Operación Pavo Real: la toma de Pavón

Ultima actualización: 21 Sep, 2016 - 11:14:03
El 25 de septiembre del 2006, la Policía Nacional Civil de Guatemala lanzó la masiva operación Pavo Real para recuperar el control de las cárceles del país. Tras el éxito inicial, el héroe se convertiría injustamente en villano. Diez años después las cárceles continúan en control de los delincuentes...



Operación Pavo Real: la toma de Pavón

El 25 de septiembre del 2006, la Policía Nacional Civil de Guatemala lanzó la masiva operación Pavo Real para recuperar el control de las cárceles del país. Tras el éxito inicial, el héroe se convertiría injustamente en villano. Diez años después las cárceles continúan en control de los delincuentes...


Por: Rosco Sievers

Situación de las cárceles en 2006

El desdén hacia el sistema penitenciario llegó a tal punto que los reclusos habían construido lujosas residencias, una de ellas con finos acabados de madera, billares, jacuzzi, aparatos eléctricos y sótanos secretos para esconder a las personas que secuestraban mientras sus familiares les pagaban los jugosos rescates. Muchos reclusos debieron ceder a sus hijas y esposas, quienes fueron violadas por los integrantes del COD para evitar que sus esposos o padres fueran torturados. Tan solo en Pavón operaban 3 laboratorios de droga. También había criaderos de cerdos y aves de corral, así como mascotas, perros de raza y gatos. Y por supuesto, el COD asesinó a varios internos.

Presos Guatemala
 
Fueron varias las notas periodísticas que evidenciaron la porquería que ocurría en las prisiones del país. Este es el resumen de algunas de ellas:

Revelaciones del reportaje de Prensa Libre del 24 de Septiembre 2006 (un día antes del operativo):

Jugosas ganancias: “Por medio de entrevistas con reclusos y de fotografías se estableció que el COD (siglas de un grupo denominado Comité de Orden y Disciplina), presidido por Luis Alfonso Zepeda González, condenado por asesinato, controla ese penal, que le representa ingresos de Q600 mil mensuales…”.
 
Reos armados: “Zepeda y su gente son resguardados por un ejército de hombres armados con pistolas, machetes y palos…”.
 
Alianzas externas: “Las alianzas del presidente del COD con secuestradores, extorsionistas, sicarios y narcotraficantes le permiten participar en negocios ilícitos y tomar una tajada de ellos”.
 
Escondite para víctimas de secuestro y prófugos de la justicia: “reos confiesan que en esa cárcel han visto a víctimas de secuestro y a prófugos de la justicia”.

Revelaciones del reportaje de Siglo XXI del 27 de septiembre 2006:

Asesinatos dentro de la cárcel a quienes se oponen al COD: se reporta la denuncia de Marcelina Hernández y Regina Jiménez Hernández, quienes explicaron que “Luis Zepeda, uno de los que pereció el lunes, fue el responsable de la muerte de Joselino Jiménez Hernández. Indicaron que el reo fue atacado a golpes en los primeros días de este mes, por varios miembros del Comité de Orden y Disciplina de Pavón, y que, por instrucciones de Zepeda, no recibió atención médica; el recluso fue llevado al Hospital General San Juan de Dios, donde murió el 6 de septiembre”.
 
Narcotráfico: “El COD controla el negocio de la droga que se expende adentro de Pavón, y permite que gran parte de ésta salga de esa prisión. Un porcentaje de la venta de estupefacientes está en poder de Zepeda, que utiliza el taller de automóviles para procesar cocaína. Allí está el mayor laboratorio, y el dueño del taller es Nelson Orantes Calderas, sentenciado por narcotráfico”.
 
No era uno, eran tres: “Existen otros dos laboratorios, a cargo de Santos Mauricio Rivas, dueño de una fábrica de calzado, y del colombiano Jorge Estuardo Batres Pinto. Ambos, sentenciados por el delito de comercio, tráfico y almacenamiento ilícito. Batres, alias el Loco, es quien ordena el robo de cargamentos de cocaína, que luego son escondidos en Pavón. Las fuerzas de seguridad detallan que dirige un grupo de sicarios”.
 
