Islam es la sumisión a la obra de Al-Lah

Ultima actualización: 14 Ene, 2011 - 14:34:55
“En enero de 1854, un veterano jefe indio de la tribu Suquamish puso su enorme mano sobre la cabeza de Isaac Stevens –enviado especial del presidente norteamericano Franklin Pierce- para contestarle a la propuesta...



Islam es la sumisión a la obra de Al-Lah

“En enero de 1854, un veterano jefe indio de la tribu Suquamish puso su enorme mano sobre la cabeza de Isaac Stevens –enviado especial del presidente norteamericano Franklin Pierce- para contestarle a la propuesta...


Ni el frescor del aire, ni el brillo de las aguas nuestras son nuestros. ¿Cómo podrían ser comprados?

“En enero de 1854, un veterano jefe indio de la tribu Suquamish puso su enorme mano sobre la cabeza de Isaac Stevens –enviado especial del presidente norteamericano Franklin Pierce- para contestarle a la propuesta de compra, efectuada por Estados Unidos sobre su tierra ancestral. Aquel acto, pleno de pesimista resignación ante lo inevitable, pasaría a la Historia como el primer discurso en defensa de la ecología…” (Continúan estos datos históricos en Google.)

Transcribo completo este discurso:

El gran jefe de Washington ha mandado hacernos saber que quiere comprarnos las tierras junto con palabras de buena voluntad. Mucho agradecemos este detalle porque sabemos muy bien la poca falta que le hace nuestra amistad. Queremos considerar su ofrecimiento porque sabemos que si no lo hiciéramos pueden venir los rostros pálidos a arrebatarnos las tierras con sus armas de fuego.

Pero, ¿cómo podéis comprar o vender el cielo o el calor de la tierra? Nos resulta extraña esa idea. Ni el frescor del aire, ni el brillo de las aguas nuestras son nuestros. ¿Cómo podrían ser comprados?

Tenéis que saber que cada trozo de esta tierra es sagrado para mi pueblo. La hoja verde, la playa arenosa, la niebla en el bosque, el amanecer entre los árboles, los pardos insectos…son sagradas experiencias y memorias de mi pueblo.

Los muertos del hombre blanco olvidan su tierra cuando comienzan su viaje a través de las estrellas. Pero, nuestros muertos nunca se alejan de la tierra que es su madre. Somos una parte de ella y la flor perfuma, el ciervo, el caballo y el águila majestuosa son nuestros hermanos. Las escarpadas peñas, los húmedos prados, el calor del cuerpo del caballo y el hombre pertenecemos todos a la misma familia.

Por eso, cuando el gran jefe de Washington nos dice que quiere comprar nuestras tierras, asegura también que nos reservará un lugar en el que podamos vivir confortablemente. Él se convertirá en nuestro padre y nosotros en sus hijos. Por eso consideramos su oferta de comprar nuestras tierras. Sin embargo no es fácil, porque esta tierra es sagrada para nosotros. Es demasiado lo que pide.

El agua cristalina que corre por ríos y arroyos no es sólo agua, también representa la sangre de nuestros antepasados. También los ríos son nuestros hermanos, porque nos liberan de la sed, arrastran nuestras canoas y nos procuran los peces. El murmullo del agua es la voz del padre de mi padre.

Sabemos bien que el hombre blanco no comprende nuestra manera de ser. Le da igual un trozo de tierra u otro. Porque es como un extraño que llega de noche a sacar de la tierra cuanto necesita. No la ve como hermana, sino como enemiga. Cuando ya la ha hecho suya la desprecia y sigue camino adelante, sin importarle dejar atrás la tumba de sus padres. Les secuestra la tierra a sus hijos. Pero tampoco les importa. Tanto la tierra de sus padres como el patrimonio de sus hijos es olvidado. Trata a su madre, la tierra, y a su hermano el firmamento como objetos que se compran, se explotan y se venden como ovejas o cuentas de colores. Su apetito devora la tierra dejando atrás sólo un desierto.
… … … … … …
El hombre no tejió la trama de la vida, él es sólo un hilo. Lo que hace con la trama se lo hace a si mismo. Ni siquiera el hombre blanco, cuyo Dios pasea y habla con él de amigo a amigo, queda exento del destino común. También los blancos se extinguirán. Y quizá antes que las demás tribus. El hombre no ha tejido la red de la vida, es sólo uno de sus hilos y están tentando a la desgracia si osa romper esa red. Todas las cosas están ligadas como la sangre de una misma familia.

Pero ustedes caminarán hacia su destrucción rodeados de gloria, inspirados por la fuerza del Dios, que les trajo a esta tierra y que por algún designio especial les dio dominio sobre ella y sobre el piel roja. Ese designio es un misterio para nosotros, pues no entendemos por qué se exterminan los búfalos, se doman los caballos salvajes, se saturan los rincones secretos de los bosques con el aliento de tantos hombres y se atiborra el paisaje de las exuberantes colinas con cables parlantes.

¿Dónde está el bosque tupido? Desapareció. ¿Dónde está el águila? Desapareció… Así es como se acaba la vida y comenzaremos sólo a sobrevivir.

Este texto es un conmovedor testimonio del mensaje islámico de la Unicidad de lo existente, único dogma que admite el Islam: Todo es el Uno.

Carmen Pérez Callejón, Experta en Cultura, Religión y Civilización del Islam por la UNED

Fuente: webislam.com





Este artículo se publicó originalmente el 14 Ene, 2011 - 14:30:50

Comentarios ¿Qué opinas? ¡Deja un comentario!


¿Tienes información adicional para ampliar esta nota? ¿Has sido testigo de una noticia que quieras compartir? ¿Quieres hacer una denuncia? Comunícate con nosotros por correo electrónico o WhatsApp enviándonos tu historia, fotos y videos a:

Por favor incluye un número de contacto si estás dispuesto a hablar con un periodista de Deguate.com.



Loading...

linea azul

Comentarios

Nota: Los comentarios publicados en esta sección son responsabilidad de sus autores y autoras. Nos reservamos el derecho de eliminar cualquier mensaje que consideremos inapropiado sin previo aviso.
Aviso: Somos un medio de comunicación digital amplio, laico, apartidario y abierto a todas las opiniones y criterios. Consideramos inalienables los derechos a opinar y ser informado, y estimamos indispensable el debate y el disenso en todos los temas y asuntos.

Nuestros contenidos son para propósitos informativos únicamente. Muchos de los artículos publicados en nuestro sitio son basados en opiniones y deben ser tomados como tales. No somos responsables por las decisiones que los usuarios tomen basados en el contenido de Deguate.com.

Los textos publicados en Deguate.com son responsabilidad de sus autores y autoras y no reflejan necesariamente el punto de vista de este medio.

 
liston tipico guatemala

© DEGUATE.COM, S.A. Guatemala. Todos los derechos reservados. Política de Privacidad | Política de Cookies