Guatemala, Deguate.com Publicidad      Contacto     Usuarios Activos: 


ENTRETENIMIENTO

¿Qué buscas hoy?

Actualidad
Cartelera de Cine
Cartelera de Teatro
Estrenos de Cine
Estrellas
Eventos Culturales
Exposiciones
Humor y Chistes
Museos
Música y Conciertos
Programación TV Cable
Shows y Teatro
Radios en Guatemala
Videos Chistosos
  Entretenimiento > Series y programas

Explicación de la serie Trapped

El final de la primera temporada de Trapped fue riguroso, sombrío y simplemente brillante. En el último episodio es revelado quién es el asesino y cómo el pueblo llegó a esa situación luego de la crisis financiera del 2008...

 

 




Explicación de la serie Trapped

Publicado el 11 Ene, 2018 - 13:25:40 - Ultima actualización: 23 Ene, 2018 - 00:12:45

Trapped es considerada por muchos como la mejor serie nórdica de todos los tiempos, y se convirtió en un hit con millones de fans a nivel mundial. La serie islandesa finalmente llegó a Latinoamérica a través de Netflix y nos ha dejado sin aliento.

Quizás te interese:

Por: Sven Sanchez

La historia de Trapped se desarrolla en la diminuta localidad pesquera de Seyðisfjörður (Seydisfjordur) en Islandia. Aquí nunca pasa nada, o casi nunca. Los 3 bienintencionados policías -Andri, Asgeir y Hinrika- pasan las llamadas a sus colegas si están ocupados en un juego de ajedrez computadora. Pero a esta pequeña ciudad portuaria está por llegar una tormenta, tanto metafóricamente como meteorológicamente.

Trapped: explicacion del final de la primera temporada
http://www.deguate.com/images/comunes/triangulo-rojo.jpg Trapped, la mejor serie nórdica de todos los tiempos.

Hay algo distintivamente islandés en Trapped, y realmente se diferencia de otras series nórdicas basadas en Copenhagen y Malmö (y el puente que las interconecta). En parte, es debido a la increíble presencia de la naturaleza. Este es el tipo de naturaleza que inspira catedrales y empequeñece al hombre. Es el tipo de naturaleza que los hombres no pueden pretender domar, como cuando vemos una avalancha “controlada” que termina en tragedia. La otra cosa que hace a Trapped diferente de otras series nórdicas es la intensamente brillante claustrofobia, generada por los niveles hiperbólicos de nieve.




Sinopsis de Trapped

Alerta: este artículo contiene spoilers de la primera temporada de la serie Trapped de Netflix.

En plena crisis financiera del 2008, Hjortur y Dagny, dos fogosos adolescentes, irrumpen en la planta de procesamiento de pescado del pueblo para tener sexo. No saben que mientras ellos tienen relaciones, alguien ha inicado un incendio en el piso de abajo por orden de Leifur, el dueño de la planta de pescado, quien se ha confabulado con otros respetados miembros de la localidad (Hrafn, el jefe de policía de ese entones y Gudni, el dueño del hotel) para cobrar el seguro. Dagny muere en el incendio, y Hjortur es rescatado por el incendiario, pero él no tiene idea quién fue quien lo rescató. Hjortur es acusado de iniciar el fuego por negligencia y debe cumplir una condena en la prisión.

Siete años después, mientras un ferry llega al fiordo desde Dinamarca, un torso mutilado es atrapado en una red de arrastre de un pequeño barco pesquero. Desde ese momento, el tranquilo pueblo es sacudido, y descendemos a un mundo de tráfico humano, asesinato, violencia doméstica y corrupción política. Los tentáculos del pasado se liberan para entrelazarse con este drama reciente.

Andri ordena que el torso mutilado sea guardado en la planta de pescado para conservarlo lo mejor posible, en espera de poderlo llevara a la capital para ser analizado por los forenses.

Creyendo que el cuerpo sin identificar pertenecía a un pasajero del ferry, las autoridades suponen que el asesino también se encuentra en el barco, por lo que impiden que la tripulación y los pasajeros desembarquen. Se emite una orden que evita que el ferry abandone el puerto, y la policia solicita un listado de los pasajeros para investigarlos a todos y tratar de determinar la identidad del cadáver. Identificar el cuerpo desmembrado debiera ser fácil: bastará con encontrar quién es el pasajero que hace falta. O eso creían.

En Seyðisfjörður no llueve, sino que hay ventiscas. Al mismo tiempo, una tormenta afecta al pueblo, bloqueando las carreteras e imposibilitando los vuelos, dejando a los residentes del pueblo y a los pasajeros del ferry atrapados. El jefe de policía local Andri (Olafur Darri Olafsson) hace lo mejor que puede por mantener a los pasajeros y a su comunidad tranquila, sin posibilidad de recibir apoyo desde la capital Reykjavik hasta que las condiciones climáticas mejoren.

Este es el panorama en el que los policías Andri, Hinrika y Asgeir tendrán que resolver el misterioso asesinato, en un país en el que hay más asesinatos ficticios que en la vida real. Tanto así, que los policías ni siquiera están armados...

Olaffson interpreta a Andri con gran sutilidad, sobre todo para alguien que se despierta frotando nieve en su barba erizada. ¿Qué hay de malo con tomarse un café? ¿Y por qué nunca se cierra el abrigo? Incluso en medio de una ventisca ártica, con hielo apareciendo en sus bigotes y barba, Andri parece inmune al frío.

Las autoridades del pueblo se las arreglan para atender las necesidades de los pasajeros lo mejor posible. La planta pesquera y el hotel proveen suministros, pero la tensión aumenta conforme los pasajeros se desesperan y alcanza su climax cuando el capitán del ferry les quita la calefacción.