Venta de drogas en los pasillos del presidio: “los reporteros de este diario compraron crack, cocaína y marihuana en los pasillos del presidio. Le preguntaron a los vendedores dónde se podía obtener más droga similar, y éstos informaron que en los alrededores de las barras show de las zonas 4, 6, 9, 10, 12 y 18”. 

Revelaciones del reportaje de Prensa Libre del 27 de septiembre 2006:

Contribuciones forzosas al COD o castigo: “Pavón tiene una población de 1,647 reos sentenciados, y cada uno paga cada semana Q10 al COD, por el derecho de que su esposa se quede a dormir, y como contribución. Un recluso sentenciado a 50 años denuncia que quien se niega a pagar es castigado en el Polo, una bartolina que no tiene sanitario y está llena de agua congelada, con olores fétidos, justo donde fue vapuleado el reo que murió en el Hospital General”.
 
Violaciones a esposas e hijas: “Presidios tiene, al menos, una docena de denuncias de esposas e hijas de reos que han sido forzadas a tener relaciones sexuales con los líderes o integrantes del COD, a cambio de que éstos le perdonen la vida al recluso”.

Revelaciones del reportaje de El Periódico del 28 de septiembre 2006:

Esclavización y cesión de hijas y esposas para ser abusadas sexualmente: “Los presos de Pavón cuentan historias de terror que vivieron, sin que ninguna autoridad interviniera. Algunos relatan haber sido esclavizados, otros revelan cómo tuvieron que ceder a sus hijas y esposas que los visitaban, para que fueran abusadas sexualmente por los reos que dirigían el penal, a cambio de no torturarlos. También se cuentan historias de abusos a homosexuales y aberrantes degeneraciones que los reos más débiles padecieron para salvaguardar sus vidas”.

Revelaciones del reportaje de Prensa Libre del 11 de octubre 2006:

Falsificación de tarjetas de débito: “…el MP encontró una máquina para falsificar tarjetas de débito, 64 plásticos con su banda magnética y una lista de nombres con sus respectivos números de cuentas bancarias”.
 
Como hemos visto en estas publicaciones de la prensa escrita, medios creíbles que citan a fuentes responsables, existía una urgente necesidad por retomar el control de los presidios y terminar con esa situación.

Operación Pavo Real

La masiva operación policiaca para retomar el control de Pavón, en la que también participaron elementos del sistema penitenciario y del ejército, dio inicio en la madrugada del 25 de septiembre del 2006. Una filtración de última hora alertó a los medios de comunicación, por lo que varios reporteros pudieron captar desde los primeros movimientos de las fuerzas de seguridad.


La toma de Pavón. Video documental sobre la toma de Pavón, tomado del Canal de Youtube de Alejandro Giammattei.

Se formaron grupos de agentes diferenciados por listones de dos colores en los brazos (celeste y rojo) y un comando que se separó para tomar el control de la torre interna del penal. Otro grupo de agentes ocuparon las cuatro torres ubicadas en el perímetro de la prisión, para controlar el desplazamiento de los reos y evitar que estos se apoderaran de la torre ubicada adentro de las paredes, desde donde habrían podido contraatacar a las fuerzas de seguridad.
 
Hora y media más tarde, cuatro tanquetas del Ejército invadieron el penal, con las fuerzas de seguridad avanzando tras ellas y asegurando las casas, champas y bartolinas del reclusorio. En el interior, los reos estaban armados con fusiles de asalto, armas cortas, granadas y bombas molotov. Para las 6h40, a pesar de haber sido sitiados, abren fuego contra las fuerzas del orden, quienes responden mediante el empleo de una tanqueta y varias ametralladoras, así como gases lacrimógenos.
 
Las demás tanquetas se utilizaron para proteger a los que se desplazaban a pie, bajo el fuego de los reclusos que les disparaban. La policía logró tomar la torreta principal al eliminar con francotiradores a los reos apostados en lo alto.
 
Una hora duró el enfrentamiento, que se saldó con la muerte de 7 reos. Entre los abatidos figuraban Jorge “Loco” Batres y Luis Zepeda, quienes tenían un fusil en la mano al momento de caer fulminados.
 
Durante todo ese tiempo, el Director de la Policía (Erwin Sperisen), el Director del Sistema Penitenciario (Alejandro Giammattei), y el Ministro de Gobernación (Carlos Vielmann) permanecieron fuera de las instalaciones.

