SECCIONES

Salud en San Andrés Sajcabajá

This page was last modified on 15/11/2013 at 15:19.
Información acerca de la salud del municipio de San Andrés Sajcabajá, en Quiché.

Salud

En esta página encontrarás la más completa información acerca de Salud en San Andrés Sajcabajá con descripciones, productos, servicios, direcciones, teléfonos, email, enlaces, y demás información relacionada.



Salud en el Municipio de San Andrés Sajcabajá

 
Para la Organización Mundial de la Salud, define la salud como: Un estado completo dhumanos de todos ellose bienestar físico, mental y social y no meramente la ausencia de dolencias o enfermedades. Para el caso del municipio de San Andrés Sajcabajá, esto se convierte en un verdadero reto, que amerita no solo la unión de esfuerzos, sino también, la construcción de estrategias, políticas, coordinación e inversión para mejorar los niveles actuales de salud, principalmente en las áreas rurales con población altamente indígena, sectores que históricamente han sido relegados de los beneficios y atenciones del Estado. Según los datos del Centro de Atención Permanente (CAP), la cobertura se realiza por tres ofertas de servicio, uno está a cargo de la institucionalidad del Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social (MSPAS) 12,717 personas , la cobertura de extensión de cobertura (PSS, ASS), con un total de 10,748 personas y lo que cubre el Instituto Guatemalteco de 
 
Seguridad Social (IGSS), que hacen 416 afiliados, que sumados hacen un total de 23,881, es decir, que tiene una cobertura del 100% de la población del Municipio.
 
Sin embargo, esta cobertura no manifiesta una calidad plena de servicio, debido a que manifiestan, carencia de infraestructura, equipo médico, laboratorios, medicina y recurso humano. Estos aspectos deficitarios en salud, son asumidas por los usuarios, para el tratamiento de las enfermedades que padecen. Esta situación de carencia en calidad de salud, en el área rural de Guatemala, concuerda con el análisis de USAID, que expresa que: En Guatemala, el 57% del gasto total en salud es pagado, directamente por las personas y las familias. En su mayoría se trata de gastos hechos por bienes y servicios requeridos en casos de enfermedades. En consecuencia, los costos de un pisodio de enfermedad aguda o accidente, puedan rápidamente traducirse en gastos catastróficos que amenazan las finanzas de las familias y la sobrevivencia. En el caso de las familias pobres, el riesgo es aún mayor, pues incluso el gasto puede competir con otros gastos vitales y la perspectiva del costo puede no usar los servicios de salud.
 
Infraestructura y recurso humano  para prestación de servicios de salud
En el aspecto de infraestructura, en el Municipio de San Andrés Sajcabajá, cuenta con 1 Centro de Atención Permanente, 3 puestos de Salud, ubicados uno en Chinantón, Xejuyup y uno en Chinillá, una prestadora de Salud que cubre 14 centros de convergencia ubicados en 25 comunidades a su cargo, y 5 unidades notificadoras. La cobertura de los servicios de salud en el territorio de San Andrés cubre a una población de aproximadamente de 90%.
 
De acuerdo a la extensión de cobertura, el recurso humano que brinda la atención en los servicios de salud en el año 2,009 en el municipio y en base a dos rubros de contratación, los que corresponden al reglón presupuestado 011, son: un médico, 5 enfermeras auxiliares, 1 inspector de saneamiento, 2 técnicos en salud rural, 1 técnico en laboratorio, 1 técnico en mantenimiento y un oficinista; mientras los que corresponden al reglón 029 por contrato temporal son: 4 médicos de turno, 1 enfermera profesional, 12 enfermeras auxiliares, 1 técnico de laboratorio, 3 pilotos, 2 técnicos en mantenimiento y 7 educadoras en salud, 3 que son específicamente para nutrición, 2 guardianes 1 bodeguero-contador, 1 Técnico en informática, 1 encargado del centro interactivo (espacio de adolescentes).
 