Al no poder obligar al capitán a reactivar la calefacción, Andri se ve forzado a permitir que los pasajeros abandonen el ferry, siendo éstos alojados en la escuela. Mientras los autos comienzan a bajar, Andri recibe información sobre un pasajero sospechoso. Se trata de un lituano con antecedentes criminales, quien al darse cuenta que Andri lo ha reconocido, pisa a fondo el acelerador e intenta huir por las congeladas calles, pero termina atascando su van en unos 40 cms de nieve no muy lejos de ahí. En la van también iban dos niñas nigerianas, una de 13 y otra de 17 años, quienes serían vendidas como esclavas sexuales. Ambas aprovechan para huir.

Lo que sigue es una de las escenas de persecución más extrañas jamás filmadas: Andri persigue a pie al traficante lituano. Ambos personajes prácticamente tienen que arastrarse para avanzar sobre la espesa nieve. No han corrido ni 200 metros cuando ambos están exhaustos y se detienen para tomar aire. Andri está a tan solo unos 10 metros del lituano pero no le queda aire para seguir, y sabe que en el momento que emprenda la persecución nuevamente, el lituano seguirá corriendo. Afortunadamente para él, su compañero Asgeir llega "fresco" y logra capturarlo.

Andri debe lidiar con el caso del asesinato, mientras se desarrolla su propio drama familiar. Andri vive con sus 2 hijas, sus suegros y su cuñada. Técnicamente, sigue casado con Agnes, pero su esposa -que se mudó a la capital- ha regresado al pueblo con su nuevo novio y pretende llevarse a las niñas.

Con la ayuda de su suegro Eirikdur, Andri está construyendo una nueva casa para irse a vivir solo. Eirikdur es el padre de Dagny, la adolescente que murió quemada en la planta de procesamiento siete años atrás, y él aún lidia con el duelo. Eirikdur odia a Hjortur y lo responsabiliza de la muerte de Dagny, por lo que cuando se entera que regresó en el ferry concluye de inmediato que él debe ser el asesino.

Trapped: Eirikur, suegro de Andri
http://www.deguate.com/images/comunes/triangulo-rojo.jpg Triste y aún en duelo, Eirikur esconde un oscuro secreto. Foto: RVK Studios

Uno de los ocupantes del ferry es Hjortur, quien regresa a su pueblo luego de haber salido de prisión y haber estado una temporada en Europa. Ya en tierra firme, Hjortur decide ir a la nueva planta de pescado, donde había muerto su novia 7 años antes. Rompe un vidrio para abrir la puerta e ingresa, y no tarda en encontrarse frente al torso desmembrado. Toma unas fotos y las publica en Twitter.

Horas más tarde, alguien más ha entrado a la planta de pescado de la misma manera pero por la puerta trasera. Se trata de Sigurdur Gudmunsson, el capitán del puerto, que quiere deshacerse del cuerpo. A la mañana siguiente, avisan a la policía que el cuerpo desapareció de la planta de pescado.

Trapped es una serie oscura que brilla también con su trasfondo de negocios. La crisis financiera del 2008 todavía se siente, pero hay un posible acuerdo de negocios con China para convertir este somnoliento lugar en el este de Islandia en un grandísimo puerto, gracias a su estratégica ubicación en un nuevo corredor marítimo que va del este al oeste.

El alcalde del pueblo (Hrafn), el promotor del proyecto del mega puerto (Fridrik) y el capitán del pequeño puerto local (Sigurdur) reunen al pueblo para hablarles de la gran oportunidad que se les presenta y convencerlos de vender sus tierras. Pero Gudmundur, el padre de Sigurdur, todavía recuerda el descalabro financiero del 2008 y no confía en el proyecto. Tratando de convencerlo, su hijo le dice a todos los presentes que "un sólo hombre puede arruinarlo todo para el resto de la población” a lo que su padre responde “pues entonces yo me ofrezco de voluntario para ser ese hombre”, luego se levanta y abandona la reunión.

Mientras tanto, el traficante de niñas lituano logra escapar de prisión tras agredir a Asgeir. Huye en una de las patrullas e intenta salir del pueblo. Andri y Hinrika solo se enteran del escape cuando llegan a la estación a la mañana siguiente. Justo en ese momento llama Trausti, investigador de la policía de la capital, para decirle que aún no podrá llegar por las condiciones meteorológicas. Andri debe decirle que el cuerpo desmembrado desapareció y que el único sospechoso escapó. Afortunadamente para Andri, el lituano no pudo llegar muy lejos: chocó en la noche en las afueras del pueblo y murió congelado. Claro que esto significa que tampoco podrán extraerle información.

Sin más pistas, Andri decide interrogar a Hjortur. No solo ha sido dificil de localizar, también encuentran las fotos del cadáver en su cámara, lo que parece incriminarlo. Sin embago, tras corroborar su historia descartan que esté involucrado. En casa de Hjortur, Andri vio varias fotos de Dagny y entiende el tormento que el muchacho ha estado viviendo. Lleva a su suegro Eirikdur a casa de Hjortur, donde él finalmente escucha su historia y lo perdona, pero una nueva rabia lo empieza a consumir: quiere que el responsable de la muerte de su hija pague.

Andri y Hinrika necesitan más pistas. Hinrika le pide a su esposo Bardur que busque en el fiordo las otras partes del cuerpo desmembrado. También les parece extraño que el lituano no tuviera un teléfono celular, y piensan que lo pudo haber arrojado cuando era perseguido, por lo que organizarán una búsqueda para tratar de encontrarlo en la nieve.