Operacion Pavo Real toma de Pavon Guatemala
Erwin Sperisen, ex jefe de la Policia Nacional Civil.
 
A las 9h30, los 3 funcionarios ofrecen una conferencia de prensa frente a la puerta principal del reclusorio, acompañados de fiscales del Ministerio Público y de peritos en recolección de evidencias. El director general del Sistema Penitenciario, Alejandro Giammattei, calificó los operativos como un "duro golpe" al crimen organizado, tras reconocer que desde 1996 las prisiones estaban en manos de los presos. El contacto directo era el denominado Comité de Orden y Disciplina, el cual quedó desarticulado y siete de sus cabecillas perdieron la vida en la acción policial. Según el director de presidios, los miembros del Comité ganaban US $100,000 anuales con sus extorsiones desde el reclusorio.
 
El objetivo de retomar el control de Pavón, establecido meses atrás con el consentimiento del presidente Oscar Berger, se había cumplido. Desde el 13 de febrero de ese año, Berger advirtió públicamente que se terminarían los privilegios en Pavón. La operación “Pavo Real” no fue una medida improvisada: se planificó con detenimiento, tenía el aval del Organismo Ejecutivo y contó con la participación del Ministerio Público y de la Comisión Presidencial de Derechos Humanos, acciones lógicas de una democracia que madura.

Reconocimiento unánime

Un día después del operativo, Prensa Libre opinó en su editorial que “la acción de las autoridades debe ser vista como un esfuerzo para liberar a los ciudadanos comunes y corrientes de los efectos del crimen organizado que había tomado esa cárcel como refugio y, además, como centro de operaciones delincuenciales de todo orden”.

Operacion Pavo Real - Pavon, Guatemala
 
El procurador de los derechos humanos, Sergio Morales, dijo a Prensa Libre que “era necesario retomar los reclusorios donde se planifican crímenes, asaltos y extorsiones. Por esas circunstancias, era previsible que las autoridades de Estado no podían soslayar su responsabilidad”.
 
Fueron muchos los reportes de prensa que reconocieron la labor de Sperisen y Giammattei, como por ejemplo esta reflexión de Mario Antonio Sandoval aparecida en Prensa Libre del 27 de septiembre: “Con la excepción obvia de los familiares de quienes murieron al enfrentarse a las autoridades, la acción realizada en la granja penal Pavón el lunes por fuerzas conjuntas de la policía y del ejército ha sido apoyada y sobre todo comprendida por la población. A este respecto caben algunas reflexiones, entre las cuales destaca una muy simple: la culpabilidad del extremo al cual se había llegado en esa cárcel es compartida por varios gobiernos del país. Las bandas de criminales se fueron adueñando de las instalaciones hasta integrar una especie de territorio libre”.
 
El periodista Alfred Kaltschmitt escribió: “Aplaudo ese golpe y felicito al Estado de Guatemala por romper ese nefasto, inmoral e ilegal acuerdo de no intervención con el principal presidio del sistema penitenciario. (…) La operación antiamapola ejecutada en San Marcos y la recuperación de Pavón son dos acciones contundentes de este gobierno cuyo fruto principal es el mensaje implícito que conlleva: la guerra frontal contra los poderes ocultos que se han mantenido invisibles y han penetrado todo, estructuras gubernamentales, la economía, el sistema de justicia y la sociedad civil”.
 
El experto en temas de seguridad Francisco Beltranena opinó: “Es tan interesante y compleja la opinión pública que, mayoritariamente (medida el martes-miércoles), considera que la acción para acabar con los Altos de Pavón y destruir Pavolandia ha sido la mejor acción que ha ejecutado el actual Gobierno de la República”.
 
El jurista Eduardo Mayora Alvarado opinó en Siglo XXI del 28 de septiembre lo siguiente: “En una sociedad abierta hay lugar para todas las opiniones y, en relación con los operativos emprendidos por el Gobierno en la Granja Penal de Pavón, muchas se han expresado. La inmensa mayoría, a mi parecer, apoya las medidas adoptadas. Esto se debe a la abundante evidencia de que ese centro penitenciario había caído en el caos y, no solamente había dejado de cumplir desde hace años su cometido como tal, sino que encima operaba como foco y fuente de criminalidad”.
 