Entre los indicadores y tasas de salud del municipio de San Andrés Sajcabajá, se tienen los siguientes:
 

Natalidad y fecundidad

Según la memoria de salud anual 2010,la tasa de natalidad es del 26.89%, equiparable a la tasa del departamento de 26.7 X 1,000 habitantes y presenta una tasa de fecundidad de 77.84%. Por debajo de la tasa de fecundidad departamental, de 138. 0. también por debajo del 79.44% registrada a nivel nacional.
 

Morbilidad general e infantil

Según reportes de salud de 2009, indican como enfermedades que consti uyen la principal causa de morbilidad general están: las IRAS con 29.01% en hombres y 24.88% en mujeres, diarrea con 10.89%  en hombres y 7.40% en mujeres, cefalea ( dolor facial SAI) con un 4.88% en hombres y 5.76% en mujeres, infecciones de vías urinarias con un porcentaje de 4.18 en hombres y 3.79 en mujeres, estado de embarazo en 5.38%, enfermedad péptica 2.42% en hombres y 3.73% en mujeres, parásitos intestinales 0.62% en hombres y 4.22% en mujeres, dermatitis, humedad y la poca ventilación que tienen las viviendas, asi como, condiciones y posibilidad que tienen el acceso a la alimentación y a sistemas sanitarios para favorecer las prácticas higiénicas 3.53% en hombres y 3.06% en mujeres. Las infecciones respiratorias agudas, representan la tasa más alta con el 67.75%, las  enfermedades neumonías y bronconeumonías ocupan el segundo lugar con el 4.80%, las diarreas con el 25.85%, el resfriado común con un 1.27%, Faringoamigdalitis con un 0.33%.
 
Mientras tanto, para la niñez de 1 a 4 años, las causas de morbilidad reportan que: las infecciones respiratorias agudas, representan la tasa más alta con el 64.01%, las enfermedades de síndrome diarreicas con 28.44%, bronconeumonías con 5.14%,resfriado común con 1.99%, faringoamigdalitis 0.34% y disentería con un 0.08%.
 
La incidencia de infecciones respiratorias agudas son las principales causas de la morbilidad en la población infantil de 1 a 4 años, que representa una población de 2,280 casos de niños enfermos.
 

Morbilidad Materna

Es importante evidenciar que las causas prioritarias de la morbilidad materna, reportadas son: estado de embarazo con un 11.96%, cefalea con 9.50%, consejería de planificación 9.38%, infecciones de vías urinarias con 6.56%, gastritis con 6.30%,  Mialgia 3.69%, amebiasis, anemia, conjuntivitis y parasitosis entre 2.79 a 3.17%.
 

Mortalidad general

De las diez primeras causas de mortalidad general en el municipio de San Andrés Sajcabajá, en el año de 2009, se reportó: insuficiencia cardiaca congestiva, con 14.29% en hombres, y en mujeres con 27.87%, neumonías y bronconeumonía representa el 7.94% en hombres, y 4.92% en mujeres, tumor maligno de estómago con 4.76% en hombres, y 6.56% en mujeres, cirrosis hepática alcohólica con un 9.52%, deshidratación, insuficiencia renal, desnutrición proteicocalórica (DPC) con 3.17%, en hombres y en mujeres entre 1.64% a 3.28%.
 
Entre los tres grupos de edades más significativas de la mortalidad general, representa para las edades de 60 años a más,  con una tasa alta de mortalidad de 49.78%, seguido por las edades de 50 a 59 años, con una tasa de mortalidad de 20.0% y el 12.68% de mortalidad en niños de 1 año por cada 1,000 nacidos vivos.
 

Mortalidad infantil

Entre otros datos, se encuentra que la mortalidad infantil, en casos  menores de 1 año se tiene un porcentaje de 12.68%, de  1 a 4 años se tiene un tasa de 2.40% por mil nacidos vivos, y entre las causas significativas son: bronconeumonías 50.00%, infecciones respiratorias agudas, deshidratación, muerte súbita con 12.50% cada uno.
 

