San José Cafasso

San José Cafasso Sacerdote del Siglo XIX, que se dedicó a la formación espiritual y científica de clérigos, y a reconciliar con Dios a los presos de la cárcel y a los condenados a muerte.

Fecha de publicación: 21 May, 2013 - 12:55:11
Última actualización: 25 May, 2013 - 23:16:38



Comentarios Comentarios de esta nota

San José Cafasso

San José Cafasso Sacerdote del Siglo XIX, que se dedicó a la formación espiritual y científica de clérigos, y a reconciliar con Dios a los presos de la cárcel y a los condenados a muerte.


San José Cafasso Sacerdote del Siglo XIX, que se dedicó a la formación espiritual y científica de clérigos, y a reconciliar con Dios a los presos de la cárcel y a los condenados a muerte.
https://www.deguate.com/artman/uploads/26/caffaso1.gif
San José Cafasso nació en Castelnuovo d'Asti, en el mismo pueblo donde nació San Juan Bosco, en el actual Italia, el 15 de enero del año 1811, en el seno de una familia piadosa.  Desde niño sobresalió por su gran inclinación a la piedad y a repartir ayudas a los pobres, habiendo cristalizado su deseo de consagrarse a Dios cuando apenas tenía 16 años, en los principios del verano de 1827, comenzando a vestir el traje talar, haciendo los estudios filosóficos y teológicos preparatorios al sacerdocio que se le confirió el 21 de septiembre de 1833.

José, que tenía un altísimo concepto de los deberes sacerdotales y se consideraba aun poco preparado, ingresó en el Convictorio Eclesiástico que, justo con esos fines, había sido fundado por el ejemplar sacerdote Don Guala en Turín.   Allí descubrió José que su vocación estaba en la transmisión al pueblo de Dios y aún al clero, de la verdadera moral de la Iglesia, tan perturbada entonces por influencia del jansenismo. Recibida su licencia de confesar, se convirtió muy pronto en diestro director de almas, y pasaba largas horas en el confesionario a donde acudían no solamente seglares, sino también numerosos sacerdotes.

Le fue confiada la cátedra de moral del propio Convictorio y a la muerte de Don Guala, José fue puesto al frente del mismo y fue su alma hasta el fin de sus días, la formación del clero siendo su carisma distintivo. Del Convictorio salían párrocos celosos, directores de almas preparados y animadores entusiastas de las comunidades cristianas. Desarrolló también una amplia labor de predicación así como una gran actividad caritativa, llevando personalmente una vida muy austera. Predicaba con gran fuego y eficacia tandas de ejercicios espirituales, y el arzobispo de Turín le confió la dirección de la Casa Diocesana de Ejercicios.

José celebraba la misa con mucha devoción y su amor a la Eucaristía era contagioso. Al lado de la devoción eucarística cultivaba con fervor la devoción mariana, y la inculcaba a sus sacerdotes.

Un día en un sermón exclamó: "qué bello morir un día sábado, día de la Virgen, para ser llevados por Ella al cielo". Y así le sucedió: murió santamente el sábado 23 de junio de 1860, a la edad de sólo 49 años.
Su oración fúnebre la hizo su discípulo preferido: San Juan Bosco; habiendo sido canonizado por el Papa Pío XII el 22 de junio de 1947.

A pesar de no haber durado su existencia cincuenta años, llenó de fruto espiritual y de testimonio cristiano su paso por el siglo XIX y dejó estela de singular santidad rompedora de moldes acuñados y ejemplar para el resto del tiempo.

Encontró a Dios y le sirvió en el cumplimiento ordinario del ministerio sacerdotal, viviendo fielmente a diario -y esto es lo heroico- su entrega.

Pero, además, se le llamó «el padre de la horca» y el «consejero de los inciertos». La primera paráfrasis calificativa recuerda a los sesenta y ocho condenados a la pena capital que asistió en el último tramo de su vida sin que ninguno se resistiera a la Gracia, por más que -llanamente- algunos fueran verdaderos monstruos de maldad. La segunda hace referencia a las incontables horas de confesonario donde impartía el perdón de Dios y aconsejaba a importantes y sencillos que decidían guardar cola para encontrar consuelo y orientación cristiana.

Antes de morir escribió esta estrofa: "No será muerte sino un dulce sueño para ti, alma mía, si al morir te asiste Jesús, y te recibe la Virgen María". Y seguramente así le sucedió en realidad.

A San José Cafasso se le celebra el 23 de junio.

Publicado por:   Elsa Robles

Fuente:       Deguate.com
                  http://www.oremosjuntos.com/Santoral/Junio23.html
                  http://www.santopedia.com/santos/san-jose-cafasso
                  http://es.catholic.net/santoral/articulo.php?id=480

Enlaces relacionados:    Universidades en Guatemala



Comentarios ¿Qué opinas? ¡Deja un comentario!



ATENCIÓN:
¿Tienes información adicional para ampliar esta nota? Cualquier corrección, anotación, aporte o comentario al respecto de esta página o del sitio son bien recibidos.

DENUNCIAS:
¿Has sido testigo de una noticia que quieras compartir? ¿Quieres hacer una denuncia?

¡COMUNÍCATE CON NOSOTROS!
Para comunicarte con nosotros por correo electrónico o WhatsApp y enviarnos tus historias, reportes, fotos y videos haz CLICK AQUÍ

linea azul

Comentarios

Nota: Los comentarios publicados en esta sección son responsabilidad de sus autores. Eres libre de expresar tu opinión de manera educada. Si deseas que tu mensaje aparezca, no insultes ni utilices lenguage soez, de lo contrario será filtrado por los moderadores. Nos reservamos el derecho de eliminar sin previo aviso cualquier mensaje que consideremos inapropiado.


DISCULPA, LOS COMENTARIOS ESTÁN DESACTIVADOS TEMPORALMENTE


Aviso: Somos un medio de comunicación digital amplio, laico, apartidario y abierto a todas las opiniones y criterios. Consideramos inalienables los derechos a opinar y ser informado, y estimamos indispensable el debate y el disenso en todos los temas y asuntos.

Nuestros contenidos son para propósitos informativos únicamente. Muchos de los artículos publicados en nuestro sitio son basados en opiniones y deben ser tomados como tales. No somos responsables por las decisiones que los usuarios tomen basados en el contenido de Deguate.com.

Los textos publicados en Deguate.com son responsabilidad de sus autores y autoras y no reflejan necesariamente el punto de vista de este medio.

Todas las imágenes que aparecen en el sitio tienen derechos de autor de sus respectivos propietarios y Deguate.com no reclama ningún crédito por ellas a menos que se indique lo contrario. Si posee los derechos de cualquiera de las imágenes y no desea que aparezcan en el sitio, comuníquese con nosotros y se eliminarán de inmediato.