Manzanilla de la muerte

Este árbol nativo de América Central con una fruta de agradable aroma es conocido como el “árbol de la muerte”, debido a su altísima toxicidad para los humanos.

Por Mireya Rodriguez

Fecha de publicación: 06 Abr, 2021 - 21:41:14
Última actualización: 06 Abr, 2021 - 21:52:05


Características del árbol de la muerte

Escuintla, Guatemala. En este artículo conoceremos a la manzanilla de la muerte (Hippomane mancinella), un árbol de la familia de las Euforbiáceas nativo de Mesoamérica también conocido como “árbol de la muerte”, debido a la altísima toxicidad de su fruto de agradable aroma, que es mortal para los seres humanos.



Hippomane viene del griego “hippo” que significa caballo, y “mane” que significa manía o locura. El filósofo y botánico griego Teofrasto nombró así a una planta nativa de Grecia, ya que cuando los caballos la consumían se volvían “locos”. Posteriormente, el naturalista sueco Carl von Linneo designó a este árbol con el mismo nombre al publicar Species Plantarum en 1753.

Este árbol tóxico crece en las costas, y en Guatemala podía encontrarse en abundantes cantidades en Escuintla y Retalhuleu, aunque actualmente no es muy común. Crece desde Florida, EEUU, hasta Colombia. También puede encontrarse en algunas islas del Caribe y el oeste de África. En algunos lugares está marcado con cruces rojas o placas de advertencia en el tronco.

Manzanilla de la muerte

Puede crecer hasta 20 metros de alto si crece recto, pero debido a su distribución en las costas suele desplomarse durante su crecimiento, porque el suelo húmedo y arenoso no logra sostener su peso, por lo que casi siempre se encuentra con una forma casi rastrera y tortuosa.

Su tronco y las ramas son rojizo grisáceas, y están cubiertos con una corteza gruesa y quebrada.

Tiene una copa amplia y globosa, con brillantes hojas elípticas, simples, alternas, finamente aserradas o dentadas, de entre 5 y 10 cm de largo. Tiene pequeñas flores verde amarillentas y espinas.


Toxicidad

Cuidado: aunque su parte más venenosa son las raíces, todas las partes del árbol contienen poderosas toxinas. Su savia blanca contiene forbol y otros irritantes de la piel.

Algunas personas alérgicas se resienten con tan solo acercarse a esta planta, pues les produce hinchazón y picazón. También se han reportado casos de dermatitis por exposición al rocío de lluvia en las cercanías de estos árboles, con lesiones que afectan la cara, brazos, tronco e incluso el pene en hombres que han orinado frente al árbol.

Su polen también es altamente alergénico y puede ocasionar reacciones severas en personas sensibles.

El roce con sus hojas provoca inflamación de los tejidos, ampollas y erupciones en la epidermis, ya que contienen una neurotoxina que puede ser absorbida a través de la piel. El humo al quemar su madera puede causar ceguera temporal y problemas respiratorios.

Ingerir su fruta puede causar la muerte. La fruta se parece a una manzana: es redonda, con una tonalidad verde amarillenta y un rubor rosado, y despide un agradable aroma dulce. Su ingesta puede causar gastroenteritis con hemorragia, shock y una super infección bacteriana, así como el compromiso de las vías respiratorias por edema.

Croquis Manzanilla de la muerte

Se ha reportado que la fruta es “agradablemente dulce” al inicio, con una extraña sensación de pimienta que gradualmente progresa a una sensación de quemadura y rigidez de la garganta. Los síntomas continúan empeorando hasta que el paciente apenas puede tragar comida solida debido al terrible dolor.

Los indígenas caribeños envenenaban el agua de sus enemigos con las hojas. El árbol de la muerte se menciona en distintas crónicas de los conquistadores españoles que murieron debido a su toxicidad. El más famoso de ellos fue el explorador español Juan Ponce de León, quien durante una batalla contra indígenas de Florida fue herido con una flecha envenenada con savia, muriendo poco tiempo después.

Los indios arawak y los taínos usaban una cataplasma de arrurruz (Maranta arundinacea) como antídoto contra tales venenos.

Otra personalidad famosa fallecida a causa de esta planta fue la botánica Dorothy Hughes, esposa de uno de los fundadores de la Escuela Agrícola Panamericana (hoy Universidad Zamorano en Honduras), quien murió luego de haber comido su fruta.



Récord del árbol más peligroso del mundo

La especie tiene el récord Guiness de árbol más peligroso del mundo, descrito como:

«La savia es tan venenosa y ácida que el simple contacto con la piel humana provoca un brote de ampollas, y puede producir ceguera si toca los ojos de una persona. Incluso las gotas de lluvia, que tienen contacto con el árbol, pueden dañar a alguien. Además, un solo bocado de su pequeña fruta, que parece a una manzana, causa también ampollas, dolor severo y puede resultar fatal. Asimismo, si se quema uno de estos árboles mortales, el humo resultante puede causar ceguera si llega a los ojos de una persona».

Fuentes:

Twitter / @Julioqc

Twitter / @Arroyolvn

National Geographic: El árbol de la muerte es el más peligroso del mundo

Wikipedia: Manchineel

Guiness: Most dangerous tree


Comentarios ¿Qué opinas? ¡Deja un comentario!



ATENCIÓN:
¿Tienes información adicional para ampliar esta nota? Cualquier corrección, anotación, aporte o comentario al respecto de esta página o del sitio son bien recibidos.

DENUNCIAS:
¿Has sido testigo de una noticia que quieras compartir? ¿Quieres hacer una denuncia?

¡COMUNÍCATE CON NOSOTROS!
Para comunicarte con nosotros por correo electrónico o WhatsApp y enviarnos tus historias, reportes, fotos y videos haz CLICK AQUÍ

linea azul

Comentarios

Nota: Los comentarios publicados en esta sección son responsabilidad de sus autores. Eres libre de expresar tu opinión de manera educada. Si deseas que tu mensaje aparezca, no insultes ni utilices lenguage soez, de lo contrario será filtrado por los moderadores. Nos reservamos el derecho de eliminar sin previo aviso cualquier mensaje que consideremos inapropiado.


DISCULPA, LOS COMENTARIOS ESTÁN DESACTIVADOS TEMPORALMENTE


Aviso: Somos un medio de comunicación digital amplio, laico, apartidario y abierto a todas las opiniones y criterios. Consideramos inalienables los derechos a opinar y ser informado, y estimamos indispensable el debate y el disenso en todos los temas y asuntos.

Nuestros contenidos son para propósitos informativos únicamente. Muchos de los artículos publicados en nuestro sitio son basados en opiniones y deben ser tomados como tales. No somos responsables por las decisiones que los usuarios tomen basados en el contenido de Deguate.com.

Los textos publicados en Deguate.com son responsabilidad de sus autores y autoras y no reflejan necesariamente el punto de vista de este medio.

Todas las imágenes que aparecen en el sitio tienen derechos de autor de sus respectivos propietarios y Deguate.com no reclama ningún crédito por ellas a menos que se indique lo contrario. Si posee los derechos de cualquiera de las imágenes y no desea que aparezcan en el sitio, comuníquese con nosotros y se eliminarán de inmediato.