SECCIONES

Historia de San Carlos Sija

This page was last modified on 04/07/2018 at 22:20.
Información acerca de la historia del municipio de San Carlos Sija, en Quetzaltenango.

Historia

En esta página encontrarás la más completa información acerca de Historia de San Carlos Sija con descripciones, productos, servicios, direcciones, teléfonos, email, enlaces, y demás información relacionada.



Historia del Municipio de San Carlos Sija 

 
Sin bien algunos han atribuido la fundación de Sija a Bernal Díaz del Castillo, e indicando que Sija era aféresis y corruptela de la palabra española Ecija, nombre de la ciudad donde se dijo nació, así como que fundó el poblado por diciembre de 1526, lo que se refiere a su lugar de nacimiento es inexacto ya que Díaz del Castillo nació en Medina del Campo octubre de 1495 y marzo de 1496, sin poderse por ahora proporcionar fecha más exacta. Además, Sija es fonetización española de una voz indígena, puesto que durante el período indígena se hace mención de un poblado Sihá, como por ejemplo en el Título de la casa Ixquín Nehaíb, Señora del Territorio de Otzoyá, que se presentó como pieza probatoria ante el Juzgado Privativo de Tierras  promediando el siglo XVIII, en la edición conocida. También es importante que hasta los primeros años del siglo XVIII no se hubiera hecho reducción a poblado.
 
En el Archivo General de Centroamérica existe un expediente del año 1714 en que los vecinos esparcidos en el valle de Sija, todos españoles, solicitaron la fundación de una villa y, a la vez, pedían remedida de las 16 caballerías de tierra. Por auto del 8 diciembre 1776, la Real Audiencia de Guatemala ordenó la reducción de Sija a poblado como lo está en la actualidad, y con fecha 18 diciembre 1778 se autorizó la fundación con el nombre de San Carlos Sija, así como la de San Luis Sahcahá. Con lo anterior, queda desvirtuado lo que en contra se haya escrito. Debe mencionarse aquí, que el capitán don Francisco Antonio de Fuentes y Guzmán, quien escribió su Recordación Florida por la última década del siglo XVII, con anterioridad había sido Corregidor de Totonicapán.  Es decir, que conocía la región que describió en su Recordación Florida, obra en que no menciona poblado en el valle. El arzobispo doctor don Pedro Cortés y Larraz llevó a cabo visita pastoral a su diócesis de 1768 a 1770. Al escribir sobre la parroquia de Ostuncalco, mencionó que el valle de Sija (debido a que no se había reducido a poblado todavía) se encontraba a 4 leguas de la cabecera de la parroquia y que en el mismo habían 24 familias con 120 personas: "Hay también algún ganado mayor... que hay en el valle de Sija". En su obra, no se hace mención alguna de que existía iglesia. Conforme a documentos fidedignos de la época, el Alcalde Mayor de Totonicapán que era don Mathias (o Matías) de Manzanares y Zerezo, inició del 1° agosto 1775 un expediente que se relaciona con la reducción de los actuales poblados Salcajá y San Carlos Sija. En dicho documento, el Alcalde Mayor hace ver una serie de infracciones a las entonces leyes vigentes cometidas por los residentes en los citados valles, que en el pasado se había tratado de evitar con el nombramiento de comisionados. Ello no dio los resultados, por lo cual el Alcalde Mayor, con base a declaraciones de testigos y certificaciones de clérigos, hizo ver a la Real Audiencia que los repetidos excesos, robos, riñas, amancebamientos, escándalos, borracheras, fabricación ilegal de aguardiente así como refugio de criminales y vagos, era resultado de lo disperso de la población.
 
El expediente fue remitido a la Real Audiencia el 19 agosto 1775 con la respectiva consulta. Después de haber reducido en diciembre del año siguiente a poblado a Salcajá, posiblemente el 14 de dicho mes y conforme se desprende del respectivo expediente, el Alcalde Mayor Manzanarez y Zerezo emplazó y notificó a los habitantes del valle de Sija sobre la reducción a poblado.  Con base en documentación encontrada en el  Archivo General de Indias en Sevilla, Jorge Luján Muñoz anotó que lo determinante para escoger el lugar en que se iba a realizar la reducción era la iglesia. El Alcalde Mayor justificó que no era posible su traslado, debido a que "acababa de estrenarse, mui fuerte y buena, como que a mi afán y zelo, y gastar parte de mi propio peculio en su fábrica, y que reduciéndose estos vecinos a una población unida, se evitan los motivos que dieron mérito a dictar la superior providencia". El mismo Alcalde Mayor justifica el motivo por el cual no se ciñó a una traza en forma de tablero de ajedrez o reticular conforme las Ordenanzas de Población emitidas por Felipe II y posteriormente disposiciones sobre el particular contenidas en las Leyes de Indias entonces vigentes, manifestando que lo impidió el terreno "tan  fragoso y barrancoso", por lo se vio imposibilitado para "arreglar plaza, ni calle con línea recta, como se verificó en Sahcahá", así como que se tuvo que contentar con hacer que los vecinos se congreguen, sin diseño formal, alrededor del templo. En la documentación aparece que el cura interino de San Juan Ostuncalco (hoy Ostuncalco), don José (o Joseph)
 