Para ese momento, las niñas nigerianas han sido encontradas y Hinrika las lleva a su casa para cuidarlas junto a su esposo Bardur. Las niñas juegan felices en la nieve y hacen un muñeco de nieve frente a la casa. El cocinero del barco, que también es africano y pasaba casualmente por el lugar, luego le cuenta la alegre escena a sus compañeros en el ferry. Pero al darse cuenta que lo escuchó el ingeniero a bordo, un tipo a todas luces malvado, va a destruir el muñeco de nieve y le dice al esposo de Hinrika que cuide a las niñas.

Para la buena fortuna de los policías, Bardur logra encontrar una de las manos de la víctima, así como una chaqueta en la que llevaba cigarrillos españoles y una factura del restaurante del hotel del pueblo, cuya fecha es un día anterior a la llegada del ferry. Ahora saben que la víctima no viajaba en el ferry, porque estaba en el pueblo una noche antes de la llegada del barco. También creen que pasó antes por España, y esperan poder determinar de quién se trataba gracias a sus huellas digitales.

Hinrika y Andri van al restaurante del hotel. Ahí le preguntan a la cajera si recordaba a alguien que había ordenado un sandwich y unas bebidas "Bloody Mary" el jueves anterior. Les dice que si, y les señala al hombre que casualmente se encuentra en el restaurante en ese momento. Es Fridrik, el político que promueve la construcción del mega puerto, quien les informa que había bebido un trago con un tipo que celebraba su regreso a Islandia, y que provenía de España.

La policía vuelve a contar con buena suerte cuando Hinrika ve a la hermana de Joy, una de las niñas nigerianas, jugando con un teléfono celular. Cuando pregunta de dónde lo sacaron, las niñas le dicen que el traficante lituano lo había dejado en la van cuando quedaron atascados en la nieve. Hinrika puede entonces determinar que el traficante unicamente llamó a dos numeros en Islandia, pero son líneas sin contrato. Con esa información, Hinrika descubre que dos personas compraron teléfonos desechables en los ultimos días: Gudni, el dueño del hotel, y Rögnvaldur, un anciano en silla de ruedas que vive en lo alto de la montaña.

Gracias a las huellas digitales, la policía finalmente logra identificar a la víctima: Geirmundur Jónsson, quien se fue del pueblo 7 años atrás por razones desconocidas. Era conocido de la policía por cargos relacionados con drogas y por conducir ebrio, y era descrito como un pervertido. Asgeir busca entre los archivos de la policía pero algo anda mal: el expediente de Geirmundur ha desaparecido. Hinrika visita a Gudni, pero él niega haber comprado un teléfono desechable y le enseña su teléfono celular a la policía.

Andri empieza a sospechar del alcalde, Hrafn, que siete años antes había sido el jefe de policía. Le dice que han indentificado a la víctima: Geirmundur Jónsson, pero que el lituano no pudo haber sido el asesino, porque Geirmundur apareció en el hotel justo un día antes que llegara el ferry con la mafia lituana y su red de trata. Hrafn se ve sorprendido y preocupado, y Andri presiente que está ocultando algo. Le dice que es muy inconveniente que el expediente de Geirmundur haya desaparecido y Hrafn le dice que era trabajo de Asgeir llevar ese registro.

Hrafn regresa esa tarde a su casa muy molesto y golpea a su esposa. Desde lo alto de la montaña, Rögnvaldur, el hombre en silla de ruedas que vive aislado y cuyo único pasatiempo es ver lo que sucede más abajo en el pueblo a través de su telescopio, es testigo de la violenta escena.

Al mismo tiempo, Gudmundur teme que una gran avalancha pueda sepultar al pueblo, y está decidido a prevenirlo. Ya antes había alertado al alcalde y a su hijo Sigurdur, pero ninguno le hizo caso al viejo. Pero cuando Sigurdur sale de su oficina en el puerto, se da cuenta que alguien tomó unos explosivos. Se dirige a toda velocidad a la estación de policía para avisarle a Andri que su padre está por cometer una tontería. Ambos salen a toda prisa en la busqueda de Gudmundur.

Mientras tanto, Hinrika visita a Rögnvaldur en la parte superior de la montaña, para indagar acerca del teléfono que compró. Hinrika se da cuenta que Rögnvaldur espía a la gente a través de su telescopio. El solitario hombre le dice que nadie lo visita y que esa es su única conexión con lo que sucede en el pueblo. La visita a Rögnvaldur da sus frutos cuando éste le cuenta que había visto a Hrafn discutiendo con Geirmundur el jueves anterior, y que el alcalde es un tipo que golpea a su esposa. Hinrika está por irse cuando se escucha una explosión.

Abajo, en la ladera de la montaña, miles de metros cúbicos de nieve se desplazan a gran velocidad. La avalancha controlada de Gudmundur parece haber funcionado, pero es una falsa impresión de seguridad. La explosión dejó inestable la nieve en otro sector cercano, ocasionando una segunda avalancha que termina con la vida de Gudmundur y complica al pueblo, que ahora además de estar atrapado queda sin energía eléctrica. Sigmundur y Andri, que habían llegado para tratar de detener a Gudmundur, se salvan de milagro.

La muerte de su padre es un gran golpe para Gudmundur. Una noche antes había descubierto a su esposa, una maestra que se ha estado quedando en la escuela para atender a los pasajeros del ferry, teniendo relaciones con uno de sus alumnos, pero no dijo nada. Además, había estado bajo mucha presión del alcalde Hrafn, de Leifur y Gudni para que convenciera a su padre de vender sus tierras. Y se avisora que hay algo más que tiene a Sigurdur al borde del colapso.

