Donando Amor

Que alegría inmensa se siente cuando se da algo a alguien, sea una ayuda material o espiritual, o tal vez cariño, afecto, consejo, apoyo, guía o simplemente el estar presente en la adversidad. Y cuando dar duele, porque significa alguna clase de sacrificio personal, la alegría es más grande aún, es un consuelo para el alma.

Fecha de publicación: 27 Feb, 2021 - 13:02:36
Última actualización: 09 Mar, 2021 - 14:39:23


Donando Amor

Por:  Elsa Robles

Si quieres ser grande, ser grande en la vida, aprende a dar. El amor no tiene nada que ver con lo que esperas conseguir, sólo con lo que esperas dar, que es todo. La importancia está en dar, bendecir a los demás. Nunca se puede dejar de hacer hincapié en que siempre hay una inmensa alegría en dar.


Sucedió en el circo

El relato que veremos a continuación nos narra lo que ocurrió en 1921, hace un siglo. Es un acto ejemplar que nos muestra como dar amor, el cual fue  realizado por don Thomas Norval y que nos dejó escrito su hija Katharine:

Una vez cuando era adolescente, mi padre y yo estábamos haciendo fila para comprar entradas para el circo.

Finalmente, solo había otra familia entre nosotros y el mostrador de entradas. Esta familia me causó una gran impresión. Había ocho niños, todos probablemente menores de 12 años. De la forma en que estaban vestidos, se podía decir que no tenían mucho dinero, pero su ropa era limpia, muy limpia. Los niños eran bien educados, todos ellos parados en la cola, de dos en dos, detrás de sus padres, tomados de las manos. Estaban muy emocionados por los payasos, los animales y todos los actos que verían esa noche.

Por su emoción, podías percibir que nunca habían estado en el circo antes. Sería seguramente un punto culminante en sus vidas. El padre y la madre estaban a la cabeza, de pie, orgullosos como podría ser. La madre estaba sosteniendo la mano de su marido, mirándolo como si dijera: "Eres mi caballero en armadura brillante”. Él estaba sonriendo y disfrutando, viendo a su familia, feliz.

pinterest.com/pin/39969515429820917/


La boletera le preguntó al hombre cuántos boletos quería. Él respondió con orgullo: ′′Me gustaría comprar ocho entradas para niños y dos entradas para adultos, para poder llevar a mi familia al circo." La señora de la taquilla declaró el precio total de las entradas.  La esposa del hombre soltó su mano, se le cayó la cabeza. El labio del hombre comenzó a temblar. Entonces se inclinó un poco más cerca de la taquilla y preguntó: “¿Cuánto dijiste?". La boletera volvió a declarar el precio. El hombre no tenía suficiente dinero. ¿Cómo iba a decepcionar y decirles a sus ocho hijos que no tenía lo necesario para llevarlos al circo?

Viendo lo que estaba pasando, mi papá metió su mano en su bolsillo, sacó un billete y luego lo dejó caer en el suelo (¡no éramos ricos en ningún sentido de la palabra!). Mi padre se inclinó, recogió el billete, tocó al hombre en el hombro y dijo: ′′Disculpe, señor, esto cayó de su bolsillo."   El hombre entendió lo que estaba pasando. No estaba pidiendo limosna, pero sin duda agradeció la ayuda en una situación tan desesperada, desgarradora y vergonzosa. Miró directamente a los ojos de mi papá, tomó la mano de mi padre, apretó fuertemente el billete, y con el labio temblando y una lágrima cayendo por su mejilla, respondió: ′′Gracias, muchas gracias, señor. Esto realmente significa mucho para mí y mi familia."

Mi padre y yo volvimos a nuestro coche y lo condujo a casa. El billete que regaló mi papá era con el que íbamos a comprar nuestros propios boletos.  Aunque no pudimos ver el circo esa noche, ambos sentimos una inmensa alegría dentro de nosotros que fue mucho mayor que ver el circo.   Ese día aprendí el verdadero valor de dar. El dador es más grande que el receptor. Si quieres ser grande, ser grande en la vida, aprende a dar. El amor no tiene nada que ver con lo que esperas conseguir, sólo con lo que esperas dar, que es todo. La importancia está en dar, bendecir a los demás. Nunca se puede dejar de hacer hincapié en que siempre hay una inmensa alegría en dar.

Aprende a hacer feliz a alguien con actos de dar.



