Resistencia Minera Continúa en El Estor: Barrio La Unión

“La falta de acceso a la tierra sigue siendo una de las principales causas de pobreza, de muerte de miles de niños(as) por desnutrición. También es una de las principales causas históricas y actuales de la violencia”.

Fecha de publicación: 23 Feb, 2009 - 10:44:17
Última actualización: 23 Feb, 2009 - 11:53:01



Comentarios Comentarios de esta nota

Resistencia Minera Continúa en El Estor: Barrio La Unión

“La falta de acceso a la tierra sigue siendo una de las principales causas de pobreza, de muerte de miles de niños(as) por desnutrición. También es una de las principales causas históricas y actuales de la violencia”.


“La falta de acceso a la tierra sigue siendo una de las principales causas de pobreza, de muerte de miles de niños(as) por desnutrición. También es una de las principales causas históricas y actuales de la violencia”.

El 8 y 9 de enero del 2007, la Compañía Guatemalteca de Níquel (CGN) ordenó el desalojo de cientos de familias indígenas Maya Q’eqchi’ de cinco comunidades en los municipios de El Estor, Izabal y Panzós, Alta Verapaz.

Dichos desalojos se llevaron a cabo por unas 650 fuerzas combinadas de la Policía Nacional Civil y el Ejército, de manera violenta, y bajo varias irregularidades que indudablemente favorecieron a la compañía minera. La CGN reclama dichos territorios como su propiedad.

Para más información sobre los desalojos y otros eventos relacionados con la conflictividad en El Estory y Panzós causada por la minería, favor de ver los previos fotorreportajes de MiMundo.org siguiendo este enlace.

Una de las comunidades desalojadas en enero del 2007 es el llamado Barrio La Unión, registrada oficialmente como Finca La Esmeralda.

La CGN, subsidiaria local de la compañía minera canadiense HudBay, se identifica como legítima dueña del terreno – llámese La Unión o La Esmeralda.

Sin embargo, los comunitarios reclaman que son terrenos ancestrales prácticamente regalados a la minera en la década de los 60s por dictaduras militares y que “nadie puede decir ‘es mío’”.

Dos años después de los violentos desalojos, residentes del Barrio La Unión continúan su resistencia pacífica morando en los terrenos que permanecieron baldíos por muchos años.

Dichos habitantes, acusados por la CGN de invadir sus tierras, orgullosamente nos demuestran como su lucha y resistencia está dando fruto lentamente a una próspera comunidad rural.

Todavía existen múltiples retos como son la instalación de servicios básicos (agua y luz), proyectos de desarrollo económico, y sobre todo la legalización del terreno por medio de un acuerdo con la CGN.

Sin embargo, no cabe duda que las 400 familias de la Unión (según líderes comunitarios) han logrado sobrevivir gracias a su organización, determinación, cooperación, y arduo trabajo.

Alfredo Cus, vocal primero de la asamblea del Barrio La Unión, nos comenta: “La compañía solo vino a hacernos daño. La tierra nos pertenece porque nosotros somos guatemaltecos cien por ciento. Aquí nacimos y la tierra nunca la vamos a abandonar. Aquí vivimos y aquí vamos a morir.

Aquí somos estoreños cien por ciento y no nos puede venir a mandar la gente de Canadá. Ellos dicen que la compañía es responsable, que vienen a ayudarnos, que hay desarrollo en el municipio del Estor. Pero es totalmente mentira, es totalmente falso. Aquí no hay trabajo.”

Jesusa Juárez Ixtecoc, de 65 años, orgullosamente nos muestra un afiche enmarcado en el que ella aparece resistiendo la destrucción de su casa durante el desalojo del 8 de enero de 2007. Juárez Ixtecoc señala al afiche y nos relata: “Aquí estoy yo. Aguanté todo eso.

Ahí está la foto: yo diciendo que no desarmaran la casa. Regresamos a las 3 de la mañana esa misma noche. Yo fui la primera en entrar. [Para la compañía] yo soy como una garrapata atrás de la vaca. ¡Allí estoy! Yo quiero que nos ayude la compañía. ¿Que está haciendo, que está pensando la compañía?”

El afiche, que sirve como decoración principal de su pequeña vivienda de palo, fue producido por la Coordinadora Nacional Indígena y Campesina (CONIC) y utiliza una fotografía de MiMundo.org.