Andri lleva a Sigurdur a la escuela, donde se encuentra su esposa. Pero ahí está también el alcalde, y cuando lo ve, se le va encima acusandolo de que su padre había muerto por su culpa, y Andri debe intervenir para evitar que se peleen. Hrafn regresa a su casa y tras discutir con su esposa Kolbrun va al cobertizo. Pero alguien lo está vigilando. La puerta del cobertizo se abre y tras una breve discusión, Hrafn es golpeado con una pala. Su atacante vierte gasolina en el cobertizo y cierra la puerta con un candado desde afuera. Luego, le prende fuego. Hrafn muere quemado vivo ante la mirada de Kolbrun, quien desde su casa, vio como asesinaban a su marido y no movió ni un dedo para ayudarlo. A la mañana siguiente, Andri encuentra el candado por fuera y se da cuenta que Hrafn murió asesinado.

Asgeir va a desalojar a unos adolescentes que irrumpieron en una piscina particular durante la noche. Uno de los jóvenes tiene una cámara que había sido reportada como robada por una pareja de turistas alemanes. Asgeir la confisca y entre las imagenes encuentra un video que muestra a Sigmundur discutiendo con Geirmundur, por lo que decide ir a hablar con él.

Cuando Andri llega a casa de Sigmundur, encuentra ahí a Leifur y Gudni. Los dos hombres de negocios se retiran al ver a Andri llegar. Andri le pregunta donde estuvo la noche anterior y su esposa responde que pasó toda la noche ahí con ella, esperando que llevaran el cuerpo de su padre. Cuando Andri le muestra el video donde aparece discutiendo con Geirmundur, Sigurdur se levanta diciendo que no se siente bien y aprovecha para escapar en su camioneta.

Andri y Hinrika lo buscan ero Sigurdur les ha sacado suficiente ventaja y pretende marcharse en su bote. Rögnvaldur, que observa desde la montaña, llama a Hinrika y le dice que Sigurdur está armado y va en su bote. Los policías lo persiguen en su propio bote y lo alcanzan, encontrando el torso en la cubierta.

Andri lleva a Sigmundur en custodia a la estación. En casa de Sigmundur, la policía encuentra la motosierra con la que presumen que fue desmembrado el cuerpo de Geirmundur.

El clima por fin mejora permitiendo la llegada de la policía desde Reykjavik, con Trausti a la cabeza. Trausti quiere resolver el caso lo antes posible y aparta a Andri del caso. Presiona muy fuerte a Sigmundur, que sigue en shock luego de todo lo que ha pasado. Le muestra la motosierra, y le dice que aunque la limpió, quedaron rastros diminutos con la sangre de la víctima. Andri no está seguro de que Sigmundur haya sido el culpable de la muerte de Hrafn, y su esposa confirma que pasó en casa con ella toda la noche. Sin embargo, la presión de Trausti termina por hacer colapsar a Sigurdur, que confiesa dos asesinatos que no cometió: el de Geirmundur y el de Hrafn.

Trausti ofrece una conferencia de prensa en la que indica que el caso ha sido resuelto. Hjortur escucha en el noticiero que Geirmundur Jónsson es la víctima, lo cual lo sorprende, porque 7 años había recibido una carta de su parte y luego lo había conocido en España. Hjortur quería hablar con Geirmundur a su regreso al pueblo y no había podido comunicarse con él.

Aunque el torso estaba en el barco de Sigmundur y la motosierra tiene la sangre de la víctima, Andri no comprende por qué Sigmundur lo habría matado ni logra establecer una conexión con Hrafn. Con la policía de Reykjavik haciéndose cargo del caso, Hinrika le recuerda que tienen otros casos pendientes y le sugiere a Andri que investiguen el de las niñas nigerianas.

Joy accede a hablar con ellos y les cuenta que las llevaron primero a Mali, luego a Argelia y luego a marruecos. Cruzaron a España en un pequeño barco y luego las llevaron por Francia con documentos falsos, desde donde pasaron por Alemania hasta llegar a Dinamarca. Ahí, las entregaron al lituano y las embarcaron en el ferry. Estuvieron encerradas en un camarote, pero pudo ver a dos hombres más. Uno de ellos era el capitán del ferry.

Andri y Hinrika se dirigen al ferry. Ahí hablan con el cocinero, el africano que destruyó el muñeco de nieve afuera de la casa de Hinrika. El cocinero les dice que no sabe nada pero que deduce que sospecha las niñas fueron llevadas como esclavas sexuales. Les dice también que el capitán le tiene miedo al ingeniero del barco.

Trausti está por irse del pueblo satisfecho de haber resuelto el caso tan rapidamente. Aborda el helicóptero que los llevará a él y a Sigurdur de vuelta a la capital. Pero cuando están a unos 80 metros de altura, Sigurdur abre la puerta y se arroja al vacío, muriendo con el impacto.

Andri escribe un reporte a su jefe en Reykjavik indicando todos los errores que que considera que fueron cometidos por Trausti. Asgeir no quiere que las cosas queden así y filtra el reporte a la prensa, y así logra que los autoricen para seguir investigando.

Por la noche, Andri regresa al ferry junto a Hinrika y arresta al capitán por ayudar a escapar al traficante lituano y obstruir a la justicia. El ingeniero se da cuenta y entra en pánico. Ya en la estación, Hinrika le dice que llevaban 2 niñas en el ferry y que las habían llevado a Islandia para prostituirlas. Le dice que en el camino las violaron repetidamente. También le hace saber que lo vieron buscando el muñeco de nieve, y que aunque lo había encontrado él no había vuelto, por lo que pensaba que en el fondo era una buena persona que quería hacer lo correcto. Que quizás solo tiene miedo y no sabe cómo salir del problema. El capitán no dice nada pero parece tener miedo. El consulado danés pide que se termine el interrogatorio hasta que el capitán tenga un abogado.