Mortalidad materna

En cuanto a la mortalidad materna, la memoria de salud 2009, reporta que las causas significativas se deben al trabajo de parto complicado que representa un 16.67%; entre las causas se tiene que por ser las área rurales, lugares con conectividad precarias, las madres prefieren ser atendidas por una comadrona y buscar asistencia médica, lo que implica los riesgos de mortalidad materna. En este presupuesto de atención de salud, hay que hacer mucho esfuerzo por cumplir la meta número 6 del objetivo dos de los Objetivos de Desarrollo del Milenio -ODM- que dice: mejorar la Salud Materna y que entre 1990 y 2015 la mortalidad materna en tres cuartas partes, específicamente de reducir de 248 que había en 1989, a 62 para el año 2015 las muertes maternas por cada 1000,000 nacidos vivos.
 
Las causas de mortalidad general, materna e infantil están relacionadas a las condiciones socioeconómicas de carencias de las familias, tal es el caso del municipio de San Andrés Sajcabajá, que está integrada a la extrema pobreza, que oscila 37.65% así como a la precariedad y acceso a los servicios básicos, como: los medios de producción, la vivienda, sistemas sanitarios, la alimentación, el vestuario y la educación, ya que el municipio tiene un porcentaje de analfabetismo de72.2%, condiciones que agravan la  desnutrición, las enfermedades respiratorias, enfermedades intestinales, malestares que provocan la muerte; asociados a los servicios que se brindan, en muchos casos no reúne las condiciones necesarias o simplemente se deba a la falta de equipos y medicina para los pacientes.
 
Mientras la mortalidad infantil entre 5 años a 9 años es de 0.54% siendo indicador positivo ya que concuerda con el cumplimiento de la meta número 5 del Cuarto Objetivo del Milenio -ODM-, Que indica; reducir la mortalidad infantil en menores de 5 años de 110/1000 que había en 1987 a 37/1000 para el año 2015, esto a nivel nacional. Informes gubernamentales presentadas a finales del presente año, indican que la mortalidad infantil en menores de 5 años, se ha reducido de 39/1000 que se reportó en el 2002 a 30/1000 en el presente año. 
 

Servicio de consultas e inmunizaciones

Del total de las consultas realizadas que fueron 39,128 pacientes, se observa que 16,825 son hombres es decir el 42.99%, mujeres 22,303 el 57.00 %, este comportamiento es razonable debido al horario de trabajo de la población masculina, quienes constituyen la base de la economía familiar, por lo que, es necesario promocionar y fortalecer los servicios de ampliación de horarios en los servicios de salud, así como, la gestión de capacitaciones para los promotores de salud en las comunidades. 
 
Además, la asistencia de las personas aumenta con los nuevos pacientes y las primeras consultas para solicitar los servicios, según reportes del área de salud 2009. Otro aspecto importante, son las consultas a migrantes que fueron de 5, de ellos 2 corresponde a mujeres y hombres.
 
Se observa una cobertura mayor del 100% para las vacunas aplicadas a la población menor de 1 año, esto probablemente debido a que se vacunaron lactantes de otras organizaciones que prestan servicios de salud, cono ONGs y en otros municipios que se registraron como parte del distrito. Sin embargo, esto es favorable a los propósitos de vacunar a la totalidad de la población meta.
 
Por otra parte, del total de mujeres en edad fértil, de 10 a 35 años, se observa que solo se lograron vacunar a un promedio de 431.16 mujeres en las 3 aplicaciones de dosis de TDA, obteniendo una cobertura de 5.63%. La información sobre la prevención de enfermedades y riesgos en edad fértil, es importante hacerla llegar a la población meta, en idioma materno Kiché, para que se comprenda el beneficios de la aplicación de las vacunas y otros medicamentos.
 

Atención al parto

En cuanto a la atención al parto, los datos reflejan que el 18.23% de partos fue atendido por personal médico, y el 81.77% por comadronas. Lo que significa seguir capacitando a las comadronas de manera que se mejore la atención del parto. Así como, orientar mejor las políticas de salud en el municipio, en lo que se refiere a la atención de partos con personal sanitario especializado, y así alcanzar la meta que proponen los Objetivos de Desarrollo del Milenio -ODM- al cumplimiento de la meta 6 y del objetivo 5; reducir las muertes maternas, de 248 que había en 1989, a 62 para el 2015. Entre otras atenciones de la mujer, esta el control prenatal que fueron 916, partos en mujeres menores de 20 años fueron de 210, controles a puérperas 3; y niños de bajo peso.
 