Bernardo Orellana, aunque sin que se mencionara específicamente en qué forma ni cuántos eran, expuso que algunos vecinos ya vivían agrupados cerca de la iglesia. El total de las familias reducidas fue de 70, con tierras suficientes tanto ejidos como en manos de particulares. Hoy en día -como ya antes indicado-, el municipio tiene una extensión aproximada de 148 kilómetros cuadrados conforme a datos dados a conocer en su oportunidad por la Dirección General de Estadística, lo cual -en igual forma que para todos los demás municipios, en que se proporciona la área aproximada según los datos de la citada Dirección General de Estadística-, quiere decir que no puede aseverarse su exactitud hasta que se haya procedido al respectivo amojonamiento, con base en las disposiciones legales en vigor en la República. En la misma forma que sucedió con Salcajá, un año y medio después de su fundación, el párroco Orellana certificó el 9 mayo 1778 que estaba concluida la construcción de casas y la reducción de las familiar, mientras que el Comisionado  don Pascual  Calderón que ya se hallaban todas las familias "reducidas  a población formal, aunque no con la perfección de calles delineadas por la incomodidad del lugar". Los dos pueblos reducidos solicitaron al Alcalde Mayor de Totonicapán que se les asignase nombre, por lo que el Presidente, Gobernador y Capitán General de Guatemala, don Martín de Mayorga al aprobar el 15 diciembre 1778 ambas fundaciones, nominó a Salcajá San Luis Rey de Francia y a Sija San Carlos Sija, esto último en honor del monarca Carlos III. También estableció Mayorga para cada uno de los dos lugares como Justicias a dos alcaldes pedáneos (adjetivo que se aplicaba al juez o alcalde de poblados cortos con limitada jurisdicción), así como dos Regidores.
 
El Consejo de Indias tramitó favorablemente el expediente y la aprobación tiene fecha del 9 marzo 1781. Ya como San Carlos Sija, dentro del círculo del mismo nombre, 12° distrito, figura en la tabla para elecciones de diputados a la Asamblea Constituyente, según decreto 225 del 9 noviembre 1878. San Carlos Sija se segregó a la jurisdicción departamental de Totonicapán y pasó a la de Quetzaltenango por acdo.  gub. del 26 agosto  1882: "Considerando: -Que según el acuerdo de 19 de agosto último, en los asuntos civiles y criminales que procedan del pueblo de San Carlos Sija, debe conocer la Comandancia de Armas de Quetzaltenango; y que no es conveniente que un distrito municipal esté bajo la dependencia de las autoridades de dos departamentos distintos, el General Encargado de la Presidencia en uso de la facultad concedida el Gobierno en el artículo 5°. del decreto de 30 de septiembre de 1879, tiene a bien disponer: -Que segregándose el expresado municipio del departamento de Totonicapán, forme parte del de Quetzaltenango tanto en lo judicial como en lo administrativo, observándose respecto del nuevo San Carlos Sija, lo acordado con fecha 22 de junio próximo anterior. -Comuníquese".
 
En la actualidad, San Carlos Sija pertenece al tercer distrito electoral. La aldea Calel se segregó a San Francisco El Alto por Acdo, Gub. del 27 julio 1886; volvió a San Carlos Sija por el del 15 febrero 1920, vista la solicitud de las municipalidades de San Carlos Sija, Olintepeque  y Coatepeque, las aldeas Nuevo  Chuatuj.  La Felicidad, San Rafael y San Agustín Pacayá, así como Nuevo Olintepeque volvieron a la jurisdicción Municipal de Coatepeque, a la que habían pertenecido con anterioridad. Por Acdo. Gub. del 20 agosto 1902 se autorizó a la municipalidad de San Carlos Sija para que extendiera escrituras de propiedad de los lotes en que se dividió el terreno comprado a don Bartolo Mérida, con el objeto de ensanchar la población. El Acdo. del 18 junio 1922 autorizó a la municipalidad extender a favor de los vecinos de su jurisdicción, constancias inscribibles de la posesión que tenían sobre los terrenos que tratasen de titular.


Comentarios ¿Qué opinas? ¡Deja un comentario!



ATENCIÓN:
¿Tienes información adicional para ampliar esta nota? Cualquier corrección, anotación, aporte o comentario al respecto de esta página o del sitio son bien recibidos.

DENUNCIAS:
¿Has sido testigo de una noticia que quieras compartir? ¿Quieres hacer una denuncia?

¡COMUNÍCATE CON NOSOTROS!
Para comunicarte con nosotros por correo electrónico o WhatsApp y enviarnos tus historias, reportes, fotos y videos haz CLICK AQUÍ