Mientras tanto, Andri llama al forense en Helsinki, quien le indica que el cuerpo fue desmembrado cuando la victima ya estaba muerta. Le cuenta también que la persona que lo mató lo apuñaló varias veces, pero que no era una persona muy fuerte, quizás una mujer. La herida fatal le había atravezado el corazón, y quizás había penetrado por el propio peso de la víctima.

Al día siguiente, Anri y Hinrika vuelven a interrogar al capitán del ferry, esta vez en presencia de su abogado. Finalmente termina por hacer un trato con la policia, revelándoles que el supuesto ingeniero en realidad no es ingeniero, que nunca se baja del barco, y que una vez lo vio matar a golpes a una mujer. El capitán dice que no puede testificar en su contra, ya que si lo hace matarán a su esposa y sus hijas, pero Andri logra convencerlo.

Cuando Andri y Asgeir llegan al ferry, el ingeniero ya no está. Habló con Gudni y escapó al hotel. El cocinero lo vio salir del barco y le dice a Andri que salió hace unos cuantos minutos. El personal de aduanas luego le dice a Andri que se dirigió al hotel. Tras una breve persecución en el área que está siendo remodelada del hotel, Andri logra capturar al ingeniero, quien dice que no tiene nada que ver con los asesinatos.

A la mañana siguiente, el capitán es enviado a prisión en Reykjavik, pero el ferry por fin es autorizado a partir con un nuevo capitán enviado desde Dinamarca.

Mientras tanto, Andri lleva su ropa para lavar. Está por meter unos pantalones de Eirikur a la lavadora pero su suegra le dice que no los meta porque apestan. Andri huele su mano y siente entonces el olor a gasolina. De la bolsa del pantalón cae una llave peculiar. Queda espandato por lo que esto podría significar. De inmediato se dirige a la estación y saca las bolsas de evidencia. Para su horror, ¡la llave que estaba en pantalón de Eirikur abre el candado que había sido colocado en el cobertizo de Hrafn cuando éste murió!

Andri no necesita mucho para hacer que su suegro hable. Lo confronta simplemente mostrándole la llave que lo incrimina. Eirikur baja las herramientas, desciende lentamente las escaleras, y pone una taza de café en la estufa. Luego, le cuenta a Andri cómo, en un cruel giro del destino, fue él quien dio el visto bueno para que el seguro realizara el pago que benefició a los responsables de la muerte de su hija. Una lágrima vidriosa espera pacientemente el momento para caer. Es en la lentitud de esa escena donde yace el drama; este no es un enfrentamiento de alto octanaje y lo hace aún más hipnótico. A Andri no le queda más remedio que arrestar a su suegro.

Cuando Andri le revela al resto de la familia que Eiríkur fue quien asesinó a Hrafn, vemos desde fuera -a través de la ventana, como si fuera una casa de muñecas- mientras Agnes se detiene con la pared para no caerse por la impresión. No escuchamos ni pío hasta que abre la ventana, y el sonido del agua del grifo penetra el silencio. La falta de palabras hace que la escena sea aún más desgarradora. El drama vuelve súbitamente con un aplastante toque doméstico, cuando la ex de Andri le dice: “haz tus maletas… no pretenderás que mamá siga limpiando y cocinando para ti.” Sin tener a donde ir, Andri termina pasando la noche en la celda contigua a la de su suegro.

Al día siguiente, Rögnvaldur quiere hablar nuevamente con Hinrika. La noche anterior vio a Leifur acostándose con Kolbrun, la esposa del difunto Hrafn. Andri acompaña a Hinrika y le pide a Rögnvaldur que le cuente acerca del altercado que vio entre Geirmundur y Hrafn. Rögnvaldur le dice que Geirmundur no se sentía amenazado por el ahora difunto alcalde, y que se había marchado burlándose de él en un auto azul.

Andri y Hinrika comprenden que pasaron un detalle por alto. Empiezan a buscar un auto azul que no haya sido movido en una semana. Deben utilizar una pala para quitar la nieve amontonada por encima de los autos luego de la anterior tormenta. Finalmente dan con el auto que Geirmundur había alquilado en Reykjavik la semana anterior. Dentro del auto, una pequeña caja con papel de regalo contiene un camioncito rojo y una notita: "Para Maggi".


Desenlace de Trapped

El final de la primera temporada de la serie Trapped fue tenso y brillante. Con la tormenta atrás, las carreteras se reabrieron, el ferry pudo partir, y los sórdidos complots de la tríada de la ciudad salieron finalmente a luz. Y con ellos, el tejido de esta comunidad aislada que parecía tan unida se resquebraja, mostrándo que bajo esa imagen de postal navideña el pueblo en realidad estaba infectado con el peor tipo de gente. Las familias se desintegran, se evidencian abusos domésticos, se descubren infidelidades y se desentierran antiguos casos criminales encubiertos por gente poderosa.

Andri y Hinrika tocan a la puerta, y Maria les abre junto con Maggi. Andri les muestra el camioncito y les dice que lo encontró dentro de un auto. Maggi de inmediato dice "es de mi papá" pero Maria le dice que se calle. Andri le pregunta a Maria si Geirmundur Jónsson es el padre del niño y si la había visitado algunos días atrás, lo cual ella niega. Andri nota que la puerta está dañada pero María le dice que había perdido las llaves y la había tenido que forzar. Andri y Hinrika llevan a Maria a la estación para cuestionarla. El pequeño Maggi se queda con su abuelo Leifur.

María es confrontada por Andri y Hinrika, quienes han logrado armar las piezas del rompecabezas. Le describen uno a uno los hechos desde la llegada de Geirmundur al pueblo. Saben que fue ella quien lo mató cuando forcejeaban y el cayó sobre ella, ensartándose el cuchillo que había tomado para defenderse. Luego, llamó a Hrafn, quien a su vez llama a Sigurdur y le pide que lleve su motosierra. Ella no lo sabe, pero también llegan Gudni y Leifur, y es finalmente Gudni quien se encarga de desmembrar el cuerpo.