Ayudar y servir son dos expresiones concretas de un amor que se brinda generosamente a los demás. De este olvido de ti mismo, surgirá como por magia, tu propia felicidad y alegría, tu auténtica realización. Mira, pues, a tu alrededor: cuántos hoy necesitan de tu palabra, de tu sonrisa, de tu abrazo o simplemente de tu compañía. ¡Procede ahora mismo, ya!


http://www.educapanama.edu.pa/?q=articulos-educativos/bondades-de-la-humanidad-dar-sin-esperar-nada-cambio

Un periódico de Tokio, ha publicado la noticia de un donante anónimo que ha regalado 10 millones de yenes a la Cruz Roja para refugiados de Camboya en Tailandia. La donante ha explicado el motivo de su decisión con estas palabras: “Hoy, al ver en la televisión la noticia en vivo de la situación de hambre y desnutrición de tantos niños, un primer plano mostraba a un niño famélico alargando la mano y pidiendo comida. Mi nietecito se ha quitado el "omochi" (pastel de arroz) de la boca y se ha ido a la pantalla de la televisión para dárselo al niño hambriento. Él no habla porque es muy pequeño, yo hago este donativo con su corazón”.

“Hay personas pobres que distribuyen sonrisas. Existen personas que sufren pero nos comunican alegría. Por allí van personas incomprendidas que saben comprendernos. Yo conozco personas que fueron ofendidas y supieron perdonar. Yo conozco todas esas personas… y su secreto es amar”. Amigo/a, pasa por el mundo desparramando gotitas de amor.

https://www.diosesbueno.com/porque-dios-es-bueno/


Todos deseamos ser amados. Una característica común de los seres humanos es la necesidad de ser importantes en la vida de alguien más. "Al menos una persona me necesita", decimos cuando nos sentimos menos aptos para aceptar las exigencias de la vida. Cuán parecidos somos. La paradoja es que nuestra propia necesidad de amor se reduce cuando amamos a los demás. Ofrece tu amor y éste regresará a ti. Esta es una promesa en la que podemos confiar.

Generalmente, la realidad acerca del amor y su ruta del emisor al receptor y viceversa se encuentra lejos de nuestras mentes. Con mayor frecuencia nos desesperamos y nos obsesionamos por la falta de pruebas de amor en nuestra vida. ¿Por qué él no sonríe? ¿Por qué no le importo a ella? ¿Ha ocupado mi lugar alguien más interesante? El hecho de ofrecer nuestro amor en lugar de buscarlo, influirá en todas nuestras experiencias. La vida será más apacible y las recompensas serán muchas y de gran alcance.

http://ubdavid.org/espanol/amor/amor4.html

Amar a los demás me garantiza el amor que deseo. Pero no puedo esperar nada si no doy yo primero.

Fuente:  Catolicidad, P. Natalio / Pequeñas Semillitas

Comentarios ¿Qué opinas? ¡Deja un comentario!



ATENCIÓN:
¿Tienes información adicional para ampliar esta nota? Cualquier corrección, anotación, aporte o comentario al respecto de esta página o del sitio son bien recibidos.

DENUNCIAS:
¿Has sido testigo de una noticia que quieras compartir? ¿Quieres hacer una denuncia?

¡COMUNÍCATE CON NOSOTROS!
Para comunicarte con nosotros por correo electrónico o WhatsApp y enviarnos tus historias, reportes, fotos y videos haz CLICK AQUÍ

linea azul

Comentarios

Nota: Los comentarios publicados en esta sección son responsabilidad de sus autores. Eres libre de expresar tu opinión de manera educada. Si deseas que tu mensaje aparezca, no insultes ni utilices lenguage soez, de lo contrario será filtrado por los moderadores. Nos reservamos el derecho de eliminar sin previo aviso cualquier mensaje que consideremos inapropiado.


DISCULPA, LOS COMENTARIOS ESTÁN DESACTIVADOS TEMPORALMENTE


Aviso: Somos un medio de comunicación digital amplio, laico, apartidario y abierto a todas las opiniones y criterios. Consideramos inalienables los derechos a opinar y ser informado, y estimamos indispensable el debate y el disenso en todos los temas y asuntos.

Nuestros contenidos son para propósitos informativos únicamente. Muchos de los artículos publicados en nuestro sitio son basados en opiniones y deben ser tomados como tales. No somos responsables por las decisiones que los usuarios tomen basados en el contenido de Deguate.com.

Los textos publicados en Deguate.com son responsabilidad de sus autores y autoras y no reflejan necesariamente el punto de vista de este medio.

Todas las imágenes que aparecen en el sitio tienen derechos de autor de sus respectivos propietarios y Deguate.com no reclama ningún crédito por ellas a menos que se indique lo contrario. Si posee los derechos de cualquiera de las imágenes y no desea que aparezcan en el sitio, comuníquese con nosotros y se eliminarán de inmediato.