Y en la misma edición, el economista Ramón Parellada indicó: “Debo reconocer que el Gobierno ha dado un paso grande en el rescate de la seguridad del país y esto lo aplaude la población”.
 
También el ex jefe del Ministerio Público, Acisclo Valladares, se expresó al respecto en El Periódico del 28 de septiembre: “El rigor del Estado se hizo sentir, finalmente, en las entrañas mismas de su propia corrupción. Cuando la autoridad no es sostenida, el ejercicio de la fuerza es necesario. La acción de gobierno realizada en Pavón abre el camino para la construcción de la Guatemala distinta que debe establecerse. Una Guatemala de orden y respeto bajo el estricto cumplimiento de la ley”.
 
En esa misma publicación, Sylvia Gereda escribió: “Después de una década de complicidad con el crimen organizado, merece una felicitación el Presidente Óscar Berger y su equipo de seguridad, por demostrar voluntad política para combatir la delincuencia. A diferencia de otras ocasiones, se ven planes estructurados, encaminados a intentar sacarnos del hoyo en que estamos sumergidos. Estaremos a la espera de que el Gobierno de Berger inicie una verdadera reforma en el sistema penal y dé una lección a la delincuencia que nos ha tenido de rodillas”.
 
El 28 de septiembre, Prensa Libre publicó los resultados de un sondeo que realizó ese diario, en el cual se evidenciaba la opinión totalmente favorable hacia la acción del gobierno: “Desde que se da la participación a los lectores, el resultado de este Voto Libre es el único que ha manifestado una inclinación unánime a un tema de trascendencia nacional. Los registros señalan que el 99.34 por ciento de las llamadas telefónicas expresó su apoyo a la decisión del Gobierno de tomar el control en una cárcel donde los reos habían creado una mafia desde 1989 (…) Un escaso 0.65 por ciento –55 llamadas telefónicas– reprobó la acción de las fuerzas combinadas. Se recibieron siete mil 640 llamadas telefónicas, pero al depurar, sumaron cinco mil 879 votos válidos”.
 
Felipe Valenzuela, periodista y escritor, escribió el 2 de octubre en Siglo XXI: “Acciones como la de Pavón, no sólo nos estimulan en lo colectivo, sino también nos muestran que con voluntad y coraje, hay un país posible y digno de cualquier esfuerzo”.
 
El reconocido analista Gustavo Porras opinó que “no cabe duda de que los éxitos recientes de las fuerzas de seguridad en la lucha contra el crimen tienen de manteles largos a la ciudadanía honrada. La acción de las fuerzas combinadas (Policía y Ejército) y la actitud decidida del director de Presidios, constituyen señales positivas en este tema de tanta preocupación ciudadana y de tan crucial importancia para el país”.
 
La lista de opiniones favorables hacia la toma de Pavón se multiplicó en decenas de medios locales e internacionales, tanto escritos como televisivos. Para finales del 2006 no había ninguna duda de que la acción había sido un rotundo éxito tanto operacional como a nivel de relaciones públicas, exaltando la imagen del gobierno de Berger y de sus funcionarios.

De héroes a villanos

El operativo en Pavón proporcionó a las autoridades el respaldo que necesitaban para que en las otras cárceles (Granja Penal Canadá, en Escuintla y Cantel, en Quetzaltenango) permitieran requisas profundas y el desmantelamiento de privilegios. Marcó en ese momento el fin de una ola de hechos delictivos causados tanto dentro como fuera de las prisiones y una luz de esperanza para la población agobiada por la marea de extorsiones que empezaba.
 
Pero, ¿por qué los operativos no continuaron, sino por el contrario, el control en las cárceles se perdió nuevamente hasta llegar a la situación desesperada que vivimos hoy en día? ¿Con qué hechizo mágico hicieron metamorfosis algunos reos, convirtiéndose de delincuentes a víctimas protegidas que hoy gozan de plena libertad? ¿Cómo terminaron los “héroes” de ese día convertidos en villanos?
 
Una investigación encabezada por el Procurador de los Derechos Humanos, Sergio Morales, determinó algunos meses después que los cadáveres de los siete reclusos presentaban señales de tortura y heridas de arma de fuego a órganos vitales desde corta distancia, desmintiendo la versión de las autoridades, llegando a la conclusión de que se había tratado de ejecuciones extrajudiciales.
 