María rompe en llanto y confirma la historia de Andri, recalcando que Geirmundur la atacó nuevamente y que fue en defensa propia. Hinrika le aconseja que no diga nada más hasta que un abogado esté presente.

Mientras tanto, Hjortur camina por el muelle con su nueva amiga Soffia. Hablan acerca de los sucesos del 2008: la crisis financiera, el incendio en la planta de pescado, la muerte de Dagny, el encarcelamiento de Hjortur, la partida de Geirmundur a España... A Soffia se le ocurre que quizás quien inició el fuego fue Geirmundur, y que al escuchar los gritos de Hjortur había entrado a salvarlo del fuego. Tras pensarlo un poco, Hjortur cree que tiene razón y van juntos a la estación.

Los resultados del análisis de las huellas digitales en la motosierra llegan a la estación. Hay 2 sets de huellas, las primeras son de Sigudnur, dueño de la sierra, y las segundas son de Gudni, el dueño del hotel.

Andri y Hinrika van a buscar a Gudni al hotel, pero él ya no está. En su oficina, hay ratros de varios papeles que fueron quemados en la chimenea, y la caja fuerte está abierta y vacía. La escopeta que estaba en la pared tampoco está.

Gudni llega al puerto con la intención de escapar a las islas Faroe en el barco de Leifur, quien previamente encerró a su nieto en su oficina y se encuentra llenando el barco de combustible. Sin embargo, el proceso tomará unos 30 minutos. Gudni y Leifur deciden esperar dentro de la planta.

Trapped: Gudni intenta escapar a las Islas Faroe
http://www.deguate.com/images/comunes/triangulo-rojo.jpg Guðni intenta huir a las Islas Faroe. Foto: Lilja Jonsdottir / RVK Studios

Hjortur y Soffia llegan a la estación y para hablar sobre Geirmundur. Hjortur le dice a Asgeir que cree que Geirmundur fue quien lo sacó del fuego en el 2008. Cuando Asgeir le pregunta por qué se lo dice hasta ahora, le responde que recién se le ocurrió, y que pensaba que por eso lo había contactado cuando estaba en prisión. Le dice que Geirmundur le había escrito y lo había invitado a España, quizás porque quería conoce a la persona que había servido tiempo en prisión en su lugar. Asgeir llama a Hinrika para contarle lo que Hjortur le acaba de decir, y le pregunta dónde están. Hinrika le dice que van a la planta de pescado a buscar a Gudni, pues creen que podría escapar en el barco de Leifur.

Maria escucha la conversación desde su celda, y se alarma al escuchar el nombre de Leifur, porque su pequeño hijo Maggi está con él. Hinrika pide que envíen refuerzos armados. Maria le implora que cuiden a su hijo. Hjortur y Soffia se ofrecen para quedarse cuidando a Maria para que él pueda ir a ayudar a Andri y Hinrika.

Cuando Gudni escucha el llanto del pequeño Maggi, discute con Leifur. Le pregunta si piensa llevarse al niño con ellos, pero Leifur ya no piensa irse. Le dice que se vaya en el barco y llegará a las Islas Faroe en dos días. Leifur está preocupado que lo asocien con el tráfico de jovencitas, un negocio al que Gudni entró para tener capital y financiar su parte en Drengur, la empresa de bienes raíces que crearon entre Hrafn, Leifur y Gudni para comprar las tierras de los pobladors y venderlas luego a los chinos. Leifur le sugiere a Gudni que diga la verdad, pero Gudni le contesta que talvez también deberían decir la verdad acerca del incendio de la fábrica en el que murió Dagny.

Afuera de la planta, Andri rompe un vidrio y abre la puerta para entrar con Hinrika. Ya dentro, se separan para buscar a Leifur, Gudni y el pequeño Maggi. Gudni recibe a Andri con un disparo de advertencia. Andri y Leifur son encerrados por Gudni en el congelador de la planta, donde morirán en pocos minutos si no son rescatados.

En otra área de la planta, Hinrika escucha el sollozo del pequeño Maggi y lo libera. Ambos intentan escapar pero Gudni los busca. En ese momento llega Asgeir armado para apoyar a sus compañeros, pero cuando entra a la planta de pescado Gudni le dispara, hiriéndolo en el hombro. Gudni se da cuenta que yo tiene cartuchos para su escopeta y toma un cuchillo, mientras que Maggi logra salir de la planta.

Hinrika encuentra a Asgeir herido y toma su rifle. Sale en búsqueda de Maggi y encuentra a Gudni. Le pide que tire el cuchillo pero en ese momento sale Maggi y Gudni lo atrapa, utilizándolo como rehén. El papel se ha revertido, y ahora Gudni amenaza con cortarle el cuello al niño si ella no tira su arma. Hinrika no tiene otra opción más que acceder a la demanda de Gudni, mientras lo increpa incrédula de lo que está sucediendo. "Qué pasó aquí?" le pregunta, incapaz de comprender las acciones de este grupo de habitantes del pueblo, motivados por la codicia, que quieren convertir ese tranquilo rincón del mundo en un lugar donde las niñas son prostituidas y los pequeños niños son amenazados con cuchillos.

Dentro del congelador, Andri y Leifur se están congelando. Por fin vemos que Andri, que tiene hielo hasta en la barba, se sube el zipper de su abrigo. De pronto se da cuenta que hay un detector de incendios y le pide a Leifur su encendedor para quemar un pequeño pedazo de cartón cerca del detector y provocar que se active la alarma y se abran las puertas.