Además de reconocer el trabajo profesional de las comadronas, es importante  seguir con el fortalecimiento de los conocimientos y técnicas en la atención de partos y de otras enfermedades propias de la mujer, lo cual potenciara la definición de estrategias socio-sanitarias que impulsen el mejoramiento en la calidad de vida de sus habitantes.
 
Por otra parte, es importante observar, la introducción de conocimientos sobre medicina alternativa, es decir, las propiedades curativas de plantas naturales utilizadas aún en las comunidades rurales de población indígena, cuyo valor es curativo y preventivo. Así mismo, la promoción de una salud en el propio idioma materno, lo que mejorará la atención y el acceso a los servicios. Resultado a corto plazo, ya que a finales del año 2009, el gobierno central, informó impulsar la creación e implementación de políticas para el desarrollo y cumplimiento de los derechos de los pueblos indígenas en Guatemala, a través de instituciones gubernamentales, relacionados al desarrollo con pertinencia social. Este acuerdo indica lo siguiente: El Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social (MSPAS), ha creado la “Unidad de Atención de la Salud de los Pueblos Indígenas e Interculturalidad en Guatemala”. La finalidad es contribuir a la creación de condiciones políticas y estratégicas para el desarrollo de la salud de los pueblos indígenas así como la valoración, rescate, fortalecimiento y promoción de las prácticas de salud de cada región. Entre los objetivos están: la equidad de la salud y brindar una atención de calidad, calidez y dignidad para los pueblos indígenas.
 

Planificación  familiar

La planificación familiar, es una alternativa para la salud reproductiva, así como un aporte para el beneficio de la familia y la sociedad, especialmente para la mujer, ya que salva vidas, evita embarazos involuntarios y ofrecen más opciones a la pareja. De acuerdo con los datos del Centro de Atención Permanente (CAP) de San Andrés Sajcabajá, reporta que los métodos anticonceptivos más utilizados son: depo-probera con un 25% de usuarias, píldoras anticonceptivas 5%, T de cobre que lo utilizan en menor porcentaje de mujeres 0.5% aproximado y el jadelle 1.00%. 
 

Programa de información, educación y comunicación (IEC)

Dentro de las acciones del programa está la coordinación interinstitucional, con el fin de orientar a la juventud, padres de familia, niños y población en general en temas de educación, prevención de enfermedades, nutrición, salud reproductiva y planificación familiar, al mismo tiempo se dan charlas educativas a usuarios(as) que solicitan el servicio a diario en el CAP; además se cuenta con una red de maternidad y paternidad responsable que involucra a los padres de familia para informar y formar a los jóvenes. Así como en otros temas importantes, tales como; la educación en salud, el ITS/VIH SIDA, salud reproductiva, mortalidad materna, medio ambiente, higiene personal, tuberculosis, seguridad alimentaria, influencia, salud mental, enfermedades crónicas no trasmisibles, iras, etas, salud bucodental, diabetes, etc. De acuerdo a las metas 6 y 7 del Objetivo 6 de los ODM, en cuanto manifiesta combatir el VIH/SIDA, El Paludismo y Otras enfermedades.
 
Según el Área de Salud  de San Andrés Sajcabajá, en lo que respecta VIH/SIDA, en el año 2009 no se detectó ningún caso, en cuanto a la tuberculosis si reporta 4 casos de ellos, tres mujeres y hombre y dos nuevos casos 1 hombre y una mujer.
 