Desde entonces, existe un velo de misterio acerca de lo que realmente sucedió durante la operación “Pavo Real”. Los ex funcionarios negaron en numerosas oportunidades que haya habido ejecuciones extra judiciales. Incluso el ex presidente Oscar Berger salió a la defensa de sus funcionarios el 5 de octubre del 2010 (Gobierno de Alvaro Colóm) en un campo pagado de 3 minutos y 47 segundos de duración, en el que aclaraba los logros de su gobierno y aseguraba que no sucedieron ejecuciones extrajudiciales, ni durante el operativo ni en ningún otro momento.
 
No obstante, varios ex funcionarios fueron acusados y requeridos por la justicia:

  • Carlos Vielmann, ex Ministro de Gobernación, quien huyó a España;
  •    
  • Erwin Sperisen, ex Director de la PNC, quien huyó a Suiza;
  •    
  • Javier Figueroa, ex Sub Director de Investigaciones de la PNC, quien huyó a Austria;
  •    
  • Alejandro Giammattei, ex Director del Sistema Penitenciario;
  •    
  • Victor Hugo Soto Diéguez, ex Jefe de la PNC;
  •    
  • Axel Arnoldo Martínez Arriaza y Victor Manuel Ramos Molina, ex integrantes del equipo de investigación de la PNC; y
  •    
  • Aldo Stefano Figueroa Díaz, hermano de Javier Figueroa.
En Guatemala, Alejandro Giammattei enfrentó juicio y fue absuelto. No corrieron con la misma suerte Soto Diéguez, Martinez Arriaza, Ramos Molina y el hermano de Javier Figueroa, Aldo Stefano, quienes fueron condenados a 33, 25, 25 y 15 años de cárcel respectivamente.
 
Javier Figueroa fue capturado y juzgado en Austria, donde fue absuelto.
 
Carlos Vielmann fue capturado por las autoridades españolas, pero la solicitud de extradición no progresó porque la parte acusadora (Ministerio Público y CICIG) no pudo reunir las pruebas que demostraban su culpabilidad, por lo que fue liberado 40 días después.

Sin embargo, Erwin Sperisen fue capturado y juzgado en Suiza, donde en medio de muchas injusticias, fue condenado a cadena perpetua en junio del 2014. Su sentencia fue ratificada en mayo del 2015, enviando un mensaje claro a los criminales en las cárceles guatemaltecas, quienes saben que pueden seguir extorcionando y enlutando al pueblo de Guatemala en total impunidad!

Para más información sobre el pseudo juicio de Erwin Sperisen click aqui.





Este artículo se publicó originalmente el 19 Sep, 2016 - 21:06:02

Comentarios ¿Qué opinas? ¡Deja un comentario!


¿Tienes información adicional para ampliar esta nota? ¿Has sido testigo de una noticia que quieras compartir? ¿Quieres hacer una denuncia? Comunícate con nosotros por correo electrónico o WhatsApp enviándonos tu historia, fotos y videos a:

Por favor incluye un número de contacto si estás dispuesto a hablar con un periodista de Deguate.com.



Loading...






linea azul

Comentarios

Nota: Los comentarios publicados en esta sección son responsabilidad de sus autores y autoras. Nos reservamos el derecho de eliminar cualquier mensaje que consideremos inapropiado sin previo aviso.
Aviso: Somos un medio de comunicación digital amplio, laico, apartidario y abierto a todas las opiniones y criterios. Consideramos inalienables los derechos a opinar y ser informado, y estimamos indispensable el debate y el disenso en todos los temas y asuntos.

Nuestros contenidos son para propósitos informativos únicamente. Muchos de los artículos publicados en nuestro sitio son basados en opiniones y deben ser tomados como tales. No somos responsables por las decisiones que los usuarios tomen basados en el contenido de Deguate.com.

Los textos publicados en Deguate.com son responsabilidad de sus autores y autoras y no reflejan necesariamente el punto de vista de este medio.

 
liston tipico guatemala

© DEGUATE.COM, S.A. Guatemala. Todos los derechos reservados. Política de Privacidad | Política de Cookies