Andri sale de la planta y toma el rifle que Hinrika había dejado en el suelo. Apunta a la cabeza de Gudni y le dice que no dudará en dispararle en la cabeza si no suelta a Maggi de inmediato. Gudni suelta al niño y es arrestado. Así cae la última manzana podrida del pueblo.

Trapped: Andri y Hinrika
http://www.deguate.com/images/comunes/triangulo-rojo.jpg Andri apunta a Gudni en el enfrentamiento final. Foto: Lilja Jonsdottir / RVK Studios

En las escenas finales, Agnes pasa con las niñas para despedirse de Andri. Se van junto a su nuevo novio y su madre a la capital. Andri finalmente se quita la argolla de matrimonio y camina solo y sin redención por la calle, abandonado por su familia.

Conforme el pueblo vuelve a la normalidad, es bueno ver a Hjörtur reinstalado en uno de los pocos lugares acogedores que quedan, y a Joy y su hermana paseando en la orilla del puerto con Bárður. Pero, brillantemente, este destello de catarsis no es universal. No hay consuelo para el pesrsonaje más inocente: el pobre y dulce Maggi ya ni siquiera quiere el camión de bomberos rojo.

Por lo menos, al final vimos algo que todos habíamos estado esperando: Andri tuvo que estar encerrado en un congelador a maxima potencia y con hielo formándose en su exuberante barba, pero por fin subió el zipper de su abrigo…

 

Reconstrucción de los hechos

2008. Islandia pasa por la peor crísis financiera de los últimos años, poniendo en aprietos a miles de negocios, entre ellos la planta de procesamiento de pescado de Leifur.

Geirmundur Jónsson viola a Maria, hija de Leifur, quien queda embarazada. María llega a la estación llorando y le cuenta lo sucedido a Hrafn, quien en ese entonces es jefe de la policía local. Asgeir ya forma parte del cuerpo de policía y se da cuenta que María llegó llorando, pero no conoce la razón.

Leifur ve una oportunidad y junto a Hrafn y Gudni, el dueño del hotel, ofrecen un trato a a Geirmundur: éste debe quemar la planta de procesamiento de pescado para que puedan cobrar el seguro y abandonar el pueblo para que no presenten cargos por violación en su contra. Geirmundur acepta.

Al día siguiente, Geirmundur prende fuego a la planta, sin saber que Hjortur y Dagny, dos adolescentes, habían ingresado sin permiso para tener sexo. Dagny muere en el incendio, pero Hjortur es rescatado semi inconsciente por Geirmundur. Geirmundur escapa y Hjortur es responsabilizado por el incendio, por lo que debe cumplir una condena en prisión.

Eirikdur, el padre de Dagny, trabaja para la compañía de seguros. Debe evaluar el incendio donde su hija murió, y es presionado por Hrafn para que autorice el desembolso del pago. Leifur obtiene una cuantiosa cantidad de dinero y les da una parte a Hrafn y a Gudni.

Hjortur recibe una carta en prisión de parte de Geirmundur, quien lo invita a visitarlo en España cuando salga de la cárcel.

2015. Siete años han pasado. Un consorcio chino está interesado en construir un gran puerto maritimo en el este de Islandia, por lo que Hrafn, Leifur y Gudni crean una empresa de bienes raíces para comprar los terrenos luego venderlos a los chinos. Para obtener el capital necesario, Hrafn y Gudni entran al negocio de trata de personas, trayendo jovencitas desde Africa y Europa Oriental para prostituirlas.

Geirmundur regresó al pueblo, y quiere conocer a su hijo, a quien le compró un camioncito de bomberos. Es visto por un hermitaño discutiendo con Hrafn y aparece en un video de unos turistas discutiendo con Sigurdur.

Al día siguiente, llega un ferry procedente de Dinamarca. Al mismo tiempo, aparece un torso mutilado en una red de pesca. Creyendo que el cuerpo pertenece a un pasajero del ferry, y que el asesino debe encontrars dentro del barco, impiden que los pasajeros desembarquen.

Uno de los pasajeros es Hjortur, el adolescente que 7 años antes perdió a su novia en el incendio y regresa a su pueblo luego de haber cumplido su condena en prisión y de haber viajado a España para conocer a Geirmundur.

 

La policía solicita el listado de los pasajeros, esperando encontrar al pasajero faltante y alguna pista sobre quien pueda ser el asesino. Encuentran un posible sospechoso, un pasajero de origen lituano que tiene antecedes.

Se forma una tormenta que deja al pueblo totalmente incomunicado: la carreteras son cerradas y es imposible llegar por aire o mar. La policía de la capital no podrá llegar a apoyar a los únicos 3 policías del pueblo hasta que mejoren las condiciones meteorológicas.

Dentro del ferry viajan dos niñas nigerianas, que han sido vendidas a la mafia lituana para prostituirlas en Islandia. El capitán del ferry, quien es cooptado por un mafioso, apaga la calefacción convirtiendo haciendo que las condiciones en las que se encuentran los pasajeros sea desesperada.

A las autoridades del pueblo no les queda más remedio que permitir que los pasajeros desembarquen. Justo en ese momento, Andri el jefe de policía recibe los datos del sospechoso lituano, quien intenta huir pero es capturado.

Todas las sospechas caen sobre el lituano, pero éste logra escapar y muere en congelado tras un accidente. La policia se queda sin pistas. Para empeorar las cosas, Sigudnur irrumpe en la planta de pescado y roba el torso mutilado.

Las sospechas caen sobre Hjortur, quien tiene una cámara con fotos del torso mutilado. Eirikdur, padre de Dagny y suegro de Andri, está seguro que el asesino es Hjortur, a quien no ha perdonado por la muerte de su hija 7 años atrás.

