Crecen los casos de dolor de cabeza en niños y adolescentes

Preocupa el aumento de casos de cefaleas entre los más pequeños, ya que se detectó una correspondencia con otros malestares en la adultez. Cuáles son los síntomas y cómo trabajar en la prevención junto a los médicos.

Fecha de publicación: 28 Sep, 2012 - 12:53:22
Última actualización: 28 Sep, 2012 - 12:57:47



Comentarios Comentarios de esta nota

Crecen los casos de dolor de cabeza en niños y adolescentes

Preocupa el aumento de casos de cefaleas entre los más pequeños, ya que se detectó una correspondencia con otros malestares en la adultez. Cuáles son los síntomas y cómo trabajar en la prevención junto a los médicos.


Preocupa el aumento de casos de cefaleas entre los más pequeños, ya que se detectó una correspondencia con otros malestares en la adultez. Cuáles son los síntomas y cómo trabajar en la prevención junto a los médicos.

Dado que es un síntoma que acompaña a un gran número de patologías, las cefaleas en la infancia tienen son muy frecuentes. Desde aquellas que se presentan junto a un proceso infeccioso simple de vías respiratorias hasta aquellas consideradas graves -como las que acompañan a un tumor cerebral-. En un punto intermedio, se encuentran las cefaleas primarias. La migraña y la cefalea tipo tensión son las más frecuentes en los niños.

Aunque las cefaleas primarias tienen un importante impacto en la vida del niño y de su familia, permanecen aún sub-diagnosticadas y sub-tratadas. Un estudio realizado por los doctores Lewis y Ashwal sobre 27 mil casos reveló que entre el 37 y el 51% de los niños de 7 años presentó episodios de cefalea. A los 15 años, ese porcentaje había aumentado al rango de 57 y 82%.

Cuáles son los síntomas

En los menores de 6 años suelen predominar los síntomas gastrointestinales. También cuadros de intensos vómitos que, en ocasiones, pueden llevar al niño a un estado de deshidratación. También pueden producirse episodios de importante dolor abdominal y llanto o vértigos paroxísticos, acompañados de vómitos y miedo. Todos estos síntomas exigen, en primer lugar, descartar otras patologías. Y, luego de esto, evaluar si el pequeño sufre migraña.

Entre los 6 años y el inicio de la pubertad suele ser difícil hacer un diagnóstico diferencial entre migraña y cefalea tipo tensión, ya que las características son muy similares a esta edad. El dolor de cabeza es frecuentemente bilateral y de carácter opresivo. En general, es acompañado por fotofobia y sonofobia (molestia a la luz y el sonido) y vómitos (comúnmente, durante menos de una hora). Si la intensidad es severa, podría ser una migraña; pero si es leve o moderada podríamos estar frente a una cefalea tipo tensión. Otro elemento a tener en cuenta son los antecedentes familiares de migraña y el aumento del dolor con los movimientos.

A partir de la pubertad, las características clínicas son cada vez  más semejantes a los cuadros que presentan los adultos: dolor de un solo lado de la cabeza, pulsátil (que late), severo, con duración mayor a dos horas, sono y fotofobia, aumento de la intensidad del dolor con los movimientos y náuseas y/o vómitos.

Los factores desencadenantes más frecuentes del dolor de cabeza en niños son los malos o inadecuados hábitos de sueño y de alimentación y también el stress. Éste puede ser generado por exigencias académicas, dificultades familiares, desorganización de las actividades o por la práctica de deportes altamente competitivos.

Cómo tratarlos

Cuando los episodios de dolor de cabeza son ocasionales, se indicarán medidas generales, como facilitar el reposo en un ambiente silencioso, oscuro y con temperatura adecuada, ya que los episodios de cefaleas en general son breves y, si el niño consigue dormirse, al despertar estará sin dolor.

Si los episodios de dolor son frecuentes (una o dos veces por semana) o, aunque no sean muy frecuentes, cada episodio es muy prolongado o agudo, se indicará tratamiento de prevención con diversos grupos de fármacos.

En este sentido, es importante recordar que los padres no deben administrar analgésicos a sus hijos sin mediar una indicación del especialista, ya que la automedicación suele deriva en abuso de fármacos, lo que también exacerba las cefaleas.

También debe considerarse un tratamiento bio-conductual y/o intervención psicológica. Esto resulta necesario para normalizar el estilo de vida del paciente y establecer metas saludables. Por ejemplo, es aconsejable que el niño realice actividad física de manera permanente, con moderación y con un espíritu recreativo y no-competitivo.

Hoy en día, todos los tipos de cefaleas son tratados en forma integral. El correcto diagnóstico y un temprano tratamiento evitarán la progresión de los síntomas y las consecuencias de la migraña en la adultez.

Para ello, el paso previo a la realización de cualquier esquema terapéutico es identificar el o los factores desencadenantes y, de esta manera, trabajar en la prevención ante los primeros síntomas.

Publicado por: Gladis Natareno

Fuente: http://www.entremujeres.com

Páginas Relacionadas:

- Medicina y Salud en Guatemala



Comentarios ¿Qué opinas? ¡Deja un comentario!



ATENCIÓN:
¿Tienes información adicional para ampliar esta nota? Cualquier corrección, anotación, aporte o comentario al respecto de esta página o del sitio son bien recibidos.

DENUNCIAS:
¿Has sido testigo de una noticia que quieras compartir? ¿Quieres hacer una denuncia?

¡COMUNÍCATE CON NOSOTROS!
Para comunicarte con nosotros por correo electrónico o WhatsApp y enviarnos tus historias, reportes, fotos y videos haz CLICK AQUÍ

linea azul

Comentarios

Nota: Los comentarios publicados en esta sección son responsabilidad de sus autores. Eres libre de expresar tu opinión de manera educada. Si deseas que tu mensaje aparezca, no insultes ni utilices lenguage soez, de lo contrario será filtrado por los moderadores. Nos reservamos el derecho de eliminar sin previo aviso cualquier mensaje que consideremos inapropiado.


DISCULPA, LOS COMENTARIOS ESTÁN DESACTIVADOS TEMPORALMENTE


Aviso: Somos un medio de comunicación digital amplio, laico, apartidario y abierto a todas las opiniones y criterios. Consideramos inalienables los derechos a opinar y ser informado, y estimamos indispensable el debate y el disenso en todos los temas y asuntos.

Nuestros contenidos son para propósitos informativos únicamente. Muchos de los artículos publicados en nuestro sitio son basados en opiniones y deben ser tomados como tales. No somos responsables por las decisiones que los usuarios tomen basados en el contenido de Deguate.com.

Los textos publicados en Deguate.com son responsabilidad de sus autores y autoras y no reflejan necesariamente el punto de vista de este medio.

Todas las imágenes que aparecen en el sitio tienen derechos de autor de sus respectivos propietarios y Deguate.com no reclama ningún crédito por ellas a menos que se indique lo contrario. Si posee los derechos de cualquiera de las imágenes y no desea que aparezcan en el sitio, comuníquese con nosotros y se eliminarán de inmediato.