La formas de transmisión del VIH/SIDA, corresponde a la vía sexual. Esta enfermedad de tipo infeccioso puede prevenirse, por lo que las orientaciones deben ir encaminadas a la promoción y generación de conocimientos sobre la enfermedad y luego las formas de evitar el contagio. Además debe tomarse en cuenta la promoción en los servicios de salud del sexo seguro y el  uso de métodos anticonceptivos, aunque en la región se Se encuentran barreras culturales, sociales y religiosas; las cuales deberán ser trabajadas intersectorialmente, para el rompimiento de si mismas y que prevalezca los principios de garantizar la salud de la población del municipio de San Andrés Sajcabajá.
 

Seguridad alimentaria

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) la calidad de vida, es la percepción que un individuo tiene de su lugar en la existencia, en el contexto de la cultura y del sistema de valores en los que vive  en relación con sus objetivos, sus expectativas, sus normas, sus inquietudes y sus relaciones con los elementos esenciales de su entorno. Enmarcado en esta concepción de calidad de vida, en el municipio de San Andrés Sajcabajá se tiene la clasificación agrológica de las clases: III, IV, VI y VII que cubren un área de 16,938.84 ha; siendo la más significativa por su cobertura la clase VII, con el 77.73%, que son tierras no cultivables, aptas únicamente para fines de uso o explotación forestal, de topografía muy fuerte y  quebrada con pendiente muy inclinada. Además de la anterior, le sigue en importancia la clase IV, con el 11.34% que son tierras cultivables sujetas a severas limitaciones permanentes, no aptas para el riego, salvo en condiciones especiales, con topografía plana ondulada o inclinada, apta para pastos y cultivos perennes que requieren prácticas intensivas de manejo, productividad de mediana a baja escala. La clase VI representa el 6.24% y la clase III el 4.70%.
 
El principal uso que se le da a los suelos en ese municipio, es el destinado a agricultura limpia anual, con una extensión de 9,821.67 ha, que representa el 57.99% del total del Municipio; el cultivo principal es el maíz que se produce en todas las áreas pobladas del municipio, le sigue en importancia el frijol, el que se cultiva en algunos lados en forma limpia y en otros asociado al maíz. Dentro de las hortalizas el cultivo más importante es el de tomate, el cual se produce en 28 comunidades; además de éste se cultiva la papa, chile y cebolla. Dentro de los frutales se puede mencionar la producción de naranjas, limones, mandarinas, bananos, guayaba, jocote y nance.
 
El área destinada para pastos naturales es de 505.16 ha, las que se dedican a la producción pecuaria, en 34 centros poblados se reportan pequeños lotes de crianza de ganado, el cual no es de raza definida por el números de cruces que se ha dado dentro de las especies. El área cubierta con bosques de coníferas y latifoliadas representan el 24.17%, con una extensión de 4,184.38 ha; el área cubierta por charral o matorral representa el 14.33% con una extensión de 2,427.63 ha; de donde se determina que, el 42.01% de los suelos del municipio no son aptos para cultivos por sus características físicas y químicas, solo pueden utilizarse para fines forestales en general, es por eso que al ser utilizados los suelos de esta región para siembras de granos básicos u otro cultivo, los rendimientos no son óptimos.
 
De tal cuenta, la seguridad alimentaria, está relacionada con la pobreza, en el caso de San Andrés Sajcabajá, el índice  de pobreza general es de 88.55%  y el 37.65% de pobreza extrema, estos datos hacen del municipio ocupar el lugar 7 a nivel de departamento y a nivel nacional en el puesto número 3197 de marginación.
 
Sumado a esto, se puede ver que el municipio tiene el 88.40% de necesidades insatisfechas y su índice de desarrollo humano es de 0.513 teniendo también un índice de marginalidad de1.70 equivalente al grado muy alto. Por otra parte, el departamento de 
 
El Quiché se sitúa en el tercer lugar a nivel nacional de pobreza, por los porcentajes altos de pobreza un 80.09% y de extrema pobreza del 36.75%. También conjugan a este escenario los bajos rendimientos de producción de granos básicos, las pocas fuentes de trabajo, los pocos programas de generación de ingresos que ofrece el estado, como de la iniciativa privada, provocando una inadecuada y deteriorada dieta de la población.
 