Se descarta que Hjortur sea el asesino y es liberado. Eirikdur y Hjortur hacen las paces, pero Eirikdur quiere que el responsable de la muerte de su hija pague.

Bardur encuentra una de las manos de la victima y su chaqueta en el fiordo. Gracias a las huellas digitales de la mano identifican a la víctima como Geirmundur Jónsson, y descubren que estaba en el pueblo un día antes de la llegada del ferry por una factura del hotel que tenía en la chaqueta.

Gudmundur, padre de Sigmundur, provoca una avalancha y muere. Sigmundur está destrozado y entra en una especie de shock nervioso por el estrés de todo lo que ha vivido ultimamente: el desmembramiento de Geirmundir, la infidelidad de su esposa, la presión de Hrafn, Leifur y Gudni para que convenza a su padre de vender su tierra, y ahora la muerte de su padre.

Esa misma noche, Hrafn es asesinado en un cobertizo frente a su casa por Eirikdur, quien lo acusa de haber estado detrás de la muerte de su hija. Andri se da cuenta que no fue un accidente al encontrar que la puerta del cobertizo había sido cerrada por fuera con un candado cuando le prendieron fuego.

Sigudnur intenta deshacerse del torso mutilado, pero es perseguido y atrapado por Andri. El clima por fin mejora permitiendo la llegada de Trausti y su equipo desde la capital para hacerse cargo del caso.

Trausti presiona a Sigmundur para que confiese que asesinó a Geirmundur y a Hrafn. Las pruebas en su contra lo abruman: el torso encontrado en su barco, la motosierra con la sangre de Geirmundur, el altercado con Hrafn a quien culpó por la muerte de su padre solo unas horas antes de que el alcalde fuera asesinado. Trausti rompe a Sigudnur y obtiene una confesión por escrito de ambos asesinatos. Pero Sigudnur no asesinó a nadie.

Apartados del caso por Trausti, Andri y Hinrika se enfocan en el caso de la trata de personas. Joy, la niña nigeriana, les cuenta que el capitán del ferry está involucrado.

Trausti se siente satisfecho de haber resuelto el caso y aborda un helicóptero rumbo a la capital con su prisionero, Sigmundur, quien se arroja al vacío cuando despegan y muerte.

Andri envía un reporte a la capital en donde hace ver todos los errores cometidos por parte de Trausti durante la investigación. Asgeir filtra el reporte a la prensa esperando que les vuelvan a reasignar el caso y poder descubrir realmente qué fue lo que pasó. La medida tiene éxito.

Andri arresta al capitán del ferry, quien hace un trato con la policía a cambio que cuiden a su familia y delata al ingeniero del barco. El ingeniero sospecha que el capitán va a hablar e intenta huir, pero es atrapado por Andri.

El forense en la capital le dice a Andri que Geirmundur murió por una puñalada en el corazón que probablemente se hizo a sí mismo al caer sobre el cuchillo, ya que el resto de puñaladas son superficiales, lo que indica que fue atacado por una persona que no era muy fuerte, quizás una mujer. También le confirma que el cuerpo fue desmembrado post mortem.

En un pantalón de su Eirikdur, Andri encuentra la llave del candado del cobertizo donde Hrafn murió quemado. Confronta a su suegro quien le confiesa que fue él quien lo asesinó en un ataque de furia. Agnes saca a Andri de su casa, y este termina durmiendo esa noche en la celda aledaña a la de su suegro.

Rognvaldur revela que vio a Geirmundur en un auto azul. Andri y Hinrika revisan todos los autos azules cubiertos por la nieve de una semana, y terminan encontrando un auto frente a la casa de Maria, dentro del cual hay una caja con un camioncito de juguete y un mensaje que dice "para Maggi".

Andri interroga a Maria, quien termina confesando que había sido atacada por Geirmundur y que lo había matado en defensa propia. Luego llamó a Hrafn, quien a su vez llamó a Sigmundur para que llevara su motosierra. El análisis de las huellas en la motosierra también apunta a Gudni.

El plan de Gudni es escapar en barco hacia las Islas Faroe junto a Leifur. Pero Leifur no ha llenado el tanque de gasolina del barco, lo que le impide partir de inmediato y da tiempo para que los policias lleguen al lugar, donde tras un enfrentamiento es capturado.



Comentarios ¿Qué opinas? ¡Deja un comentario!

Loading...


Ultimas publicaciones en:
Series y programas
Lucifer temporada 3
Chicas Buenas segunda temporada
Riverdale segunda temporada por Netflix
Estreno de la tercera temporada de Shingeki no Kyojin en julio
Juegos Sagrados temporada 2
GLOW temporada 3
Paquita Salas temporada 3







Comentarios

ComentariosNota: los comentarios aquí expresados son responsabilidad de sus autores y no reflejan necesariamente el punto de vista de este medio. Deguate.com se reserva el derecho de eliminar cualquier mensaje que considere inapropiado sin previo aviso.




DIRECTORIO COMERCIAL



Registre su empresa

 

También te puede interesar...


Cómo robarle un beso a una chica con 3 simples preguntas

Angel González, el fantasma que quita y pone gobiernos en Guatemala

La colección de carros de Otto Pérez Jr.

Aprende a decir Te Amo en todos los idiomas
       

Lindos piropos para hacer sonreir a una chica desconocida

Devel Sixteen, el auto más bestial del mundo con 5,000 caballos de fuerza!

Impresionante motocicleta con motor Ferrari

Conoce a las amantes más famosas de la historia

Directorio Comercial:
 


Copyright © deguate.com - Todos los derechos reservados

Política de Privacidad  -  Política de Cookies

Guatemala

  

Correspondencia, sugerencias, informaciones a: [email protected] 
deGUATE.com no está afiliado al Gobierno de Guatemala, es una entidad comercial.