellos el respeto a la naturaleza, la vida, a los ancianos y costumbres ceremoniales, de esta cuenta en los talleres se ha remarcado que el aspecto cultural no debe perderse sino conservarse, para lo que deben crearse políticas de gobierno que coadyuven a la conservación de estas tradiciones y costumbres.

 



Comentarios ¿Qué opinas? ¡Deja un comentario!



ATENCIÓN:
¿Tienes información adicional para ampliar esta nota? Cualquier corrección, anotación, aporte o comentario al respecto de esta página o del sitio son bien recibidos.

DENUNCIAS:
¿Has sido testigo de una noticia que quieras compartir? ¿Quieres hacer una denuncia?

¡COMUNÍCATE CON NOSOTROS!
Para comunicarte con nosotros por correo electrónico o WhatsApp y enviarnos tus historias, reportes, fotos y videos haz CLICK AQUÍ