Kim Tiul nos comenta: “La compañía ha causado muchos problemas además de los desalojos. Como dicen ellos que yo soy la actriz, que la gente me esta pagando para hacer esto. Pero no. La necesidad nos obligó a estar aquí, en esta tierra.

¡Y esta tierra es nuestra! ¡No es de la compañía!… Además la compañía me está amenazando.

A mi me quiere matar la compañía. ¿Por que? Eso es lo que yo quiero preguntar al presidente de Canadá. ¡Que investigue! Porque yo estoy peleando por un pedazo de terreno para donde vivir con mis hijos.”

“Queremos que allá en Canadá nos ayuden, pues. Que digan que el terreno es de nosotros. Porque de aquí no vamos a salir de ninguna forma.

Solamente que me mate la compañía, ahí sí que me van a hacer salir. Pero quedan mis hijos. Y ellos se van a quedar en este terreno.”

Después de los desalojos del 2007 y consecuentes hostigamientos que continuaron ese año, el 2008 transcurrió con relativa tranquilidad. Durante este último año, la CGN puso en venta la Finca Esmeralda y otros terrenos disputados.

Pero líderes comunitarios nos informan a principios del 2009 que los precios son exagerados y se pide casi el doble de lo que la tierra está cotizada en la región. Indudablemente esto se analiza como estrategia para apaciguar a los habitantes de la región y seguir prorrogando indefinidamente las negociaciones.

“Necesitamos un lugar donde pasar el día, la noche, con nuestros hijos. Ya que hoy en día pues, no tenemos recursos económicos para poder obtener un pedazo de terreno.

El único trabajo que tenemos es la pesca, la pizca de maíz, siembra de frijoles, cosechas, cultivos. Por eso nosotros estamos en este lugar. No por una riqueza, si no por que hay pobreza.”

“Nos tratan como animales. Ojala que se pongan la mano en la conciencia y que se den cuenta. ¡Que nos vengan a visitar! Aquí necesitamos agua potable, drenajes, pavimentación – ¡Desarrollo para nuestro pueblo de El Estor! Que trabajen minería, pero no desalojo.

Por esa razón, cuando hicieron este desalojo nosotros no nos echamos para atrás. Si no que volvimos esa misma noche, ya que el pueblo de El Estor está unido. Por eso nuestro barrio se llama así, La Unión. Y unidos vamos a seguir hasta lograr nuestro objetivo: la tierra.”

Fuente: MiMundo.org



Comentarios ¿Qué opinas? ¡Deja un comentario!



ATENCIÓN:
¿Tienes información adicional para ampliar esta nota? Cualquier corrección, anotación, aporte o comentario al respecto de esta página o del sitio son bien recibidos.

DENUNCIAS:
¿Has sido testigo de una noticia que quieras compartir? ¿Quieres hacer una denuncia?

¡COMUNÍCATE CON NOSOTROS!
Para comunicarte con nosotros por correo electrónico o WhatsApp y enviarnos tus historias, reportes, fotos y videos haz CLICK AQUÍ

linea azul

Comentarios

Nota: Los comentarios publicados en esta sección son responsabilidad de sus autores. Eres libre de expresar tu opinión de manera educada. Si deseas que tu mensaje aparezca, no insultes ni utilices lenguage soez, de lo contrario será filtrado por los moderadores. Nos reservamos el derecho de eliminar sin previo aviso cualquier mensaje que consideremos inapropiado.


DISCULPA, LOS COMENTARIOS ESTÁN DESACTIVADOS TEMPORALMENTE


Aviso: Somos un medio de comunicación digital amplio, laico, apartidario y abierto a todas las opiniones y criterios. Consideramos inalienables los derechos a opinar y ser informado, y estimamos indispensable el debate y el disenso en todos los temas y asuntos.

Nuestros contenidos son para propósitos informativos únicamente. Muchos de los artículos publicados en nuestro sitio son basados en opiniones y deben ser tomados como tales. No somos responsables por las decisiones que los usuarios tomen basados en el contenido de Deguate.com.

Los textos publicados en Deguate.com son responsabilidad de sus autores y autoras y no reflejan necesariamente el punto de vista de este medio.

Todas las imágenes que aparecen en el sitio tienen derechos de autor de sus respectivos propietarios y Deguate.com no reclama ningún crédito por ellas a menos que se indique lo contrario. Si posee los derechos de cualquiera de las imágenes y no desea que aparezcan en el sitio, comuníquese con nosotros y se eliminarán de inmediato.