Inseguridad alimentaria y desnutrición

En relación al objetivo 1 de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) que dice: erradicar la pobreza extrema y el hambre. De la meta 2: Reducir de 34% que había en el año de 1987, a 17% al año 2015, el porcentaje de niños y niñas menores de cinco años con peso inferior al normal para su edad. De acuerdo al tiempo en que se ha avanzado, pareciera una meta ambiciosa, ya que en lugar de superarlo ha ido en aumento. Tal como lo señala, un resultado preliminar de una encuesta de la 
 
Organización Panamericana de la Salud (OPS) realizado a finales de 2009, que dice; Guatemala sigue encabezando esta siniestra lista en Centroamérica, con el 43.4% de menores de 6 años con desnutrición crónica, pese a los avances registrados en los últimos años.
 
Los resultados que coinciden con el informe Estado Mundial de la Infancia, presentado por el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) el 19/11/2009, dan cuenta de una leve mejoría, si se toma en cuenta habitantes hasta el 2008, esta cifra se ubicaba en 49.3%. "Sin embargo, los más afectados son poblaciones rurales e indígenas, donde el porcentaje de desnutrición crónica llega en promedio, a un 70%", destaca Ivan Yerovi, representante adjunto de Unicef en Guatemala.
 
En lo que refiere el municipio de San Andrés Sajcabajá, el índice de desnutrición en la niñez es de 21.1%, aunque reconocen que estos datos han ido en aumento, dado a las características socioeconómicas y que son propensas a la situaciones macroeconómicas que está padeciendo el país.
 
Por otro lado, el reporte del SESAN de 2009, presenta cuatro categorías para determinar la aituación de inseguridad alimentaria, que las comunidades en el municipio presentan:
 
• 2 comunidades que representan solo el 3.17% de todas las comunidades que no presentan riesgos de inseguridad alimentaria. 
• 16 comunidades que representan el 25.40% de todas las comunidades, que presentan medio riesgos de inseguridad alimentaria.
• 41 comunidades que representan el 65.08% de las comunidades, que presentan alto riesgos de inseguridad alimentaria.
• 1 comunidad que representa el 1.59% de las comunidades, que presentan muy alto riesgo en inseguridad alimentaria.
 
Tomando en consideración los porcentajes e índices del cuadro No.12, se tiene que trabajar y enfocar todos los esfuerzos para solucionar esta problemática, pues es un desafío que tiene el municipio de llegar a cumplir la meta 1 y 2 del objetivo No. 1 de la finalidad del Milenio para Guatemala, las cuales indican que se debe reducir a la mitad al  2015, el porcentaje de personas cuyos ingresos sean inferiores a 1 dólar al día, como también  reducir a la mitad, el porcentaje de personas que padecen hambre.
 
Otros aspectos importantes, es que el cultivo de maíz y el frijol, en términos económicos no son rentables, estos cultivos no logran recuperar los costes de producción, siendo que los productos son subvencionados o subsidiados por el productor. Además de la importancia alimentaria, éste producto representa un costo de oportunidad, es decir, si los pobladores tuvieran que comprar el equivalente de maíz producido, tendrían que pagar más que si ellos lo cultivaran.
 
Por tanto, es importante prestar especial atención al tema de seguridad alimentaria, con particular aumento de la productividad, en la reducción del avance de la frontera agrícola, asistencia técnica y en la diversificación de cultivos que contribuyan al mejoramiento de la dieta alimenticia; ya que los esfuerzos realizados hasta ahora, no concuerdan con las grandes demandas que hay en este tema. 


Comentarios ¿Qué opinas? ¡Deja un comentario!



ATENCIÓN:
¿Tienes información adicional para ampliar esta nota? Cualquier corrección, anotación, aporte o comentario al respecto de esta página o del sitio son bien recibidos.

DENUNCIAS:
¿Has sido testigo de una noticia que quieras compartir? ¿Quieres hacer una denuncia?

¡COMUNÍCATE CON NOSOTROS!
Para comunicarte con nosotros por correo electrónico o WhatsApp y enviarnos tus historias, reportes, fotos y videos haz CLICK AQUÍ